Carta de agradecimiento a nuestros gobernantes.

0012537144Por Carlos B. Muñoz
En este fin de semana lleno de furor patrio no queda más que darles las gracias a los principales patrocinadores del manifestado repudio nacional: nuestros gobernantes. No fueron necesarias bolsas seguras, ni promesas de mano dura, ni cualquier otro incentivo para que la gente se conglomerada en el parque central con pancartas con los nombres de nuestro presidente y nuestra vicepresidenta. Ningún binomio presidencial había logrado antes ese poder de convocatoria en esta frágil era democrática. Y así es como este sábado el actual gobierno consiguió su mayor logro, que no fue el empleo o la seguridad sino la unión del pueblo guatemalteco bajo una misma causa: exigir la renuncia de sus mandatarios.

No cabe duda que la vicepresidente Roxana Baldetti se merece un reconocimiento especial. Desde el inicio de su mandato preparó el terreno con la compra millonaria de lujosas propiedades hechas a su nombre gracias a los supuestos ingresos de su empresa de shampoo. Se destacó también con frases como ‘’el lugar es rebonito’’ refiriéndose al Federico Mora luego de que la BBC publicará un reportaje catalogándolo como uno de los peores hospitales psiquiátricos del mundo o que “es más barato viajar a Europa que ir a Peten’’ causando la indignación de los guatemaltecos. Y así, creyéndose todopoderosa, fue ganando enemigos dentro del sector privado, la opinión pública y su propio partido. La gota que colmó el vaso fue la investigación que involucró a su secretario privado, quién ya tenía antecedentes criminales antes de que lo nombrara como tal, como cabecilla de una red de fraude fiscal y a quién coincidentemente, Baldetti sacó del país previo a emitirse su orden de captura. Los cientos de millones robados fueron suficientes para que el pueblo guatemalteco logrará un hito histórico: unirse.

Los guatemaltecos pasaron del repudio a la acción y convocaron a una manifestación masiva. Decenas de miles se unieron en las redes sociales y decenas de miles salieron a las calles. Los estudiantes de la USAC muy criticados en los últimos años, salieron esta vez capucha al cuello y se perfilaron como los principales animadores de la manifestación, ganándose la aprobación de la población. Personajes tan singulares como Ricardo Mendez Ruiz de la extrema derecha o Amílcar Pop diputado indígena de Winaq se encontraron en el mismo lugar en un ambiente de paz y concordia. Desde niños que acompañaban a sus padres y conocían una naciente democracia hasta gente mayor que recordaba y revivía sus tiempos de juventud revolucionaria. De todos lados, de todo tipo. La manifestación no fue de derecha o izquierda, de campesinos o académicos, rojos o cremas; fue de guatemaltecos, fue democracia.

Es por ello que hay que darle las gracias al gobierno, por el fortalecimiento de la democracia que se ha conseguido en su mandato. No hubiera sido posible sin su complicidad, sin su descaro para cometer actos de corrupción y su prepotencia para ignorar los reclamos de los periodistas y población en general. Ha sido un hecho importantísimo de cara a las elecciones de este año, un mensaje claro a los pre-candidatos y futuros gobernantes, que ya no es tan fácil aprovecharse de la población guatemalteca, que ya no es tan fácil abusar del poder sin que hayan consecuencias. No nos queda más, como población, que velar por el correspondiente juicio y condena a nuestros actuales mandatarios, como recompensa a su notable labor al fortalecimiento de la democracia.

Te gusto, quieres compartir