Error de cálculo o plan a favor del estado mafioso

Mario Rodríguez

En teoría muchos piensan que Jimmy se dejó influir por sus asesores. Sin embargo es muy probable que movido por el miedo o el enojo, sea él quien comanda toda la rebelión contra Iván Velásquez y las mafias que lo rodean solo actúen aprovechando las circunstancias.

En todo caso la situación es compleja y hace difícil proyectar un resultado. Los diversos sectores y la voz de expertos han insistido en la necesidad de neutralizar la furia del mandatario, pues se ha mostrado como una persona muy volátil, manipulable y poco razonable. El video de su amigo Mérida anunciando muertes de manifestantes y culpando al Secretario General de Naciones Unidas de ello, es la prueba más patética del deterioro de la situación. La crisis en la que nos encontramos es diversa y el enfrentamiento puede dejar consecuencias graves para el país.

La evidencia muestra que Jimmy se equivocó. No se da cuenta que solicitar el retiro de Iván Velásquez tampoco soluciona su problema jurídico y su margen de maniobra se reduce notablemente. La declaración que hizo lo arrincona y lo deja a merced de las estructuras corruptas que mueven los hilos de todo. La resolución de la Corte de Constitucionalidad frenando la salida inmediata de Velásquez es un revés al mandatario. Pero el daño ya está hecho y las estructuras oscuras han tomado la iniciativa.

Existe también un error de procedimiento. Al presentar una queja formal en Naciones Unidas, se debió esperar al debido proceso. Tomar una decisión unilateral, sin antes agotar el mecanismo de entendimiento de diferencias que establece el mandato de la CICIG, ha provocado un vacío legal que puede interpretarse como abuso de autoridad.
Supongamos que Naciones Unidas acepta retirar al comisionado y nombrar otra persona para el cargo. No cree el señor Morales que el nuevo llevará a cabo las mismas investigaciones, ahora con mayor empeño, dadas las circunstancias. Si por otro lado cuestiona el mandato de la CICIG, eso implicaría renegociar los términos del mismo. Al final lo llevaría a denunciar el acuerdo de creación y a pedir la retirada de la CICIG. En este caso habrá que preguntar si Estados Unidos permitirá dicha situación.

Qué pasa en tribunales con los casos en marcha. Su hijo y su hermano tienen programada audiencia a finales del mes. Declarará “non grata” al juez si el veredicto es de culpabilidad.

Por ahora tanto Iván Velásquez como Jimmy Morales siguen en sus cargos. Y si se concreta el fallo definitivo de la CC, se tiene garantizada la estancia del comisionado un tiempo más. Y si el mandatario no acepta dicha resolución, Jimmy puede ser acusado por desacato en flagrancia y separado del cargo. Eso significa que no se requiere de antejuicio para que se le separe del cargo. Entonces se convertiría en el sacrificado de toda esta trama. Las estructuras corruptas que ahora dan la batalla, saldrían victoriosas, al perder una batalla, pero su guerra continuaría.

La ambivalencia de actores claves en todo este proceso es preocupante. El CACIF llamó a la calma, preocupado de la inestabilidad económica que pueda provocar la crisis política, pero se cuido de no tomar partido mas allá de los límites establecidos. El G4 mostró la diversidad de opiniones existentes en su seno pues cada quién tiene una postura diferente sobre los acontecimientos.

En el Estado, el ejército sigue fiel a Jimmy Morales. Es quizás el único respaldo estatal que aún tiene. La PGN en cambio llamo a revertir la medida. Así también se manifestó la Contraloría y varios ministros y viceministros presentaron su renuncia. Para el propio Estado, la incapacidad de Morales es su peor debilidad.

Las estructuras mafiosas que actúan en la sombra es quizás el actor estratégico de todo. Son los que operan los aparatos de manipulación social, los que reproducen las falacias en contra del Comisionado, tratando de preservar sus negocios. Que Jimmy Morales solo puede tener apoyos de personajes siniestros, como el narcotraficante llamado el Taquero, o los recluidos del Mariscal Zavala y algunos diputados de la talla de Manuel Giordano, solo muestra la soledad del mandatario y el grado de implicación que tienen los aparatos del crimen organizado en esta trama contra la CICIG.

Los medios de comunicación siguen siendo otro de los actores claves. La manipulación de los canales de televisión, abiertamente implicados en la estructura mafiosa, los convierte en actores de primera línea. Le ética periodística se sacrifica en aras del fin supremo: continuar con el guión que mantenga sus negocios ilícitos, sin importar el costo que eso representa para su credibilidad y para el país.

La embajada de los Estados Unidos es un actor clave. Inicialmente llamó a la calma y las palabras del embajador en los días previos, mostraban confianza en que Morales no daría el salto al vacío. Con el paso del tiempo han cambiado su discurso y ahora amenazan con sanciones. El dilema es saber a qué le apuestan. Pues como es sabido, aquí lo importante son sus intereses y no los del país. Pueden apostar por un recambio del comisionado, para mantener la estructura institucional de la CICIG y seguir con el mismo libreto, o bien pueden respaldar un cambio en la presidencia del país, asumiendo los costos de inestabilidad que eso puede provocar.

La calle ha comenzado a movilizarse. La indignación no reconoce fronteras ideológicas. La Plaza del 2015 no es la misma que la de ahora. La gente participa indignada por el engaño, sabedora que la lucha para destruir el poder mafioso dentro del Estado es más profunda de lo que se esperaba. La respuesta ciudadana se presenta vigorosa. La opinión pública, especialmente en redes sociales, tienen la responsabilidad de llevar a cabo por todos los medios disponibles, la función que se niegan a cumplir los grandes consorcios de medios, que han tomado postura por las mafias y la corrupción. Es por eso que se requiere una ciudadanía más activa, mejor informada y sobre todo más comprometida en la lucha contra la corrupción.

Y ese es el gran error de cálculo de Jimmy. No quiere darse cuenta que sea del modo que sea, tendrá que rendir cuentas ante la justicia, él, su hijo y su hermano. Lo más probable es que no todo pase igual a cómo lo pensó y lo planificó. Al abrir la caja de pandora desperdició una de las pocas posibilidades que tenía para que ambos casos judiciales en contra de su familia tuvieran otro final.

Desde que la corte le dio amparo provisional a favor de Iván Velásquez la pelea abierta se centró ahora en su destitución. La incompetencia que hace gala quizás lo tiene atrapado en su propio dilema. No tiene nada estratégico hacer una declaración a las 6 de la mañana, con ventaja y alevosía, sin tener un plan alternativo.

Ese plan B ya no es controlado por él. El retorno de la vieja política y de sus viejos operadores sigue su curso. La renuncia de importantes miembros de su gabinete ministerial solo provoca el reacomodo de las fuerzas corruptas que fueron corridos de la administración pública. El nombramiento de la nueva canciller es el mejor ejemplo de ello. La funcionaria tiene una persecución penal en su contra y el presidente con su nombramiento le otorga inmunidad personal e interrumpe el proceso en su contra. Ahora con poder y conocimiento, estos personajes retoman posiciones claves en el entramado estatal. Las posturas anti democráticas también se asumen y el reacomodo de esas estructuras ya es ganancia para las mafias que tiene otra oportunidad para cooptar los espacios de poder.

Mientras el país marcha en retroceso, el crimen organizado gana terreno. Jimmy fue el tonto útil que aprovecharon los operadores para dar la batalla desde la sombra. El mandatario nunca se dio cuenta que el ejercicio del poder es cosas de astucia y no de valentía.

Blog Reflexiones

Te gusto, quieres compartir