CULPABLE: Coro para conmemorar los dos años de Sentencia por Genocidio contra Efraín Ríos Montt

Prensa Comunitaria

Prensa Comunitaria

Por Marisol Garces.

Una invitación a no olvidar la verdad: Las voces retumbaban en la Sexta Avenida del centro histórico de la capital y las personas se detenían a escuchar… y al sonido de la pieza “Culpable” que el coro interpretaba, se comenzó a recordar quien era el culpable, a rememorar la sentencia, “a sentir algo dentro del pecho”, como dijo una mujer espectadora.

Hoy domingo 10 de mayo, en la Sexta Avenida y 11 calle de la Zona 1, durante una hora (de 4 a 5 de la tarde), se puso en escena la obra “Culpable” compuesta y dirigida por el músico y director Vinicio Salazar e interpretada por el coro “Ensamble Coral”.

El juicio contra Efraín Rios Montt, se desarrolló desde el año 2012 en sus diversas fases, y el 10 de mayo del año 2013, es cuando se le condena a 80 años por el delito de Genocidio y Delios contra los deberes de la humanidad, teniendo una sentencia histórica no sólo para Guatemala, sino que para el mundo entero, puesto que es de los pocos casos en donde la justicia interna de un país ha condenado a un genocida. Debido a la corrupción e impunidad en el sistema de justicia guatemalteco, días después se retrotrajo el proceso judicial a su fase de debates. A pesar de ello, la esperanza, certeza y dignidad de las personas sobrevivientes, y en especial de las las mujeres Ixiles.

A pesar de la corrupción en el sistema de justicia de Guatemala, que se demostró el caso de Ríos Montt, y que se ha evidenciado nuevamente en el caso “La Línea” y una red de abogados vinculados a esta, nadie ni nada podrá borrar la condena por genocidio, ya que se demostró que existen fiscales y juzgadores honestos, que están dispuestos a trabajar por la justicia y en contra de la impunidad y la corrupción.

Las y los sobrevivientes agrupados en la Asociación para la Justicia y Reconciliación -AJR-, el Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos y el Bufete Jurídico de Derechos Humanos de Guatemala, tienen la certeza de haber actuado conforme a la ley, de haber solventado con pruebas y testimonios la condena, y continúan adelante con el proceso judicial en la justicia nacional así como en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Por: Marisol Garces
https://comunitariapress.wordpress.com/

Te gusto, quieres compartir