Y dale alegría a mi corazón

Mario Rodríguez

Pocas veces la alegría inunda la dignidad colectiva con tanta ternura, como sucedió con la lucha y el triunfo de los verdaderos estudiantes en la recuperación de nuestra AEU y de nuestra universidad estos días.

Hoy nadie puede dar lecciones a estos estudiantes. Demostraron estar a la altura de los más grandes retos que el país les depara y la universidad les exige. Esta nueva generación de estudiantes tiene la capacidad para promover un cambio y por eso compartimos con ellos nuestra alegría y nuestras esperanzas, por lo logrado y por lo que ahora viene.

y dale alegría, alegría a mi corazón
y que se enciendan las luces de este amor.

En esta hora de celebración y júbilo, es importante recordar los esfuerzos y las luchas de nuestros líderes históricos que ya no están físicamente con nosotros, pero sus luchas, sus anhelos, sus fuerzas aún nos acompañan. Y este resultado muestra cuánta razón tuvieron de luchar y seguir luchando.

Y dale alegría, alegría a mi corazón
Y ya verás cómo se transforma el aire del lugar,
y ya, ya verás, que no necesitaremos nada más.

La lucha y la victoria sólo es posible desde lo común, desde aquello que nos hace más fuertes, desde la cotidianidad que transforma la rebeldía en unidad y en acción.

Por eso es imperativo que los compañeros y compañeras de Frente, Reto y MEUC, independientemente de sus diferencias políticas y programáticas, deban retomar los procesos de confluencias.

y dale alegría, alegría a mi corazón
que si me das alegría estoy mejor.

Nos congratulamos por este triunfo de la dignidad, que contra viento y marea llevo a feliz puerto este proceso. Saludamos a la primera mujer electa secretaria general de la AEU. Una mujer brillante que estará a la altura de todo este proceso en marcha.

Blog Reflexiones

Te gusto, quieres compartir