Destapando gavetas y salarios

Nac4_38-e1453319875238Por Miguel Ángel Sandoval
mszurdo@hotmail.com

Hace algunos años Ricardo Semler, un empresario brasileño al que se conoció como “coleccionista de multinacionales”, apostó por un estilo de gestión que entre sus medidas estaban: que cada empleado pusiera en su oficina y en lugar destacado el monto de su salario, y junto a ello, que cada quien le colocara a su puesto el nombre que considerara adecuado, de acuerdo con su función. Así por ejemplo, podía poner en su tarjeta de presentación, “gerente o responsable de tornillos” o gerente o encargado de personal. La medida causo revuelo y con ello se contribuyó a transparentar la administración en muchas empresas, salpicando a la administración pública de ese país.

Muchas medidas más fueron impulsadas por este innovador brasileño y ello se consigna en un libro de su autoría, “volteando la mesa” que publicó alrededor de 1992. La historia viene a cuento por la decisión del presidente del congreso, Mario Taracena, de publicar un listado de los salarios del renglón 0-11 en el congreso, lo cual provocó un escándalo de primer nivel. Ello nos dice de dos cosas por lo menos. La primera que el camino hacia la transparencia en nuestro país es largo, y segundo, que no hay muchas cosas nuevas bajo el sol, y ello dice mucho de nuestra, todavía, condición de pueblón.

Por supuesto que el punto a destacar esta alrededor de las razones por las cuales diversos presidentes del congreso se habían negado de manera reiterada, no solo a informar a los propios diputados, sino a la opinión publica en general, como lo establece la ley de acceso a la información. Menos mal que el tema ha sido superado.

Pero el punto central, es que desde el congreso de la república aparece en la actualidad un tema que está causando escozor en algunos sectores y jubilo en la mayoría. Es el inicio de una agenda de cambios y reformas que necesariamente pasan por la casona de la novena avenida. Muchas reformas están engavetadas por falta de eso que se ha denominado en nuestro país como voluntad política. Ahora parece que se encuentra en donde menos se esperaba: el congreso de la república.

Sería importante que el punto se hiciera viral, y que la transparencia se instalara en nuestro país. Así por ejemplo, sería interesante conocer los niveles de salarios entre ejecutivos de empresas y trabajadores. No me refiero a los inversionistas o dueños de las empresas, pues esto se maneja con otros parámetros, como podría ser tener conocimiento de su tasa de ganancia.

O que, para poner un ejemplo, se conociera los sueldos de editores, directores y empleados de medios de comunicación, ya que de esa manera la transparencia se podría instalar de una buena vez en nuestro país y la idea de los vicios privados frente la las virtudes publicas dejara de existir. En fin, hay mucho que conversar sobre un tema de moda y de escándalo mediático hoy por hoy.
Foto La Hora

Te gusto, quieres compartir