Diez acciones efectivas que podemos todos emprender para frenar el calentamiento global

Omar Marroquín Pacheco

1. Cambia las bombillas: Cambiar las bombillas tradicionales por unas de bajo consumo, ahorra más de 45 kilos de dióxido de carbono al año, se piensa en función a veces que son más caras que las tradicionales, pero resultan más económicas a lo largo de su vida útil.

2. Apaga la Televisión y la PC: Solamente con apagar los aparatos eléctricos como televisión, DVD o la PC, cuando no estén en uso, pueden evitar miles de libras de CO2 vayan directo a la atmosfera, no se deben de dejar aparatos eléctricos en stand-by, ejemplo un televisor con una media diaria de 3 horas prendido, las restantes 21 horas consumirá un 40% de la energía total en el modo de espera. No debemos dejar el cargador del teléfono celular enchufado todo el tiempo, aunque no esté conectado tu teléfono, ya que continuará consumiendo electricidad.

3. Conduce menos: Camina más, monta bicicleta, utiliza el transporte público, ahorraras 30 gramos de CO2 por cada 4.5 kilómetros que no conduzcas. Por cada litro de combustible que quema el motor de un automóvil, se libera una media de 5 libras de CO2. Ir a más de 120 kilómetros por hora contra 80 kilómetros por hora, se ahorra un 30 % en el consumo de combustible.

4. Revisa los neumáticos: Si la presión de tus neumáticos está más debajo de lo establecido por los proveedores de neumáticos, tu vehículo consumirá un 2.5 % más de combustible y por esa razón emitirá 2.5 % más de CO2 al ambiente, a manera de ejemplo: el ahorro de 4 litros de combustible evita la emisión de 12 libras de dióxido de carbono.

5. Recicla: Puedes ahorrar más de 1500 libras de CO2 al año, al reciclar la mitad de la basura que se produce en nuestras casas.

6. Evita mucho embalaje: Es mejor escoger productos con poco envase: una botella de 1.5 litros genera menos residuos que 3 de medio litro. Cuando vayas de compras lleva tu bolsa de tela que son reutilizables, en lo posible evitar las toallas húmedas y de papel. Se puede evitar la emisión de 2,200 libras de CO2 al reducir la basura en un 10 %.

7. Menos agua caliente: Para calentar agua es necesario una gran cantidad de energía, por lo que es recomendable instalar un regulador de caudal en la ducha y así evitaremos la emisión de 200 libras de dióxido de carbono al año. Al lavar con agua fría o tibia se ahorran 300 libras de CO2. Al darse una ducha en vez de un baño, se gastan 4 veces menos energía, al cerrar el chorro al lavarse los dientes, debemos comprobar que los chorros no presentan fugas, al gotear solamente uno de los chorros de nuestras viviendas, pueden hacer perder en un mes el agua suficiente para llenar una bañera.

8. Vigila los electrodomésticos: Tapar las ollas mientras se cocina es un modo de ahorrar mucha energía, mejor aún si son ollas a presión o las vaporeras, mismas que ahorran hasta un 70 % de energía, al usar las lavadoras tanto de ropa como de platos úsalas solamente cuando estén llenas, utiliza también detergentes eficientes para temperaturas bajas del agua, los refrigeradores mejor si se encuentran alejados del fuego de las estufas, si estos a la vez son antiguos, hay que descongelarlos periódicamente, así consumirán menos energía, al congelador meter los alimentos ya fríos, ya que si los metes calientes o templados, gastas mucho más energía que si los metes fríos.

9. Ajusta el termostato: La oscilación de dos grados centígrados en invierno y en verano, ahorra más de 1,200 libras de CO2 por hogar por año. Si tienes aire acondicionado, no se debe de abusar de ellos, ya que consumen mucha energía y emiten unas 1,300 libras de CO2.

10. Planta un árbol: Un solo árbol absorbe una tonelada de dióxido de carbono durante su vida.

El cambio climático nos afecta a todos, su impacto potencial es enorme, donde los escenarios más dramáticos suponen escases de agua potable, cambios en las condiciones para la producción de alimentos y aumento de los niveles de la mortalidad, producto de inundaciones, tormentas, sequias y grandes olas de calor. Para terminar el cambio climático no es solamente un fenómeno ambiental, sino que tiene profundas connotaciones económicas y sociales y, son los países más pobres los que no están preparados para hacer frente a esos cambios tan puntuales y rápidos, por lo que son los que sufren las peores consecuencias.

Te gusto, quieres compartir