Venezuela en concreto

Miguel Ángel Sandoval

“Modelo hondureño o guatemalteco para Venezuela. Hablemos en serio, no pajas.”

Hace algunos años, al participar para un puesto de elección popular, en entrevista con la cúpula del Cacif preguntaron si recibía plata de Chávez. Les respondí que infelizmente no. Lo cual era absolutamente cierto, pero si tenía interés en la manera que se iban abordando algunos temas que en nuestro país no se abordan para nada. Uno de ellos la construcción de vivienda SOCIAL por el gobierno. A la fecha hay unas 2 millones de casas y apartamentos entregados a la gente.

Por esos planes de gobierno es que hay apoyo al proyecto bolivariano. Mientras la oposición que grita desde medios de comunicación no alcanza a enraizarse pues le falta lo que tiene el chavismo: apoyo social. El mismo que se observó en las maniobras de defensa en donde militares y civiles dieron el sábado anterior una muestra de sus potencialidades. Con ello los sectores aliados a los EEUU que piensan en la invasión lo deben pensar cuatro veces: no habrá un paseo, ni mucho menos.

Al proceso electoral del 22 de abril, hay partidos que van a participar en el ejercicio de sus derechos políticos que son respetados. No hay más restricciones que las que la ley electoral establece para todo mundo. Y es un proceso que desde el punto de vista del conteo de votos, es considerado por mediomundo como seguro, de alta tecnología, mucho más seguro que el de EEUU o el nuestro, para decir algo, ni hablar del de Honduras, que con una caída del sistema resulta electo un dictadorzuelo.

La oposición se desgañita diciendo de fraude o lo que sea: son ellos que no quieren participar en las lecciones y optan por la calle, las barricadas y los intentos golpistas antes que el ejercicio de las urnas. Me parece que a esa oposición se les debe decir de la forma más categórica que hace falta participar en elecciones. No hay nada que sustituya esa práctica democrática. . Si ganan por votos, pues seguro tendrán la opción de gobernar Venezuela a su manera. Lo contrario es dejarse llevar por las posibilidades de una invasión militar de los EEUU y sus aliados o por la peregrina idea de botar al chavismo con manifestaciones raquíticas y barricadas prefabricadas en cualquier empresa.

En lo económico, el sabotaje, el acaparamiento y sobre todo el bloqueo financiero ya tienen un golpe mortal. Nada menos que la nueva moneda, el Petro, con respaldo de petróleo y oro, que apenas sale al mercado, las grandes economías mundiales lo compran y con ello el gobierno de Maduro se nutre de divisas para todas sus transacciones económicas que le permitan comprar insumos y alimentos o medicinas de donde sea, diciendo de paso, me vale vaina el bloqueo.

Las críticas al proceso de Venezuela tienen en su origen en una férrea oposición a las políticas sociales, a la defensa de la soberanía, a la opción por un modelo deferente en el continente. Nadie está obligado a seguir ejemplos como el guatemalteco, ¿o eso es lo que se pretende para Venezuela? En serio, ¿queremos que Guatemala se replique en Venezuela? ¿O si no Guatemala, Honduras? Ya es tiempo de decir las cosas por su nombre. ¿Queremos elecciones como las hondureñas? ¿Empresas que dejen 1% como en Guatemala mientras se llevan el 99% de los recursos naturales? ¿Ese tipo de democracia para Venezuela? Debatamos en serio, no pajas.

Te gusto, quieres compartir