Ayuda la eficiencia energetica al medio ambiente

Omar Marroquín Pacheco

Los productos catalogados como de alta eficiencia consumen menos energía y, por lo mismo ahorran dinero en la factura mensual, además de generar menos contaminación y menos emisiones de gases de efecto de invernadero, implicadas en el famoso cambio climático.

Existe una ligera confusión con el término, generalmente se le liga de manera equivocada con energías renovables. La eficiencia energética tiene que ver más con el ahorro de la energía y su consumo racional, se ha estimado que este ahorro puede estar entre un 20 y un 50% del consumo, el cuál se puede conseguir con la inversión de pequeñas cantidades de dinero.

Existen ya la forma de saber que tan eficiente son los aparatos de utilizamos en el diario vivir, desde el año 1995 aproximadamente, se estableció con una clasificación de letras y colores, la eficiencia de los electrodomésticos, en el transcurrir de los tiempos con los avances tecnológicos se ha aumentado la eficiencia de los aparatos de tal forma que hoy por hoy, se hace necesaria una nueva reconceptualización con una nueva clasificación.

Es la eficiencia una práctica que tiene como objetivo fundamental reducir el consumo de energía, optimizando los procesos productivos, utilizando lo mismo o menos para la producción de bienes y servicios, o dicho de otra forma producir más con menos energía. No se propone tratar de ahorrar luz, sino más bien de iluminar mejor, pero consumiendo menos electricidad.

En una vivienda, casi un 50% del consumo eléctrico se da en los calentadores de agua, al respecto se puede cambiar ese tipo de consumo regularmente eléctrico con la ayuda de la energía solar térmica, pudiendo tener ahorros importantes en la factura mensual.

Otra forma de ahorro es con la incorporación de luces Led en la vivienda, donde se pueden obtener ahorros también importantes en la factura, sin perder las prestaciones de iluminación al contrario podemos incrementarlas a un precio más comodo.

Si se quieren aún ahorros importantes en la factura, pues se puede pensar en la incorporación de paneles solares para la producción de energía eléctirca, con lo que podemos ser autogeneradores de la misma y llegar la factura a cero y, pagar solamente los impuestos de peaje si estamos en un sistema conectados a la red o no pagar nada si contamos con baterias que almacenen la energía que producimos.

Pero debemos ir más allá, ya que podemos ahorrar o ser eficientes en el consumo del agua por ejemplo, dotando nuestros grifos domiciliares de perlizadores y a nuestras duchas con reductores volumétricos de caudales.

Los sanitarios se pueden utilizar los de doble acción con lo cuál se puede ahorrar hasta un 70% en el consumo de agua. Como pueden ver el concepto de eficiencia es amplio y no se limita solamente a la energía eléctrica, al estar establecer la importancia y trascendencia que el adoptar este tipo de medias tiene de forma positiva con el medio ambiente, se puede concluir que definitivamente la adopción de la eficiencia energética en nuestro diario vivir, tiene una relación directa con el bienestar en el medio ambiente.

Te gusto, quieres compartir