Atípica campaña electoral comienza a tomar auge

tse-electoral-guateRedacción Públicogt

Los casos que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), ha destapado en las últimas semanas y que han sido calificados como “bomba” por analistas políticos y que tienen sumido al Gobierno en una profunda crisis, han hecho que la campaña electoral no tenga un papel principal como lo ha sido en procesos anteriores.

El comienzo de la campaña fue anunciada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), hace más de 20 días, en procesos anteriores esto marcó el inicio de intensas coberturas periodísticas y giras de políticos en pomposos mítines en la capital y provincia.

Sin embargo, la profunda crisis que vive el Gobierno, la peor que ha afrontado cualquier Gobierno desde que empezó la llamada era democrática, ha acaparado titulares en los medios de comunicación; pero, más que eso ha hecho que distintos sectores y el pueblo mismo despierten de un letargo de más de treinta años.

La inconformidad generalizada por los descarados actos de corrupción en el Gobierno, entiéndase la operación de la estructura la línea, el millonario contrato para limpiar el lago de Amatitlán con agua con sal, las comisiones que una empresa pagó a dirigentes del seguro social que cobró la vida de al menos 19 personas, tomó auge por la explosión en el uso de las redes sociales.

Estás han permitido que ciudadanos de a pie, que antes se limitaban a observar los mítines demanden propuestas y calidad real en los candidatos a cargos públicos. Prueba de ello son las incontables muestras de desaprobación a la clase política tradicional.

Rompiendo el paradigma

Algo que no se había escuchado antes es que los ciudadanos se unan y rechacen las actividades de las organizaciones y en algunos casos impidan la llegada de los caudillos políticos a los actos.

Como era de esperarse, los políticos han reaccionado con altanería e incluso violencia a la mayoría de las críticas en su contra, el resultado: más desaprobación y más campañas en su contra principalmente en la Internet.

Pero los activistas ya no se conforman con solo la crítica en la red, esta semana cobró auge un movimiento que llamó a los ciudadanos a borrar la publicidad electoral que está expresamente prohibida en la ley, las cuales son pintas en carreteras, árboles y caminos.

Los políticos parecen desconcertados, la verdad es que nadie sabe a ciencia cierta sí este activismo y despertar de la sociedad y sectores influirá en los resultados del proceso electoral que está a la vuelta de la esquina.

Lo cierto es que esta campaña electoral se desarrolla a media agua, los políticos intentan no tener más deslices y la sociedad parece más decidida que nunca a vender caro su voto, queda poco más de cuatro meses para saber el desenlace de esta historia.

Por lo tanto en las próximas semanas la campaña electoral, que en las últimas semanas ha quedado relegada, tomará auge; sin embargo, hay otro escenario que sí puede afectar realmente el desenlace y es el rumor de que Cicig dará a conocer quiénes son los financistas de los políticos en las próximas semanas o meses. La historia seguirá escribiéndose.

Te gusto, quieres compartir