Bimbo, infinitamente antisindical

Giorgio Trucchi
La transnacional mexicana en abierta violación de leyes y tratados internacionales

No para la ofensiva antiobrera de Bimbo de Centroamérica SA en Guatemala. En menos de dos años no sólo ha despedido a más de 500 trabajadores culpables de haberse organizado sindicalmente o, simplemente, de simpatizar con el sindicato, sino que sigue negándose a cumplir las sentencias de los tribunales.

Ya no alcanzan las palabras para describir la indignación de tantos trabajadores y trabajadoras, que han sufrido en carne propia el desprecio de la transnacional panificadora mexicana hacia el derecho a la libertad sindical y la negociación colectiva.

Los últimos despidos, de los más de 500 realizados a partir de la conformación del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de Bimbo de Centro América S.A. (Sitrabimbo) hace menos de dos años, son del 15 de marzo.

“La semana pasada afiliamos a diez trabajadores. Unos días después la empresa despidió a tres de ellos por una supuesta ‘reducción de cuadros básicos’. Estamos preocupados por los demás”, dijo Jorge Ramos, secretario general del sindicato.

Bimbo desacata leyes y tratados El poder tras el poder

Después de la ola de despidos, el Sitrabimbo introdujo 8 demandas ante los tribunales del trabajo, que abarcan a decenas de trabajadores y trabajadoras ilegalmente cesados.

Las salas de apelaciones ya dieron la razón a los obreros y ordenaron su reinstalación inmediata. Lamentablemente, Bimbo de Centroamérica se ha negado a cumplir las órdenes judiciales.

“La actitud de la transnacional es descarada. A Bimbo no le importa lo que decida el sistema judicial guatemalteco, ni que tengamos leyes que protegen la libertad sindical. Lo que la transnacional está enviando es un mensaje claro y fuerte sobre quién de verdad manda en Guatemala”, advirtió el secretario general del Sitrabimbo.

El ojo del huracán Guatemala en el banquillo

Este nuevo ataque contra las trabajadoras y los trabajadores acontece mientras Guatemala está nuevamente en el banquillo de los acusados por ser uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el sindicalismo.

En 2012, el Movimiento Sindical y Popular Autónomo Guatemalteco* solicitó ante la OIT el establecimiento de una Comisión de Encuesta sobre Guatemala.

Además de señalar el incumplimiento del Convenio 87 sobre libertad sindical y protección del derecho de sindicalización, los solicitantes denunciaron el asesinato de 70 gremialistas en la última década.

La Red de Defensores de Derechos Laborales asegura que en los casos de amenazas, persecución, secuestro, tortura y asesinato de sindicalistas, el índice de impunidad se aproxima al 98 por ciento.

Los sectores textil (maquila) y agroexportador (monocultivos) es donde más se dan esos tipos de violaciones.

Tras la firma de un Memorándum de Entendimiento, donde se definieron las medidas para responder a esta crisis, el Consejo de Administración de la OIT ha venido aplazando durante seis años la decisión de establecer o no una Comisión de Encuesta.

La última vez fue el jueves 15, en el marco de la 332ª reunión de dicha instancia de Naciones Unidas en Ginebra, Suiza. La decisión fue postergada para junio.

Pese a que el Estado de Guatemala asegura haber estado cumpliendo con los acuerdos tripartitos, las organizaciones sindicales denuncian que en el país se siguen violentando los derechos laborales y sindicales, así como tolerando los altos índices de impunidad.

“Bimbo es el claro ejemplo de lo que sigue ocurriendo. Los empresarios y el gobierno tratan de maquillar la realidad, pero los avances son mínimos. Las trabajadoras y los trabajadores continúan sufriendo en carne propia toda clase de violación a sus derechos. Vamos a seguir denunciando todos estos atropellos”, concluyó Ramos.

—-

* Confederación de Unidad Sindical de Guatemala (CUSG), Central General de Trabajadores de Guatemala (CGTG), Unión Sindical de Trabajadores de Guatemala (UNSITRAGUA), Movimiento de Trabajadores Campesinos y Campesinas de San Marcos (MTC).

Texto completo en: https://www.lahaine.org/bimbo-infinitamente-antisindical

Te gusto, quieres compartir