Una Nueva Guatemala. Un compromiso individual y social

Johanna Barrios

Dentro de esta coyuntura políticamente compleja e incierta, existen muchos análisis políticos y sociológicos que permiten a la ciudadanía tener una lectura más profunda y con más información para enriquecer el análisis y el proceso crítico, lo cual considero válido y sumamente necesario, y dado que son varias personas las que realizan este análisis, quisiera compartir una mirada personal.

Bajo el riesgo de sonar utópica o sin sentido, estos eventos me hacen pensar en ¿qué nos ha sucedido como humanidad?, pareciera que la búsqueda del bien común ya no es prioridad para la mayoría, que no hay manera de deconstruir este mounstro de corrupción y perversión social, y me pregunto: ¿Podrán las demandas sociales modificar la situación actual?; ¿Las modificaciones legales que tanto se mencionan, cambiarán el camino actual de la política?.

Personalmente considero que estos aspectos son parte de promover una ciudadanía y una sociedad diferente, y que cambios positivos y favorables pueden surgir de estas acciones; pero cuando las demandas son exclusivamente externas, y no trabajamos nuestra condición interna; cuando no trabajamos por ser cada día mejores seres humanos y transformar nuestro entorno inmediato; y cada día, desde el anonimato intentamos generar justicia, equidad, igualdad, respeto; poco tiempo pueden durar los efectos de las manifestaciones, poco pueden hacer los cambios en el marco legal si no existe una ciudadanía coherente con esa visión de sociedad.

Como ciudadana tengo el derecho a exigir justicia social, a que los fondos recaudados sean empleados para el cumplimiento de nuestros derechos, ¡Lo Exijo!…. como ser humano tengo un compromiso personal: ser coherente internamente. Creo firmemente que el trabajo interno se manifiesta externamente, cada día es una oportunidad personal para reflejar esos valores que espero sean vividos a nivel social; como diría Nelson Mandela “Yo soy fundamentalmente optimista, si lo soy por naturaleza o por crianza, no lo puedo decir, una parte de ser optimista es mantener la cabeza apuntando al sol y los pies siempre moviéndose hacia adelante”

¡Solidaridad y justicia!

Te gusto, quieres compartir