Los cambios en McDonald’s, son un engaño. Casi 1000 calorías en un combo

Después de una disminución en sus ventas y el nombramiento de su director ejecutivo, McDonald’s ha comenzado el proceso de mejorar su imagen nutricional

Eliminar los jarabes de maíz de alta fructosa y los antibióticos importantes para la medicina humana, remodelar sus restaurantes y agregar el desayuno a su menú de todo el día son algunos de los cambios

Aunque estos cambios pueden alterar la percepción del producto, los alimentos siguen siendo altamente procesados, son ricos en carbohidratos y podrían mermar su salud

Por el Dr. Mercola

La cadena de alimentos McDonald’s ha estado recientemente en las noticias luego de revelar 17 cambios en su menú como respuesta a las quejas de sus clientes y caídas en ventas. A primera vista, estos cambios parecen mejorar la calidad de los elementos de su menú, pero ¿es demasiado poco o demasiado tarde?

La hamburguesa más vendida de McDonald’s, Big Mac, más papas fritas y una coca cola como complemento le brindan 940 calorías junto con 123 gramos de carbohidratos. Por desgracia, el problema no termina en la comida de McDonald’s.

Recibir más de un día de carbohidratos en una comida podría desencadenar una reducción en los niveles de azúcar en la sangre durante las dos o cuatro horas siguientes, lo que aumenta el hambre y la posibilidad de comer en exceso.

El alto contenido de carbohidratos podría acrecentar su resistencia a la insulina lo que a su vez provoca el síndrome metabólico y podría conducir al aumento de peso.

El desarrollo de esta cadena de comida rápida comenzó hace décadas como respuesta a la posibilidad de integrar la producción en masa y el suministro de alimentos a una gran área geográfica.

Los primeros restaurantes de comida rápida abrieron sus puertas a principios de la década de 1920 (A&W, 1919 y White Castle, 1921), pero la industria no prosperó hasta que McDonald’s revolucionó la preparación de los alimentos y abrió cadenas a lo largo de los Estados Unidos.

Desde el primer restaurante en 1940 hasta su primera franquicia en 1954, los hermanos McDonald trabajaron para optimizar su servicio, disminuir sus gastos generales y aumentar sus ganancias. Hoy en día, la cadena está luchando por cambiar la percepción y adaptarse más a los consumidores conscientes de su salud.
Cuántas calorías tiene un Big Mac

Preguntarse cuántas calorías tiene un Big Mac suele ser algo frecuente entre la gente que come en tiendas de comida rápida. Y es que a decir verdad, esta hamburguesa con salsa, queso derretido, ese toque de cebolla y el ingrediente adicional del crocante pepino es de las más populares en todo el mundo. De hecho, es la más vendida por McDonalds y millones de personas alrededor del mundo la consumen con bastante regularidad.

A lo anterior se debe añadir que no viene sola. La venden junto a un paquete de patatas fritas, una pequeña cantidad de salsa de tomate y rebosante vaso de Coca Cola. Este monumento al paladar es señalado por muchos como causante de obesidad. Para verificar esta afirmación, presentamos algunos datos a continuación.

hay que indicar que las papas fritas medianas alcanzan la totalidad de 288 calorías. Por su parte, la típica Coca Cola en el vaso de 16 onzas cuanta con un aporte de 208 calorías.

Resumiendo, diremos que las patatas más la bebida abarcan un total de 288 + 208 = 496 calorías. Es un dígito bastante alto. ¡Y falta agregar la hamburguesa!

De hecho, basta con revisar la propia página de MacDonalds y esta compañía admite que su producto ostenta una totalidad de 490 calorías.

De esta manera, cuando una persona se come el combo completo degusta: unas patatas fritas, un vaso de 16 onzas de Coca Cola y una hamburguesa.

La suma calórica de estas tres comidas es: 288 calorías (patatas)+ 208 calorías (bebida) + 490 calorías (hamburguesa) = 986 calorías. Si a esto se suma que se come un postre, entonces en una sola sentada de ingieren más de 1000 calorías. ¡Una cantidad grande y nada saludable!

Cambios en Respuesta a las Ventas

La disminución de las ventas en los últimos dos años provocó muchos de los cambios en el menú de McDonald’s que fueron anunciados hace poco, y han valido la pena. Las ventas aumentaron un 5.4 % en el primer trimestre de este año y tuvieron una ganancia trimestral del 35 % en comparación con el mismo trimestre del año pasado.

Sin embargo, la salud de la organización no equivale a opciones de menú más saludables. El 1 de agosto del 2016, McDonald’s anunció varios cambios que afectan casi a la mitad de su menú. Estos incluyen:

Eliminar los conservadores artificiales de los elementos del menú, incluidos los McNuggets de Pollo, omelets y huevos revueltos
Retirar el jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF, por sus siglas en inglés) de los panes.
Servir pollo que no haya sido tratado con antibióticos importantes para la medicina humana

Mike Andres, presidente de McDonald’s en Estados Unidos, dijo que la compañía ha estado analizando detenidamente la preparación y los alimentos que se sirven en la cadena de comida rápida. McDonald’s tenía motivos para usar ingredientes como el JMAF y conservadores artificiales, pero sus clientes no estaban de acuerdo.

Como lo citaron en The New York Times, Andres dijo: “¿Para qué tomar una posición para defenderlos si los consumidores dicen que no los quieren?” Y Marion Gross, vicepresidente principal de la cadena de suministro de McDonald’s en Norte América, fue citada en Reuters y dijo:

“Sabemos que no se sienten cómodos con el jarabe de maíz de alta fructosa, así que les estamos dando a cambio lo que están buscando”.

Su esfuerzo por mejorar la imagen de la cadena alimenticia llevó a la compañía a presentar una marca para el eslogan, “entre más sencillo, mejor”.

McDonald’s está haciendo énfasis en los huevos frescos y crujientes de los McMuffins de huevo, la carne de res 100% “real” de sus hamburguesas y el pollo ahora preparado con “ingredientes simples de la despensa”.

Aunque McDonald’s intenta cambiar su percepción al hacer pequeñas mejoras en el suministro de alimentos y remodelar sus restaurantes, no ha cambiado la cantidad de carbohidratos, calorías ni la falta de valor nutricional en los alimentos que ofrecen. Su mejor opción sigue siendo consumir alimentos enteros.

Opciones de Alimentos Enteros

Planificar sus comidas al comienzo de la semana y dedicarle un poco de tiempo a preparar sus alimentos lo ayudará a mantener una alimentación saludable.

También le recomiendo conservar en el refrigerador una selección de los vegetales crudos y frescos de su preferencia, además de frutos secos crudos, ya que entre más alimentos crudos pueda incorporar a su alimentación, mayor será su consumo de nutrientes. Mi objetivo personal es que aproximadamente el 80 % de mis alimentos sean crudos.

Por cierto, es un mito que comer alimentos saludables y naturales sea extremadamente caro. De hecho, llevar una alimentación fresca y orgánica no tiene que ser mucho más costoso que una alimentación llena de productos procesados ??y comida chatarra. Para obtener sugerencias sobre qué alimentos no es importante que sean orgánicos, consulte mi artículo anterior titulado, “12 Alimentos Que No Tiene que Comprar Orgánicos”.

Nada menos que el futuro de la humanidad es lo que está en juego si la locura de los alimentos desnaturalizados y procesados ??continúa sin cesar.

Es todo lo que su cuerpo no necesita. Es hora de darse cuenta de que la alimentación promedio se ha alejado demasiado de lo que su cuerpo necesita y de que no hay pastillas mágicas para salvarse de las consecuencias. Comenzará a experimentar una mejor salud cuando vuelva a llevar una alimentación basada en productos locales, frescos, enteros y naturales.

Fuentes:

https://articulos.mercola.com/

Cuántas calorías tiene un Big Mac

Te gusto, quieres compartir