Pozos canadienses: tecnología natural a bajo costo para la climatización

Omar Marroquín Pacheco
FUNCIONAMIENTO
Los pozos canadienses, son sencillos sistemas de climatización geotérmica, constituidos por redes de tuberías que se ubican en el subsuelo (2 metros de profundidad la tubería, la temperatura a esta profundidad se puede mantener estable entre los 15 y los 26 grados centígrados ), en el exterior de la vivienda o de cualquier otro ambiente, que se encuentran conectadas a estas tuberías y que trabaja bajo el principio de inercia térmica ( esta propiedad indica la cantidad de calor que un cuerpo puede conservar y con qué velocidad lo cede o lo absorbe), para ajustar la temperatura del aire de los ambientes que se emplea en las viviendas o cualquier ambiente donde se implemente.
Este sistema tiene la ventaja que no consume energía eléctrica, por lo que el gasto lo constituye su fabricación, después de esto la climatización de los ambientes no constituye un gasto. Dependiendo del lugar geográfico trabajará para enfriar o para calentar los ambientes, según sea el caso.
A continuación se presenta un esquema general de funcionamiento de un pozo canadiense:

ESQUEMA DE FUNCIONAMIENTO EN INVIERNO
Su principio de funcionamiento es muy sencillo, el aire que llega a acumularse en las tuberías que se encuentran a 2 metros bajo la tierra, este aire se encuentra más caliente que la temperatura exterior de la vivienda, por lo que al mezclarse el aire exterior con una temperatura más baja; con el aire interior de la tubería enterrada (más caliente), existe una compensación térmica llegando a tener en el interior del ambiente una temperatura promedio agradable. El esquema muestra la forma en que trabaja el pozo canadiense.

ESQUEMA DE FUNCIONAMIENTO EN VERANO
Para clima cálido el principio de inercia térmica trabaja así: la temperatura exterior es más alta, mientras que la temperatura de la tubería enterrada es más baja, con lo que se consigue que la temperatura interior de los ambientes sea agradable en el verano. En la gráfica se observa como es el funcionamiento.


Concluyendo: con este tipo de sistema, lo más recomendable es instalarlo previo a la construcción de la vivienda u otro tipo de ambiente, la tubería colocada a la profundidad acotada con antelación, actúa como un intercambiador de calor, que recorriendo determinada distancia bajo la tierra, provoca una compensación de calor entre el aire que circula del exterior y la tierra que lo rodea. Lo importante de este sistema es que se consigue reducir de una manera significativa la demanda energética de una edificación, al no tener gasto de energía eléctrica.

Te gusto, quieres compartir