La retirada del gran contaminador

Por Víctor Ferrigno F. –

Como lo anunció durante su campaña, Donald Trump ordenó el retiro de EEUU del Acuerdo de París, sobre cambio climático, generando una andanada de críticas dentro y fuera de su país, ante una decisión que afectará al mundo entero.

El ser humano es la única especie que ha desarrollado la capacidad, y la locura, de destruir su medio ambiente, amenazando su propia sobrevivencia. Son conocidas las graves consecuencias del calentamiento global, y existen miles de evidencias científicas sobre el fenómeno, así como millones de víctimas que sufren hambre, sed, inundaciones y decenas de desastres sociales por el cambio climático (CC), generando la más amplia ola de migración humana de la historia.

A pesar de ello, existen políticos obstinados como Trump, que cuestionan el calentamiento global, y niegan sus efectos aduciendo que es un invento de China para sacar ventaja sobre la industria estadounidense, por lo que se retira del primer pacto global que busca enfrentar nuestro suicidio como especie.

El Acuerdo de París sobrevivirá y no será renegociado, porque los efectos del CC no dejan otra alternativa. Astutamente, Angela Merkel tomó la iniciativa política sobre el tema, anunciando que la Unión Europea y sus aliados defenderán a “la madre tierra”, logrando un pronunciamiento de China e India sobre el cumplimiento de lo pactado en París, incrementando el aislamiento político de Trump, de cara a la reunión del G-8 en julio próximo.

En el pasado, satanizar a la ciencia nos llevó a la Inquisición, y politizar la genética dio origen a la esclavitud y al racismo nazi, dejando millones de muertos en esa ruta de locura sanguinaria. Ahora podría ser peor, pues todo el planeta está bajo amenaza, siendo EEUU el mayor contaminador y responsable de esta plaga apocalíptica, por lo que está obligado a combatirla.

El actual modelo de producción y de vida, basado en la quema de combustibles fósiles, como el petróleo, el gas y el carbón, son los principales generadores de dióxido de carbono (CO2), primordial causa del CC.

Según el Centro de Análisis de Información sobre Dióxido de Carbono, a lo largo de 161 años (1850-2011) Estados Unidos ha sido el mayor emisor de CO2 a la atmósfera, generando el 27%, seguido por la Unión Europea con 25%, estando China en el tercer lugar (11%), seguida por Rusia (8%), Japón (4%) India (3%) y Canadá (2%).

La Base de Datos de Emisiones para la Investigación Atmosférica Global da cuenta que en la actualidad China es el país que más contamina, con 10.64 kilotones de CO2 emitidos a la atmósfera, seguido de Estados Unidos con 5.17.

Sin embargo, el cálculo por persona refleja que los estadounidenses son quienes realizan más emisiones de este gas de efecto invernadero, alcanzando 16.39 toneladas métricas por persona, superando las 13.53 de canadienses, las 12.47 de rusos, y las 7.55 toneladas métricas del ciudadano chino, que está por debajo de los habitantes de Holanda, Bélgica o Japón.

En Estados Unidos solamente la industria del carbón celebró la decisión de Trump, y ha recibido el cuestionamiento de empresas clave del área de computación (Google, Twitter, Facebook), comercio (Amazon) y la banca (Goldman & Sachs), sabiendo que el mercado global demanda productos limpios.

La salida de EEUU del Acuerdo de París conllevará un trámite largo, que podría cobrar efecto un día después de las elecciones de 2020, por lo que el debate sobre el cambio climático podría ser la tumba electoral de Donald Trump.

www.albedrio.org

Te gusto, quieres compartir