Más allá de la noticia de la muerte de Ríos Montt: ¿quiénes fueron cómplices del genocidio?

Por Rubén Luengas

El ex dictador José Efraín Ríos Montt, considerado como uno de los militares más sanguinarios de América Latina y quien dirigiera con mano de hierro los destinos de Guatemala entre el 23 de marzo de 1982 y el 8 de agosto de 1983, murió este domingo en la Ciudad de Guatemala, a los 91 años.

“Acabarlos hasta la semilla”, decían los jefes militares a sus soldados en Huehuetenango, Guatemala , para que mataran también a los niños: “Algunos son bebés. Les meten cuchillo y les sacan las tripas y como siguen gritando los estrellan contra piedras”

Sólo una cita del ensayo: “¿Cómo que no hubo genocidio?”, del sacerdote jesuita y antropólogo especializado en las masacres cometidas en Guatemala, Ricardo Falla. Sólo una pequeña astilla de bestialidad descomunal, impune, sí, pero imposible de esconder a estas alturas en el enjambre de complicidades y mentiras con el que sus protagonistas tratan de justificar lo injustificable.

En agosto de 2013 vino a Los Ángeles la psicóloga y defensora de los derechos humanos Marylena Bustamante Ortiz quien estuvo presente en el histórico juicio contra el general Ríos Montt en el que el militar fue declarado culpable de genocidio y delitos contra la humanidad, condena que más tarde fuera anulada por la Corte de Constitucionalidad de Guatemala.

Según dijo entonces Marylena Bustamante, entrevistada por Entre Noticias, los militares “Cortaban las cabezas de las indígenas y se ponían a jugar fútbol”.

En ese contexto, según información revelada por el ex oficial de inteligencia israelí Ari Ben-Menashe, en entrevista concedida al diario de investigación “Consortium News”, el genocidio guatemalteco de la década de 1980 no solo implica al presidente Ronald Reagan y sus asesores, sino también al gobierno israelí que secretamente suministró helicópteros, armas y computadoras que fueron utilizados para perseguir y exterminar a los indios ixiles y otros señalados como enemigos del Estado.

Esta noticia fue publicado tres meses después de que ese mismo medio difundiera el descubrimiento de documentos en la Biblioteca Presidencial Ronald Reagan en Simi Valley, California, con los que según el autor de la investigación, Robert Parry, “se demuestra la complicidad de la administración del ex presidente Reagan estando consciente de la carnicería que se estaba llevando a cabo en Guatemala”.

Ben-Menashe asegura igualmente que “las autoridades israelíes eran conscientes de las genocidas campañas militares en Guatemala en contra de los indígenas mayas-ixiles, y que él mismo informó a sus superiores sobre estos asesinatos masivos”.

El nieto del premio Nobel de Literatura guatemalteco, Miguel Ángel Asturias, Sandino Asturias del Centro de Estudios de Guatemala, asegura que tanto el régimen de Tel Aviv como el de Washington, “dieron su beneplácito a la masacre y a las políticas atroces de la época en Guatemala”. En el caso particular de Israel, declaró Asturias: “Tenía una relación de asesoría permanente en temas de inteligencia”.

El ex dictador guatemalteco Ríos Montt fue condenado el 10 de mayo a 80 años de prisión: 50 años por genocidio y 30 por crímenes de lesa humanidad; al ser considerado autor intelectual del asesinato de 1 771 indígenas mayas-ixiles a manos del Ejército, en el departamento de Quiché (norte), durante su Gobierno de facto entre 1982 y 1983.

No obstante, la sentencia, dictada por un tribunal de justicia guatemalteco contra Ríos Montt fue anulada por la Corte de Constitucionalidad (CC) de Guatemala, que ordenó la repetición del juicio.

La noticia de la muerte de Ríos Montt ha ocupado las primeras planas de los diarios más influyentes del mundo. Algunos destacando que ex dictador murió impune:
El ex dictador José Efraín Ríos Montt, uno de los militares más sanguinarios de América Latina y quien dirigiera con mano de hierro los destinos de Guatemala entre el 23 de marzo de 1982 y el 8 de agosto de 1983, ha muerto este domingo en la Ciudad de Guatemala, a los 91 años. El País

En las redes sociales han sido publicados mensajes antagónicos sobre lo que representa para Guatemala la figura de Ríos Montt.

Leer en inglés: Efraín Ríos Montt y la Escuela de las Américas

Miguel Ángel Asturias: “Los ojos de los enterrados se cerrarán juntos el día de la justicia o no se cerrarán”

Entre Noticias
Fuente: http://rubenluengas.com

Te gusto, quieres compartir