Intelectual de otoño, o cuando los famosos se van a la derecha (o quizá nunca se fueron)

Orlando Oliva

Pensando en los otoños, pensé el de la vida, y recordando a mis maestros directos e indirectos, y como he tenido, y hemos tenido de diferentes edades y calidades, me interesa de ellos lo coherente y lo no tanto.

Así en los eventos fuera de escena discursiva, recuerdo espacios de lógistica, de convivencia y pequeños recesos de espacios mas personales de convivencia, asi veo y admire la coherencia (a ojo de buen cubero) de Carlos Guzmán, Humberto Flores, y en un par de ocasiones compartir con Enrique Dussel. Personajes de hueso colorado todo el tiempo.

Pero también compartí con otros que por su fama presente – pasada, se creyeron sobre el bien y el mal, otros a quienes afloró en su otoño algo de soberbia, otros que se alejaron de su obra intelectual, siendo unos en sus etapas primeras y otros en sus etapas segundas.

Y así pelearme con ellos (hay varios para buscar analogías) de igual manera separar en mi sentipensar o si se quiere psico-afectivamente de la Primera Rigoberta Menchú, me seria difícil; no así la segunda (se que hay quienes dirán que no hay primeros y segundos, o de evoluciones, ciclos; o el de separar la obra del autor, pero para mi ahora, eso es otro tema).

Primero Difiero profundamente cuando este profesor X, valora la democracia de Estado, y desde el Estado, Parece que olvida que estamos donde y como estamos, en parte, por esa visión. Eso de “top-down” que primeramente , yo no quiero ni puedo ver al Estado, como un arriba (pues si lo hacemos, ya empezamos mal, validando lo que tiene que estar en todo caso, el Estado abajo del pueblo y la vida; y en el mejor de los casos en una horizontalidad de esferas o campos). Olvida éste la Democracia Directa Democracia Ciudadana y la Democracia Comunitaria, esta última que es previa al Estado moderno-colonial que él valora.

También algunos intelectuales de una o de otra disciplina colonizados o recolonizados mentalmente, no pueden ver las otras formas de democracia (como directa, ciudadana y comunitaria). Y creen fervientemente, en la representación “fiduciaria”, donde el representante hace lo que le venga en gana en su “voluntad política”, donde tiene una chequera en blanco, con todos los derechos que cree ejercer o el ser funcionario trae consigo, solo por habérselo delegado temporalmente el soberano en una elección.

Así su modelo de democracias es la democracia formal, necrofilica; esa de una minora de hombres blancos, cultos y propietarios, así como en la Grecia clásica.

Bueno también micro difiero con Iván Velásquez, cuando dice que el pecado original de la democracia es el financiamiento ilícito de campaña. No, para mi el pecado original sería creer que ser representante, es hacer su propia voluntad, que eso es democracia y que así se representa al Pueblo.

Segundo, Poner de ejemplo la rancia democracia española y europea como modelo, olvidando que tener reyes, realezas, ciudadanos V.I.P, con voz y voto en el Estado es de lo mas lejano a entender al Pueblo como soberano. Y no digamos la libre autodeterminación de los pueblos que no vale para los Catalanes independentistas.

Porque la democracia allá en las europas si funciona y acá no? ( igual pregunta que el intento de los liberales de finales del siglo XIX), es porque dirán: el problema está en lo genético, nuestra gente es la mala, es malo el insumo, nos debieron conquistar otros pueblos, superiores, o la idea que el blanqueamiento nos traería el desarrollo, por lo que había que traer mas europeos.

Tercero. Por supuesto éste y mas de algún intelectual orgánico del sistema, seguirá pensando que la medicina (democracia europea, o socialdemocracia occidental), como No funciona acá, es porque la dosis no es suficiente, por lo que hay que aumentar la dosis de lo que no funciona: mas privatizaciones, mas programas de ajuste, mas “modernizar” la economía (parecida a la de ellos), disminuir al Estado, mas idioma ingles en las aulas y mas master en negocios.

Si nuestro famoso profesor, y su porra, hubieran hecho la tarea, sabrían que directa o indirectamente el desarrollo de las metrópolis occidentales se debe a la explotación de territorios y pueblos, colonizados y esclavizados de las periferias, su relación con el sistema mundo capitalista, moderno colonial, patriarcal, esclavista. Por lo que seguir el modelo de ellos, es que tengamos un continente propio con todo y aborígenes para ir a conquistarlo y depredarlo.

Cuarto. Parte de nuestro problema es que cuando pretendemos ver y recetar, desde el estrecho margen de nuestro entender y de nuestro campo diciplinar, aunado de ser de un mal discípulo de lo occidental (siempre se va a ser, de forma directa o indirecta, un mal copión o chivero, sucursalero, franquicia, el Calibán, el ladino o ladinizado (como cristiano recién convertido), seguidor del pensamiento de los centros académicos occidentales y occidentalizados, mercenario académico; en sí el intelectual colonizado actual, que seguirá comparando el modelo de democracia con los ideales europeos “modernos”. Estos están tan desactualizados en el debate, que aun creen que cuando les digo modernos, piensan que es un halago.

Este profesor hasta se imagina un partido político que agrupe a todos los partidos políticos (ilógico), que aglutine a todas las ideologías que pueda conciliar en su visión “moderada” a empresarios chupa sangre en la misma mesa, con campesinos concienciados (ética primera o principio de liberación, donde se sabe y se siente primariamente que no es digna esta forma de vida -de ser visto como medio y no como fin en si mismo-, como mano de obra casi gratuita, como medios para la realización de otros), que dicen “ya nó”.

De ahí la necesidad de criticar al maestro, cuando contradice su discurso.
Me quedo con el primer maestro X que conocí,con el incendiario, y asi prefiero recordarlo, aunque a lo brectiano: hay quien lucha un día y es bueno; hay quien lucha muchos años y es muy bueno… solo hasta ahí llegó, pero por eso aun le doy las gracias

Mientras el juego se llame democracia, mi sur (no norte), será como ese bloque irredento y concienciado de oprimidos que llamamos Pueblo.

docente.carlos.oliva@gmail.com

Te gusto, quieres compartir