Libertad de expresión sigue en retroceso en este gobierno

libertad-expresionXar tzij,

La organización Reporteros sin Fronteras (RSF) publicó la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de 2015, en la que Guatemala, con una puntuación de 37.92, se ubica en el lugar 124 de un listado de 180 países, el cual encabeza Finlandia, seguida por Noruega y Dinamarca. En América lidera Canadá (8), seguida por Costa Rica, en la posición 16.

Pero, ¡sorpresa!, Guatemala sigue estancada, pese a ubicarse un puesto más arriba, pues el año pasado estuvo en el 125. En 2010, Guatemala ocupaba la posición 77, de 173 países; en 2012 y 2013 se mantuvo en el 95, de 178; sin embargo, en 2014 hubo un retroceso al descender al puesto 125, de 178.

“Las condiciones en que se ejerce la libertad de expresión se degradaron en 2014. Las agresiones a periodistas van en aumento desde el año pasado, en medio de un clima de impunidad casi total, que genera una autocensura nefasta”, destaca el informe de RSF al aludir al caso guatemalteco.

Y es claro que no se pueden obviar agresiones como las sufridas el 18 de septiembre de 2014 por 2 comunicadores de elPeriódico cuando intentaban abordar a la vicepresidenta Roxana Baldetti en una conferencia de prensa en un hotel capitalino. Ese mismo día, la reportera de Prensa Comunitaria, Norma Sansir, era detenida cuando ejercía su labor en Camotán, Chiquimula. A esto se suma el atropello que vivió de manos de policías municipales el periodista de radio Sonora Víctor Castillo, el 12 de febrero pasado, cuando cubría el incendio en el edificio de Correos y Telégrafos, y así se puede continuar con el listado de agresiones contra comunicadores.

RSF destaca, además, que “la fuerte concentración del paisaje mediático sigue siendo perjudicial para el pluralismo. Los medios de comunicación comunitarios corren el riesgo de ser cerrados en cualquier momento debido a que carecen de un estatus legal”.

Qué decir, el 20 de enero de este año la radio comunitaria Snuq’ Jolom Konob’, en Santa Eulalia, Huehuetenango, sufrió el cierre por parte de personas afines al alcalde de la localidad, lo cual es una muestra de prepotencia de las autoridades y un golpe a la libertad de expresión de las comunidades.

Eso sí, tampoco se puede dejar de comentar el incidente que involucró a dos reporteros, uno de elPeriódico y el otro de radio Sonora, el 6 de marzo, luego de que uno interrumpió mientras el otro cuestionaba al presidente Otto Pérez, lo que llevó a la supuesta agresión de uno hacia el otro.

En conclusión, el artículo 35 de la Constitución es, como muchas más leyes en el país, inane, o simplemente adorno.

Te gusto, quieres compartir