Tecnología LiDAR y la arquelogía en Guatemala

Por Maria (Chiqui ) Ramirez –
ixlajuj@gmail.com

En el primer ciclo de conferencias aqueológicas del Instituto de Investigaciones Históricas, Antropológicas y Arqueológicas de la Escuela de Historia de la Universidad de San Carlos de Guatemala, abierta al público general, tuvimos la oportunidad de conocer aspectos de estas disciplinas normalmente reservadas para los académicos.

Del 21 al 23 de febrero, la Casa Flavio Herrera nos acogió para llevarnos de la mano por la magia de la investigación arqueológica del mundo Maya antiguo. Experiencia maravillosa que todos los amantes de nuestras raíces, chuchkajaw, ajq´ijab, comadronas y autoridades ancestrales entre otros, deberíamos conocer para fortalecer y aportar con nuestros conocimientos transmitidos oralmente a la interpretación de lo encontrado, especialmente sobre la filosofía de vida viva y presente en los pueblos de origen Maya y Xinca.

Mil gracias a los organizadores de este evento que esperamos se repita anualmente, con la asistencia de un público mas amplio.

Cronistas, viajeros y exploradores se interesaron por las riquezas culturales y misterios de la civilización Maya desde el siglo XVI. Y es a partir del siglo XX que se observa la presencia de instituciones extranjeras dando paso a investigaciones profesionales, colectivas en proyectos arqueológicos. Muchas de estas investigaciones financiadas por universidades en Estados Unidos, Europa, Asia, y sus estudios y conclusiones son normalmente publicados en ingles, por lo tanto dedifícil acceso para el ciudadano común, para los guatemaltecos racistas que deberían conocer su pasado. El conocimiento se queda en el extranjero, en museos, en colecciones privadas que motivan el saqueo arqueológico.

El domingo 13 de febrero 2018 National Geografic sorprendió a millones de guatemaltecos y otras latitudesmostrando como, a través de la tecnología LiDAR, han podido mapear debajo de la espesura de la selva petenera, en solamente un 10% del área del parque Nacional de Tikal, mas de 60 mil estructuras del mundo Maya, desconocido para todos.

Los arqueolog@s e historiador@s guatemaltec@s no fueron sorprendidos por esta información, ya que desde hace mucho, son conocedores de la extensión, trascendencia e importancia de la cultura Maya, no solo del pasado, sinotambién en el presente a través del trabajo de campo con poblaciones que actualmente luchan por el reconocimiento de sus tierras ancestrales, que guardan patrimonio cultural y que están siendo invadidos por deforestación de la ganadería y la producción de palma africana, caña de azúcar, hidroeléctricas y proyectos de explotación minera, proyectos de desarrollo urbano, por los saqueadores de tumbas. Supimos por ejemplo que en Tikal fue construido un hotel, justo sobre el único horno cerámico que se ha encontrado en el mundo Maya. ¿Y que se puede decir de Kaminal Juyú y otros lugares arqueológicos?

Pero eso no es todo, salta la duda sobre, ¿ Que pasará después de que la tecnología LiDAR mostró al mundo la riqueza que guarda en este caso, solo el 10% del área mapeada?

El miedo nos invade, ya que las declaraciones del ministro de cultura y deportes José Luis Chea Urruela a Acan-Efe el 20 de febrero de este año, argumentó que, “Le escribiré ésta semana a las 20 universidades más prestigiosas de Estados Unidos y Europa para que sean los guardianes, que les entreguemos algunos de los sitios descubiertos a manera de concesión, pero solo para que los investiguen y rescaten, siempre y cuando en los proyectos haya arqueólogos guatemaltecos y que los bienes y las piezas preciosas se queden con nosotros”

¿Que podemos esperar con la corrupción rampante que compra voluntades en este país?

¿Conoce el ministro Chea Urruela la trayectoria de la arqueología en Guatemala?

En un país en donde cualquier montículo puede ser una estructura pre colombina es totalmente ridiculo que en un ministerio esten juntos Cultura y Deportes. Como comité de escuelita de aldea, en donde tiene que estar juntos esos “comités” por falta de personal y porque ambos no tienen “mucha” importancia, solo es un requisito a llenar. No camina ni el deporte, ni la historia, menos la arqueología

Desde los años 40s la facultad de Humanidades de la USAC cuenta con cursos especializados en arqueología, creando en 1974 la Escuela de Historia y el área de arqueología en 1975. En 1982 la Universidad del Valle se suma a este esfuerzo y desde ese entonces ambas universidades trabajan pese a las dificultades económicas, por el desarrollo y crecimiento de la arqueología a nivel nacional, con los niveles de excelencia que demanda el siglo XXI.

Guatemala tiene arqueólogas y arqueólogos y académicos de otras disciplinas involucrados con la capacidad suficiente para encabezar proyectos de investigación arqueológica en Guatemala. No necesita el país acudir, ni otorgarconcesiones a universidades, ni arqueólogos extranjeros que conviertan El circuito Mirador-Nakbé por ejemplo, en lo que han convertido Chichen Itzá, Teotihuacan, con cadenas de hoteles y centros comerciales, en donde se venden souvenirs hechos en China.

Guatemala necesita un ministerio de Cultura y / o herencia cultural, que se ocupe de cosas específicas culturales, con personal especializado que comprenda las necesidades de la protección de nuestra riqueza ancestral, de las fuentes de trabajo en el área rural que se puedan generarse. Ministerio de cultura o Herencia cultural que garantice la protección del Estado de las riquezas arqueológicas; la capacitación técnica y profesional de guatemaltecos, que como en el caso de la Cooperativa Carmelita, del circuito Mirador-Nake tomen en sus manos los servicios de atención a turistas, con hoteles ecológicos, excavadores, recolectores, guías capacitados profesionalmente. Cabe señalar que el proyecto Carmelita El Mirador- Nakbé beneficia al 85% de los pobladores del lugar.

El arqueólogo Arthur Demarest establece la diferencia entre la arqueología mexicana y la que se está desarrollando en Guatemala, afirmando que aquí, se trata de entender el contexto del hallazgo incorporando a la población lugareña a los proyectos de excavación, recolección, análisis, estudio de los objetos encontrados. Mientras que en México cualquier objeto encontrado es limpiado y expuesto al público como las cabezas gigantes olmecas, en el museo La Venta, Tabasco que a todas luces fueron tratadas para que parezcan “nuevas”, por ejemplo.

Claro está que el proyecto de dejar en manos de guatemaltecos los centros turísticos arqueológicos está en debate, por las mismas instituciones, transnacionales que financían los proyectos como El Mirador-Nakbé, en donde esta ahora no se ve claro el futuro de las mismas. Ver conferencia de Arthur Demarest sobre el tema.

Hay que estar alertas a los posibles compromisos que ministros y funcionarios del gobierno de Guatemala, por mordidas, ignorancia, compadrazgo, interés que beneficien a narco-empresarios hagan en detrimento de nuestro acervo cultural. El afirmar que no hay capacidad académica para enfrentar los retos arqueológicos por profesionales preparados en el Instituto de Investigaciones Históricas, Antropológicas y Arqueológicas de la Escuela de Historia de la Universidad de San Carlos de Guatemala, es una aberración.

El potencial turístico- ecológico a desarrollar en Guatemala es enorme, no necesitamos seguir vendiendo el país a lascompañías extractoras de metales, ni hidroeléctricas, ni la producción de caña de azúcar, ni palma africana. Debemos informarnos sobre los avances de la arqueología guatemalteca, sus profesionales, sus logros, su empeño y dedicación en medio de falta de recursos impresionante. Debe el gobierno reconocer, apoyar e incrementar el papel que esta jugando el INTECAP en la preparación de personal para la atención turística como el futuro para miles de jóvenes.

Y porqué no, exigir a los diputados que legislen en favor de la protección de nuestras riquezas arqueológicas en donde si, que vengan, que estudien nuestra cultura, que inviertan pero respetando la capacidad y calidad del Instituto de Investigaciones Históricas, Antropológicas y Arqueológicas de la Escuela de Historia de la Universidad de San Carlos de Guatemala y la Universidad del Valle. No podemos seguir dando concesiones a cambio de jugosas mordidas.

www.albedrio.org

Te gusto, quieres compartir