Maldito sea Postone o el trabajo de Mr. Moishe

525Por Yaroslav Ramírez

Publiqué hace pocos días en Facebook la primera parte del título de esta nota, a modo de comentario a un post que recordaba al buen Galeano, diciendo que el lenguaje academicista de los textos es para excluir a los pobres. Hasta hoy una docena de personas ha gustado de lo publicado. Algunos comentaron y otros compartieron, quizá más que por lo de Galeano que por lo de Mr. Moishe.

Pero por qué chingados estoy yo maldiciendo al reconocido historiador, me pregunté. Algunos de mis amigos, por lo visto, habían entendido mi broma. Uno de ellos mencionó el racismo. Yo pregunté si Mr. Moishe era un crítico del antisemitismo pero no obtuve respuesta, pero San Google dice que sí, que es un crítico e historiador del antisemitismo.

Hace poco, precisamente discutiendo el libro de Mr. Postone, expresé que si existía una relación entre él y el buen Marx, sería una relación como entre un falso Lazarillo y un Sancho Pansa audaz, atravesando el desierto caleidoscópico de un marxismo ortodoxo o tradicional, como quiera llamársele. La cosa sirvió para risas y para cerrar, también, dicha discusión.

Luego me puse a pensar que cualquiera podría pensar que tengo algo contra Mr. Moishe o su trabajo ¡con eso de maldecirlo! Pero la verdad es que si hay algo que reconocer es que las páginas de Tiempo, Trabajo y Dominación Social, pueden ser densas o reiterativas; tienen un par de cosas que decir. Aunque primero, pretenda hacer esa acrobacia intelectual con garrucha que ve desde lo alto, como por encima de siglo y medio de marxismo ha estado encerrado en su habitación, sí, la del socialismo realmente existente o gobierno progresista, como se quiera: viéndose al espejo mientras se maquilla.

Pero el espejo hace años que fue roto y ahora solo puede verse en pequeños fragmentos, empañados de posmodernismo y marxismo, ora abierto ora cerrado, pero siempre academicista. Mr. Moishe me dejó una pregunta importante: ¿Qué tipo de trabajo haría la gente en una sociedad donde se haya abolido el capitalismo?

En eso pensaba.

Por eso cae bien el Galeano.

Te gusto, quieres compartir