El lado oscuro de la Comisión Postuladora para elegir Fiscal General

Por CMI-Guate

Instalada la Comisión Postuladora para elegir Fiscal General, el 22 de enero se eligió al decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Mariano Gálvez (UMG), Luis Antonio Ruano como secretario de la Comisión de Postulación y a Jary Méndez Maddaleno, decana de la Universidad del Istmo, como secretaria suplente. Casualidad o no, ambas universidades representan grandes intereses empresariales, políticos y religiosos ultra conservadores de grupos de poder que han predominado tras bambalinas en la administración de Jimmy Morales. Pero dos son los votos de esa Comisión que más atención atraen: los vinculados con el Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG).

Más allá de la Comisión Postuladora

En una entrevista al abogado Alfredo Balsells, publicada en Prensa Libre el 22 de enero, en relación con la importancia de la elección de las candidaturas a Fiscal General que la Comisión Postuladora deberá realizar próximamente, indicó que “Por eso es necesario hacer un llamado a la seriedad de las universidades y a las facultades de derecho que tienen a sus decanos en la comisión de postulación para fiscal general, serán las facultades de derecho las que puedan crear diferencia. La seriedad es fundamental, sobre todo que hay universidades que son manejadas por políticos…Hacer un llamado al Colegio de Abogados, ya sabemos que es un grito a la nada, la directiva de ese Colegio es parte de todo este engranaje.”

La influencia que ejercen corrientes religiosas predominantes como el Opus Dei y el neopentacostalismo y sus conexiones con el ultra conservadurismo político y bloques de poder son factores decisivos que influirán en el voto de los representantes de las instancias representadas en la Comisión Postuladora, sean estas universidades o el Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG).

En el caso del CANG, los dos votos que estarán representados por Luis Fernando Ruiz Ramírez, presidente del Colegio, y Julio Enrique Dougherty Liekens, presidente del Tribunal de Honor, son por demás estratégicos dentro de aquellos sectores que hoy son señalados de protagonistas y artífices del llamado Pacto de Corruptos.

Ambos representan bloques de poder diferentes, pero que en esencia a la hora de una votación podrían coincidir si no en un candidato en particular, sí parcial o totalmente en el bloque de los seis candidatos que deberán presentarle al mandatario de la República, Jimmy Morales, quien el 16 de abril deberá elegir de ese grupo a quien dirigirá el Ministerio Público a partir de mayo.
Los vínculos del Presidente del CANG

Siendo así, el lado más oscuro de los dos votos pertenecientes al CANG es el del presidente de la Junta Directiva del Colegio de Abogados. Ruiz Ramírez tiene estrechos nexos pro militares. Trabajó con el gobierno del Partido Patriota (PP) directamente con la Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Seguridad, la instancia de inteligencia estatal que dirigió el general Ricardo Bustamante durante ese gobierno y quien también fuera el impulsor del doctorado en Seguridad Estratégica en la USAC, creado en 2012, en el cual Ruiz Ramírez ha sido uno de los catedráticos.

Muy cercano al excandidato presidencial del PP en las elecciones generales de 2015, Mario David García, Ruiz Ramírez prácticamente se convirtió en un formador de cuadros dentro de ese esquema del doctorado de Seguridad Estratégica de la USAC. Uno de los alumnos de ese doctorado fue el actual presidente de la República, Jimmy Morales, cuya formación universitaria proviene de la UMG, universidad de la que provienen muchos funcionarios de su gobierno. Incluso, la actual canciller Sandra Joviel fue estudiante de Ruiz Ramírez en ese Doctorado.

Ruiz Ramírez también arrastra sus posiciones críticas hacia la actual Fiscalía General, y el actuar de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, lo cual se mostró particularmente con el acompañamiento que Ruiz Ramírez dio a los abogados Moisés Galindo y Marco Antonio Rosell detenidos por el Caso Pandora, y quienes también han sido abogados defensores del ex presidente Otto Pérez Molina en los casos de corrupción por los cuales guarda prisión preventiva.
Dougherty Liekens y sus conexiones con el alcalde Arzú y el riosmontismo

A Ruiz Ramírez lo acompaña en el voto el presidente del Tribunal de Honor del Colegio de Abogados, Julio Enrique Dougherty Liekens, con un historial político que viene desde el gobierno del general Kjell Eugenio Laugerud García del cual fue partícipe. En 1990 participó como candidato a diputado del partido Unión del Centro Nacional (UCN), del asesinado periodista y candidato presidencial, Jorge Carpio Nicolle.

En el período 2008 al 2014 fue electo Magistrado Suplente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) con el apoyo de la alianza UNE-GANA-FRG. Previamente, Dougherty Liekens fue Concejal Quinto de la Municipalidad de Guatemala de 1986 a 1990, cuando el actual alcalde capitalino Álvaro Arzú comenzó su primer período como Alcalde Municipal Metropolitano. Buscó llegar a la Corte de Constitucionalidad (CC) como Magistrado Suplente, compitiendo contra María Cristina Fernández en las elecciones para el periodo 2016-2021, habiendo perdido la elección. En el 2017 nuevamente se postuló solo que ahora para Presidente del Tribunal de Honor del CANG, ganando la elección.

Dougherty Liekens está emparentado con Álvaro Arzú ya que la madre del primero y el padre del segundo eran primos, descendientes de los Arzú Roma y Arzú Cobos, respectivamente. Además, Dougherty Liekens está casado con Sonia Elena Monroy Rosenberg, cuya hermana, Thania Monroy Rosenberg de Sinibaldi, está casada con Adolfo Sinibaldi Dalton, primo de Patricia Escobar Dalton de Arzú, esposa de Álvaro Arzú.

Por si fuera poco, José Fernando Dougerthy Liekens (ya fallecido), hermano de Julio, casó con Ana María Silvia Coralia Tinoco Alvarado y su hermana María Stella Tinoco Alvarado casó con José Antonio Arzú Irigoyen hermano de Alcalde capitalino. Estableciendo así una red de larga data y alcance, tomando en cuenta que las hermanas Tinoco Alvarado son sobrinas de Olga Alvarado Rubio de Novella (ya fallecida, cuyo secuestro dio lugar al conocido Caso Mincho, en 1996) con lo que se logran enlaces familiares y empresariales a los principales grupos de poder aglutinados en Cementos Progreso y el Banco Industrial.

Las conexiones de Dougherty Liekens con el actual Alcalde capitalino y el gobierno de Jimmy Morales, también se observan en uno de sus hijos, el odontólogo Julio Enrique Dougherty Monroy. Actual viceministro de Comercio Exterior del Ministerio de Economía, Dougherty Monroy fungió como Director de la Municipalidad de Guatemala por 12 años y como Comandante Primer Jefe del Cuerpo de Bomberos Municipales.

Otro de sus hijos, José Rodrigo Dougherty Monroy, fue condenado a prisión en Estados Unidos por sus nexos con una red de narcotráfico y permaneció por un tiempo en la lista de OFAC del 7/09/2009 hasta que fue removido el 4/24/2014, según consta en este enlace.

Finalmente, otro de sus hermanos, el economista José Rodolfo Dougherty Liekens fue diputado al Parlacen durante toda la década de 1990, por el Partido Avanzada Nacional (PAN) controlado en esos días por Álvaro Arzú. También fue candidato a Vicepresidente de la República por el Partido Republicano Institucional (PRI), en las elecciones generales de 2015, nombre que adoptó el riosmontista Frente Republicano Guatemala (FRG) previo a desaparecer del tinglado político.

El lado oscuro de la Comisión Postuladora para elegir Fiscal General

Te gusto, quieres compartir