Motivos para creer en la juventud sancarlista

Redacción PúblicoGT

“Vamos a recuperar nuestra AEU” sentenció Lenina García durante el proceso previo a las elecciones y ahora es la primera secretaria general de la AEU. Atrás queda un proceso lleno de esfuerzos colectivos y determinación, una marea de dignidad que lucho contra las mafias y la corrupción incrustadas en nuestra institución. Por eso es oportuno reseñar 10 asuntos importantes de este histórico acontecimiento para la USAC.

1. Una mujer, Lenina García será la primera secretaria general en toda la historia de la AEU.
2. Ahora sí, los dirigentes universitarios serán verdaderos estudiantes.
3. La participación estudiantil supero las expectativas. Después de tantos años de terror contra la universidad y sus estudiantes, después de 17 años de impunidad y corrupción, una nueva generación de jóvenes dijo basta, se informó, participó y decidió. Ahora tenemos nuevos dirigentes, verdaderos estudiantes al frente de una institución histórica en la vida del país.
4. El llamado para desterrar la impunidad y las mafias que han hecho su forma de vida de nuestra universidad y sus instituciones surgió efecto. Los estudiantes y profesores que apoyaron este proceso fueron decisivos para lograr estos resultados.
5. A pesar de todo, las elecciones tuvieron un tinte festivo y sin violencia. Los intentos por desestabilizar los centros de votación con mesas fraudulentas fueron evitados y los estudiantes votaron organizadamente, con certeza y confianza. Un Comité Electoral que contó con el apoyo de cientos de voluntarios, y que a pesar de los problemas técnicos, dio certeza de la transparencia de todo lo actuado y lo que falta por hacer.
6. Los mafiosos y sus asociaciones satélites quedaron en evidencia. No hay más que observar los votos obtenidos por la planilla que representaba la continuidad. El rechazo de la comunidad universitaria fue contundente.
7. No extraña que a estas alturas ningún candidato a rector haya felicitado a los estudiantes y que tampoco las autoridades lo hayan hecho, aún cuando muchos decanos y profesores estuvieron y acompañaron el proceso. Es una buena señal para los estudiantes, pero retrata la situación de nuestra universidad a cabalidad.
8. Después de la resaca del triunfo, hay que pensar en los perdedores. Esa mafia sigue ahí usurpando los espacios, incrustados en todas las esferas de la institución y lo peor, las autoridades que los protegen y fueron sus cómplices en conjunto con la derecha más radical del país que los apoyo y los siguen apoyando, siguen ahí con poder.
9. De nuevo, las redes sociales jugaron a favor de la juventud.
10. Se ganó un nuevo escenario para, ahora sí, impulsar la reforma universitaria.

Te gusto, quieres compartir