El consumo eficiente del agua en las viviendas

defOmar Marroquín Pacheco

Al hablar de este concepto, prácticamente se esta hablando de un concepto muy parecido al de eficiencia energética (uso de la energía), es decir reducir el consumo del recurso, bien sea de agua o de energía. Ya en Guatemala existen proyectos en marcha de construcción de viviendas que captan el agua de lluvia, con lo que se aproximan al estándar de consumo nulo, como puede llevarse a cabo con el consumo de energía.

Reciclar agua también es posible y como lo acote con antelación en nuestro país ya existen proyectos en marcha que lo están realizando, con el agua reciclada se están llenando los cisternas de los inodoros (con agua que proviene de los lavamanos, de la ducha es decir aguas grises y provenientes de agua de lluvia con o sin tratamiento depende que uso se le de).

¿Por qué es importante reducir el consumo de agua? Se puede abordar desde dos puntos de vista: el social y el medioambiental, hemos sido testigos de amplias zonas donde hay sequias habituales y severas, cuando esto no sucedía en el pasado.

El acceso al agua puede convertirse en un bien escaso y, aunque en la actualidad se viva en zonas donde existe el recurso, puede suceder que sea necesario conducirla a otras áreas donde se presente problema de escases. Por lo tanto reducir el consumo de agua permite conservar hábitats naturales y el mantenimiento del nivel adecuado de los cuerpos de agua.

Es lógico que al reducir el consumo de agua, se tienen impactos positivos en cuanto al pago menor de la factura, sumado a esto incorporar hábitos como el de recoger agua de lluvia e idealmente las aguas residuales ( aguas grises y negras) puede reducir la carga de agua proveniente de instalación municipal, habiendo menos presión sobre el recurso es necesario tratar menos cantidad y por lo tanto, se reduce el abastecimiento, reduciendo así los costos.

ESTRATEGIAS A IMPLEMENTAR
DISPOSITIVOS Y APARATOS EFICIENTES:

Con el tipo de aparatos que utilizamos en la vivienda, podemos implementar medidas de eficiencia de consumo de agua, a manera de ejemplo: la utilización de inodoros de doble acción, es decir que poseen dos botones, uno para cuando solamente se orina y que tiene mucho menos agua ese deposito y cuando se defeca se usa el botón dos que tiene mayor cantidad de agua pero nunca como utilizan los inodoros tradicionales. Esto dicho de otra manera el uso de artefactos eficientes depende el consumo de agua, es decir el volumen de agua por descarga de los aparatos sanitarios, es importante que si vamos a adquirir artefactos sanitarios, informarnos con los vendedores de la eficiencia del recurso agua de los productos que ofrecen.

Lo importante es que lo ofertado pueda certificar que se obtiene un ahorro cuantitativo, sin ello restar calidad en su funcionamiento.

Otra fuente de gasto de agua dentro de la vivienda es el de la lavadora de ropa, por lo que al comprar una, leer las etiquetas relativas a su eficiencia energética que también hace referencia a su eficiencia de consumo de agua, que permite ahorrar una cantidad considerable de consumo al año.

Quizá lo más importante son las estrategias para reducir el consumo de agua esta íntimamente ligado al comportamiento del usuario, y menos con la compra de equipos y accesorios eficientes, las medidas son totalmente gratis y fáciles de seguir a saber: el uso de inodoro con palanca de doble acción se baja del tanque de los inodoros de entre 10 y 12 litros a 6 ó 7 litros es decir en promedio 3.5 litros menos por cada descarga, al cerrar el chorro al lavarnos los dientes se pueden ahorrar hasta 20 litros con solo cerrar el chorro en lugar de dejarlo abierto mientras nos lavamos los dientes.

La forma de ducharse puede ahorrarse entre 80 y 120 litros por ducha, al bañarse en tina, se gastan hasta 200 litros de agua, la forma de descongelar alimentos nos puede ahorrar hasta 24 litros, muchas veces se ponen los alimentos congelados debajo del chorro de agua, en lugar de descongelar con el microondas por ejemplo. Al lavar el carro, mejor si se hace con una cubeta y no con manguera abierta, usar cubeta ahorra hasta 400 litros, al lavar la ropa usarla a toda su capacidad si se lava a medio cupo se puede ahorrar hasta 285 litros de agua, al lavar los platos a mano y no en la maquina (si se tiene) se ahorran entre 15 y 30 litros de agua.

El utilizar el agua de lluvia almacenada es tan fácil y sencillo para su posterior utilización, siendo tan fácil como la instalación de depósitos en donde se vierte el agua captada de terrazas y de techos de lámina, (estos dispositivos tienen un rebalse que vierte el agua de lluvia nuevamente al terreno y, esta se filtra de forma natural generando un equilibrio hidrológico del agua), el agua captada se puede utilizar para riego, para usarse en los inodoros, para limpiar el carro, se tiene también la posibilidad de tratar el agua existe en Guatemala un invento nacional Ecofiltro, para poder tratar el agua de lluvia y poder consumirla.

Se puede también colectar el agua tanto de los lavamanos como de las duchas y usarla para utilizarlas en los inodoros, para lavar el carro o para regar el jardín.

Para el riego de los jardines, se hace necesario utilizar agua reciclada (es lo más recomendable), en áreas donde se tiene que pavimentar, se recomienda la utilización de concreto impermeable (este tipo de material si permite que el agua lo penetre y traslada el agua de la superficie hacia el suelo inyectando el manto friático. Si regamos con agua potable o tratada, es cara por su potabilización y si se usan aspersores se pulveriza el agua y se pierde mucha en el aire al evaporarse, son mejores los sistemas de riego por goteo, que llega puntualmente a las raíces teniendo un mejor resultado sin evaporación.

En países desarrollados se ha desarrollado los estándares de consumo de agua nulo (Net Zero Water Usage), esto puede parecer imposible pero no lo es, siendo un estándar de lo más visionario que existe, que ya son utilizados principalmente en los Estados Unidos de América.

Te gusto, quieres compartir