Navegante

Por Lorena Medina (Lalore)

(Para Alma Sosa)

Arrasó todo cuanto degustaba con holgura y placer. Después de muchas olas bravas, con un inventario de locos intentos por hacerme encallar, finalmente arremetió contra mi frágil embarcación hasta casi hacerme naufragar.
Como vieja loba de mar, decidí hacer uso de todas las maniobras para sortear a cada instante los arrebatos e intentos de hundirme en el azar.

Llego por fin al puerto firme de una mirada profunda que me mantiene a flote. Viento en popa sigo adelante, no quiero regresar atrás. Estoy navegando en esta aventura sin par, para tocar el infinito de un horizonte rojo y sereno y no me importa si la inmensidad me atrapa, impredeciblemente. En este bravo mar, el mar de la vida, quiero continuar, hasta donde esta travesía fabulosa termine y mis velas logre desplegar. Seguiré navegando sin rumbo solo para sentir una vez más la brisa y el viento y alguna que otra tempestad, para hacer más intenso este viaje sin amarras, ni anclas, ni capitán.

Te gusto, quieres compartir