Ahorro comunitario y el impacto en las familias

Edna Aurora Bin Sis

Varios estudios e instituciones hablan que las microfinanzas son una alternativa para el desarrollo rural, y se han visualizado como un alivio para la población rural y como un instrumento para erradicar la pobreza, según sus principios ofertan servicios a personas de escasos y bajos recursos. Sin embargo en un país como Guatemala que tiene pendientes reformas estructurales profundas, en donde su economía está basada históricamente en una organización territorial que ha privilegiado la concentración en un centro económico fuerte y se carece de mecanismos para capitalizar las potencialidades económicas, únicamente han logrado acorralar a la población y que este sobre endeudada.

Se ha reconocido en los últimos años que las microfinanzas son instrumentos para mitigar la pobreza. Algunos autores señalan las limitantes que estas tienen el no poder brindar servicios a la población de escasos recursos y sin garantías. Sin embargo algunos medios rurales se han enfocado al modelo de los grupos de ahorro comunitario, en algunos casos resulta ser una alternativa o un mecanismo informal para mitigar la problemática.

El ahorro en su elemento conceptual se identifica como algo valioso para poder utilizarlo posteriormente o en un futuro. Los grupos de ahorro comunitario son un mecanismo que constituyen un grupo de personas que se reúnen con el objetivo de poder realizar transacciones basadas en el ahorro y crédito. Varios estudios indican que es una herramienta para el desarrollo económico. Por su lado en uno de los considerandos de la recién aprobada Ley de Entidades de microfinanzas y entes de microfinanzas sin fines de lucro, decreto Numero 25-2016 (Congreso de la Republica de Guatemala, 2016), indica: “que para coadyuvar para el desarrollo económico y social del país, es necesario promover la actividad de micro finanzas, a efecto de que las personas que no son sujeto de crédito en el sistema bancario nacional, tengan acceso al mismo, con lo cual se estaría promoviendo la inclusión financiera, principalmente en el área rural y en pequeños centros urbanos”.

No es posible hablar de solidaridad, ni erradicación de la pobreza con el solo hecho de entregar créditos y que su rotación e intereses sean largos y altos. Uno de los principios económicos es la rentabilidad, generación de la utilidad y recuperación de la inversión, por lo que las microfinancieras deben cumplir con sus principios y no visualizar a la población de bajos recursos como clientes potenciales, de ahí radica la problemática y sobreendeudamiento y más empobrecimiento de la población rural.

El Estado debe garantizar el desarrollo económico y rural de la población, y dejar a un lado proyectos paternalistas, puesto que se deriva más pobreza en todos los ámbitos. Los resultados de investigación documental arrojan que los grupos de ahorro son viables, en algunas mencionan sobre el mejoramiento de ingresos sin embargo se han limitado a analizar la metodología, guía, factibilidad y no se ha evaluado si estas realmente podrían ser una alternativa de desarrollo rural en donde generen impactos significativos positivos en las familias.

En los trabajos analizados no se encontró una que determine el impacto que los grupos de ahorro generan en las familias, y tampoco hablan del mejoramiento de la calidad de vida. La mayoría se enfoca a la metodología, su funcionalidad, autosostenibilidad, la factibilidad y viabilidad. Y de los programas ejecutados se enfocan al cumplimiento de las metas trazadas.

Los grupos son una opción comunitaria, no solo para generar ahorros, y ser una opción de crédito, va a depender de los montos que ahorran, más como una capitalización, los ciclos de recuperación, se genera basada en esa experiencia.

Los grupos de ahorro y préstamo comunitario, es una modalidad y metodología probada en población pobre y que ya ha sido experimentada en varios departamentos y comunidades rurales de Guatemala, deriva su expertis de lo logrado por el Grameen Bank de Bangladesh creado en 1983 por Mohamed Yunus, premio Novel de Economía.

Los créditos rurales se deben enfrentar con capacidad autónoma y solidaria de grupos tal como establecen los principios de relación comunitaria. He aquí la importancia de resaltar el rol que juegan los grupos de ahorros, como una alternativa para el desarrollo económico y social de las personas y de la comunidad.

Fomentar un crecimiento sostenible e inclusivo, economía basada en recursos Los códigos está en el propio territorio, se trata de crear una sociedad donde todos entren, se trata de buscar un camino, de construir una vía en la que todos puedan vivir.

Referencia:
ALBINO, R. A. (2009). CAJAS DE AHORRO Y PRESTAMO COMUNITARIO, UNA ALTERNATIVA DE FINANCIAMIENTO RURAL: FORMAS DE MANEJO, CARACTERISTICAS ORGANIZATIVAS Y CONSOLIDACION DE CAJAS COMUNITARIAS EN LOS VALLES DEL PUEBLA Y OAXACA. PUEBLA.
ASIES . (2012). Impacto de las microfinanzas con prácticas culturales en educación, salud y actividad economica de las familias del departamento de Totonicapan. Revista ASIES No. 2, 20.
CGAP. (2006). FONDOS DE PRÉSTAMOS GESTIONADOS POR LA COMUNIDAD: CUAL DE ELLLOS FUNCIONA? ENFOQUES, 16.
Chavez, R., & Soler, F. (2005). El comportamiento de Cajas de Ahorros y cooperativas de crédito españolas frente a los fines sociales: La obra benéfico-social y el Fondo de Educación y Promocion Cooperativa. GEZKI NO. 1, 45-62.
CONDE BONFIL, C. (2002). ?AHORRO O CREDITO SUBSIDIADO? SERVICIOS FINANCIEROS PARA POBRES . MOMENTO ECONOMICO , 73-92.
Congreso de la Republica de Guatemala. (2016). Decreto 25-2016, Ley de Entidades de Microfinanzas y entes de microfinanzas sin fines de lucro. Guatemala.
Guzman Raja, I., & Escobar Perez, B. (s.f.). Evaluación del rendimiento de las cajas de ahorros españolas de reducida dimensión. Revista Internacional de la Pequeña y Mediana Empresa Volumen 1 No. 3, 17.
Martínez Dajui, E., & Almorín Albino, R. (2011). IMPACTO DE LOS APOYOS EXTERNOS EN LA PROMOCION DE CAJAS DE AHORRO Y CRÉDITO COMUNITARIO EN EL MEDIO RURAL. AGRICULTURA, SOCIEDAD Y DESARROLLO, VOLUMEN 8, NUMERO 3, 389.
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. (2003). Manual de consulta sobre el ahorro en grupo .
OXFAM AMERICA. (2009). AHORRO COMUNITARIO EVALUACION DEL PROGRAMA, EL SALVADOR. SALVADOR.
PANA TZUB, G. (2015). CAPACITACIÓN PARA LA MEJORA DE LA PARTICIPACIÓN Y EMPODERAMIENTO DE LAS SOCIAS DEL PROYECTO GRUPOS DE AHORRO COMUNITARIO DE ASECSA EN EL MUNICIPIO DE CHISEC, ALTA VERAPAZ. GUATEMALA.
PROPAIS. (2010). Experiencia y Aprendizaje de la Implementación de Grupos de Ahorro y Crédito Local en Colombia. Colombia.
Ruilova Astudio, J. P., & Paguay Paguay, S. A. (2013). DISEÑO DE UN MODELO ADMINISTRATIVO Y FINANCIERO PARA LA CREACION DE CAJAS DE AHORRO Y CREDITO COMUNITARIAS. Ecuador.
SAGARPA. (2002). FONDOS COMUNITARIOS DE AHORRO: SERVICIOS FINANCIEROS BÁSICOS EN LAS ZONAS RURALES MARGINADAS DE MEXICO. MEXICO.

Te gusto, quieres compartir