Tahoe Resources demandada en EEUU por caso en Guatemala

por CMI-G

Dos bufetes estadounidenses anunciaron sendas demandas contra la minera Tahoe Resources, en representación de accionistas de la minera. Las demandas tienen que ver con violaciones a leyes federales estadounidenses, a raíz de la suspensión del proyecto minero Escobal en Guatemala. Las demandas se dieron a conocer en notas de prensa por los bufetes Kessler Topaz Meltzer & Check, LLP y Arons & Arons, LLC. CMI presenta un resumen de las notas de prensa a continuación.

El 12 de julio, el bufete de abogados Kessler Topaz Meltzer & Check, LLP anunció que presentó una demanda colectiva de accionistas contra Tahoe Resources, Inc. (“Tahoe” o la “Compañía”) en nombre de compradores de los valores de la Compañía entre el 3 de abril de 2013 y el 5 de julio de 2017, que incluye el “Período que abarca la demanda”.

Según la denuncia, Tahoe opera múltiples minas para desarrollar activos de metales preciosos en América. El 8 de junio de 2010, tras la finalización con éxito de su oferta pública inicial, Tahoe adquirió los activos mineros de Escobal ubicados en Guatemala a través de su subsidiaria Minera San Rafael, S.A. (MRM), una empresa de Guatemala.

El periodo que abarca la demanda comienza el 3 de abril de 2013, cuando Tahoe emitió un comunicado de prensa sobre la licencia de explotación de Escobal del Ministerio de Energía y Minas de Guatemala.

La demanda alega que, el 5 de julio de 2017, después del cierre de acciones en el mercado, Tahoe emitió un comunicado de prensa anunciando la suspensión de la licencia minera Escobal. El comunicado de prensa declaró, en parte, que “la Corte Suprema de Justicia de Guatemala emitió una decisión provisional respecto de una acción de la organización antiminera CALAS contra el Ministerio de Energía y Minas de Guatemala (MEM). Que el MEM violó el derecho de consulta de los pueblos indígenas Xinca antes de conceder la licencia minera de Escobal a la filial guatemalteca de Tahoe, Minera San Rafael”.

Después de esta noticia, el precio de las acciones cayó de un cierre de $ 8.27 por acción de acciones de Tahoe el 5 de julio de 2017, a un cierre de $ 5.56 por acción el 6 de julio de 2017, una caída de aproximadamente 33%.

La demanda alega que, durante el período que abarca la demanda, los demandados no revelaron que: (1) la licencia de explotación de los activos de la mina de Escobal de Tahoe violaba los derechos de los indígenas a ser consultados; (2) Tahoe no estaba de acuerdo con las leyes y regulaciones gubernamentales; y (3) como resultado de lo anterior, las declaraciones de los acusados acerca de los negocios, operaciones y perspectivas de Tahoe eran falsas y engañosas y / o carecían de una base razonable.

Anteriormente, el 7 de julio, el bufete de abogados de Arons & Arons, LLC comunicó que ha iniciado una investigación de Tahoe Resources Inc. (“Tahoe” o la “Compañía”) en nombre de los accionistas de la Compañía con respecto a violaciones potenciales de las leyes de títulos y valores federales.

Según varias noticias, la Corte Suprema de Justicia de Guatemala (CSJ) confirmó la decisión de suspender dos de las licencias mineras de Tahoe después de citar violaciones de los derechos de los pueblos indígenas. Esa decisión respaldaba una reclamación presentada por un grupo antiminería contra el Ministerio de Energía y Minas (MEM) del país y causó que Tahoe suspendiera su proyecto minero por lo menos durante tres meses. Los informes indican además que ahora Tahoe incurrirá en costos fijos de 10 millones de dólares; que se postergarán 5.1 millones de onzas de producción de plata y que la Compañía no puede confirmar su guía de inversión emitida anteriormente.

A raíz de estos informes, las acciones de las acciones de la compañía cayeron en más del 33% el 6 de julio de 2017, en el volumen de operaciones inusualmente pesado.

cmiguate.org

Te gusto, quieres compartir