Guatemala: repercuciones de los #Panamapapers

José Luis Siguil *
El destape de los Papeles de Panamá en Guatemala ha tenido una serie de repercusiones más en el orden político que en el plano judicial, tomando en cuenta que Guatemala aparece como el primer país latinoamericano inmediatamente después de la propia Panamá, con la mayor clientela en la firma Mossak-Fonseca, la cual es el origen de la filtración, y donde se ubica en la sexta posición con una increible cifra de 1,234 empresas off shore incritas y en las cuales hasta el momento se ha comprobado la participación de un banco importante, diputados del Congreso de la República, políticos y al menos una de la mayores narcotraficantes guatemalteca extraditada y condenada recientemente en Estados Unidos.

La casta empresarial guatemalteca aglutinada en el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF), ha reaccionado intentado minimizar el impacto de la filtración y a palabras del Director de Cámara de la Industria, Señor Javier Zepeda ha solicitado “… que éste tipo de investigaciones no criminalice una actividad empresarial que estaba siendo LEGÍTIMA y LEGALMENTE permitida y que era utilizada de una manera correcta por los empresarios hasta hace unos días en que nos hemos enterado de esta situación…”, en otras palabras el flujo financiero ilícito hacia los paraísos fiscales no es un problema ni ético ni legal, sino que el hecho de la filtración ha generado una opinión pública negativa que afecta a que se siga realizando la famosa “planificación tributaria” y engrosando los ingresos y flujos hacia los paraísos fiscales.
En Guatemala a partir de la protestas sociales que derivaron en la renuncia del ex presidente Otto Perez Molina y de la ex presidenta Roxana Baldetti y que tuvo su origen en una denuncia de fraude y evasión tributaria y arancelaria por parte de Comsión Internancional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), los temas fiscales y tributarios se han vuelto especialmente sensibles

En Guatemala a partir de la protestas sociales que derivaron en la renuncia del ex presidente Otto Perez Molina y de la ex presidenta Roxana Baldetti y que tuvo su origen en una denuncia de fraude y evasión tributaria y arancelaria por parte de Comsión Internancional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), los temas fiscales y tributarios se han vuelto especialmente sensibles por lo que los Papeles de Panamá evidencian de manera drámatica las denuncias que los movimientos sociales y diversas entidades de la Sociedad Civil han venido planteando y que refuerzan la necesidad de realizar un nuevo Pacto Fiscal en el marco de una Asamblea Nacional Constituyente.

* José Luis Siguil pertenece al Movimiento Tzuk Kim Pop, es parte de Centroamerica al Dialogo (CAD) y Miembro de Latindadd. Revista Economía Crítica

Te gusto, quieres compartir