Guatemala: Presión popular motiva renuncia de la Vice-Presidenta de la República

marcha9Por Simona V. Yagenova –

Hoy viernes 8 de mayo 2015, la Vice-Presidenta de la República dimitió públicamente de su cargo tras semanas de protestas sociales que surgieron en respuesta a un nuevo escándalo de corrupción que involucra a las más altas autoridades de Gobierno. El centro de la ciudad retumba con cuetes y manifestaciones espontáneas de alegría. Los jóvenes, quienes hoy llevaban ocho días de haberse encadenados a la puerta del Palacio Nacional, celebran con alegría la noticia, acompañados de centenares de ciudadanos quienes allí comienzan a concentrarse; las redes sociales vibran y califican esta noticia como una victoria del pueblo. La convocatoria programada para el día de mañana se refuerza desde el twitter, facebook y whatsup. La consigna Vamos por más, Vamos por la renuncia del Presidente se difunde y vitorea.

El día de ayer, la Corte Suprema de Justicia dictaminó que existían suficientes elementos para dar inicio a un proceso judicial que conllevaría a un antejuicio contra la vice- mandataria, aunque desvinculó al Presidente Otto Pérez Molina del caso. El expediente fue trasladado el Congreso de la República, hoy dominado por los partidos de la oposición, para que de manera expedita conformara una comisión de cinco diputados electos al azar. La integración de esta comisión se concluyó por la tarde del día de ayer y se había comprometido con entregar su dictamen en un mínimo de siete días. Según procedimiento, el dictamen de esta comisión tendría que avalarse por un mínimo de 105 de los 158 diputados. De considerar que existen suficientes elementos para proceder en eliminar la inmunidad a la VP, el caso hubiera pasado al Organismo Judicial. De manera paralela, se interpuso un recurso de exhibición personal por parte de algunos diputados de oposición, dado que se temía su posible fuga, que conllevó a que una jueza se hiciera presente en el Palacio de la República quien confirmó que la vice-mandataria estaba efectivamente allí presente.

Los jefes de bancadas del Congreso de la República se encuentran reunidos ahora para recibir formalmente la renuncia de la Roxanna Baldetti y se inicia el proceso para nombrar a un nuevo Vice-Mandatario. Los manifestantes ya se han congregado en su alrededor, edificio guardado por numerosas fuerzas antimotines.

Si, renunció la Vice-mandataria, pero el sistema sigue intacto. Las movilizaciones ciudadanas que han sumado cada vez más adhesiones en distintos estratos de la sociedad guatemalteca, fueron indudablemente, un factor decisivo. Desde los soportes políticos y económicos de este perverso sistema se han activado ya los dispositivos para calmar los ánimos de la población., restaurar un clima de relativa estabilidad política y evitar que se extiendan las protestas. Temen que desde las dispersas expresiones sociales y políticas de la izquierda, desde las diferentes alianzas de los movimientos sociales, se puede propiciar un proceso de “contagio político “hacia segmentos de la clase media y las mayorías históricamente empobrecidas y marginados, cuyo eventual despertar podría modificar sustancialmente la correlación de fuerza y poner en riesgo su sofisticado y perverso sistema de dominación. En tal sentido, buscarán indudablemente evitar con todos los medios que tienen a su alcance, que esto suceda. Es muy probable, que se comienzan a divulgar campañas que buscan aislar y desacreditar como grupos radicales a aquellos manifestantes quienes demandan reformas más sustanciales, como tampoco, que eventualmente retorna un manejo policiaco más represivo de futuras protestas.

Con la renuncia de la Vice-mandataria se abren distintos escenarios. Desde expresiones políticas de la derecha se plantea que el actual Presidente de la República, ya debilitado políticamente, debería ser acompañado por “ personas notables” obviamente seleccionados por ellos hasta que concluya el mandato el 14 de enero del 2016. Han intensificado la campaña para que la gente no vote Nulo y se inmersa en el proceso electoral que es un perfecto distractor. Apuestan a un reacomodo que les permite recuperar el control y crear condiciones para una “transición controlada” hasta que puedan impulsar una asamblea constituyente impuesto bajo sus criterios y lógica.

Las fuerzas sociales y políticas comprometidas con el cambio social y la izquierda, no estaban preparados para la actual crisis y aún carecen de acuerdos políticos que les permitiría irrumpir en este contexto con propuestas concretas, con excepción de la necesidad de impulsar una Asamblea Constituyente desde los Pueblos. Deberían definirse claras metas tácticas que abonan en términos organizativos, políticos, ideológico- políticos y alianzas a lo estratégico. Si los partidos políticos de izquierda, los pueblos y movimientos no logran converger en acuerdos comunes, es muy probable, que se pierda otra oportunidad para reconfigurar las fuerzas. Oportunidades políticas que se pierden, no se recuperan fácilmente. La historia reciente del país es un rosario de oportunidades políticas perdidas. No permitamos que esto ocurra.

Te gusto, quieres compartir