El Costo Del Transporte Público

Por: Manuel Antonio Hernández Linares

El costo de vida es un concepto que las ciencias económicas nos otorgan para medir el valor de los bienes y servicios que los hogares ejecutan para lograr un nivel de satisfacción, este concepto se basa en el costo de los alimentos, vivienda, transporte etc. Y con ello se puede determinar el nivel de costo de vida que posee cada país.

El diario “Confidencial” de España publicó el 19 de enero del año 2015 un ranking en el que aparecen los países con mayor y menor índice de costo de vida. El listado le otorga a cada país una puntuación denominada “Índice de Precios de Consumo” “IPC” y lo mide en relación con Nueva York pues esta ciudad posee un IPC de 100. Entonces el país con mayor costo de vida, según el ranking, es Suiza con un IPC de 126 (26 más que Nueva York) y el de menor costo de vida colocado en la nonagésima cuarta posición es India con un IPC de 26.3 (73.7 menos que Nueva York).

Guatemala se situaba en ese entonces, según el ranking, en la posición 50 con un IPC de 50.4 (49.6 menos que Nueva York). España, un país de primer mundo, se colocaba en la posición 39 con un IPC de 65.70.

Si realizamos una comparación entre Nueva York, Madrid y Ciudad de Guatemala, con respecto al nivel de satisfacción que requieren los habitantes de estas tres ciudades, lograremos determinar que en Ciudad de Guatemala, se requieren artículos de satisfacción y consumo que posean menor calidad, el ciudadano de Guatemala no podría pagar por los bienes y servicios que un neoyorquino o madridista si pueden hacer, pues la calidad de los productos en estas ciudades son mayores a las de nuestra “tasita de plata”.

Al carecer de capacidad monetaria y de educación de consumo, el ciudadano guatemalteco se acostumbra a consumir productos y servicios de baja calidad a tal grado que se deja irrespetar por los que producen estas ofertas. Si evaluamos el servicio de transporte público, podríamos estancarnos en las diversas problemáticas históricas que a éste servicio adolecen y como servicio de tercer mundo, perdón de “país en vías de desarrollo”, la oferta de transporte público es sumamente desastrosa.

Autobuses reconstruidos, sin sillones, sin estructuras que ayuden a evitar desastres, sin timbres para solicitar “la parada”, con llantas desgastadas, con “chorros de humo” que contaminan al ambiente, con pilotos y ayudantes (“brochas”) sin derechos laborales y enemigos de los consumidores y viceversa, con los asesinatos y asaltos que caracterizan este servicio, es como se presenta una oferta a la demanda de los ciudadanos que acostumbrados a ello pasan su diario vivir sin darse cuenta de la falta de respeto que el empresario de transporte público le otorga.

A pesar de esto, el seis de enero representantes de la Asociación de Propietarios de Autobuses Urbanos de Guatemala ASOPAGUA, anunciaron estar inconformes con el presupuesto que se le otorgo al subsidio de transporte público y solicitan treintaicinco millones de quetzales mensuales y en forma de amenaza anuncian que el costo de pasaje por usuario podría incrementarse a Q.5.50.

Volvamos a la comparación entre Nueva York, Madrid y Ciudad de Guatemala basándonos en los Índices de Precio de Consumo publicados en el diario “Confidencial” de España y comparemos los precios de transporte público entre las tres ciudades. Obtendremos que en la ciudad estadounidense el transporte público posee un precio de 2.50$ por persona lo que equivale, según el tipo de cambio del Banco de Guatemala del día 7-1-16, a Q.19.15 y sirve a la ciudadanía las 24 horas del día. En la ciudad española el precio por persona equivale a 1.50€ equivalente a Q.12.50, con servicio desde las 6 hasta las 23:50 horas y desde las 23:55 hasta las 4 horas los buses Búhos, además cuenta con estaciones iluminadas, unidades con accesos para personas con capacidades especiales, mas de 30 rutas, etc.

Comprar los servicios de estas dos metrópolis con ciudad de Guatemala es sumamente ridículo, los costos del pasaje en estas ciudades son altos puesto que el servicio es de buena calidad. Recargar a Q.5.50 el pasaje en ciudad de Guatemala es totalmente inaudito, es irresponsable e irrespetuoso, se pretende aumentar el 50% de pasaje madridista en ciudad de Guatemala cuando la calidad de servicio es menor al 0.0005% al de Madrid.

El empresariado del transporte público de Guatemala se presenta en el 2016 como uno de los más perversos del sector de la economía guatemalteca, limpiándose las manos en el gobierno al tomar como bandera el incumplimiento del subsidio. La táctica será aumentar el 500% del pasaje lo que nos encausara a una mesa de diálogo en la que se buscará que ni el empresario ni nosotros perdamos y se “consensue” Q.2.00 o Q.2.50 de pasaje por persona y al final el empresario ganara y nosotros pagaremos más por un muy, muy, muy mal servicio de transporte público.

Te gusto, quieres compartir