Artículo incómodo

trial-015Por Miguel Ángel Sandoval
mszurdo@hotmail.com

Desde diversas agrupaciones o personas, la crisis que tiene lugar en el ámbito de la justicia y sus vinculaciones con los otros sectores de poder, nos hablan de una profunda crisis democrática en Guatemala. No exagero. Los datos son graves. Y la punta del iceberg, es la resolución de la CC (ambigua como todo lo que hace) que impide la toma de posesión de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia en los plazos establecidos por el ordenamiento legal del país, con lo cual se abre una crisis en el sistema judicial, y por extensión, en la democracia guatemalteca que como sabemos, tiene en la división de poderes una piedra angular. Sin duda es un hecho gravísimo.

Son varios los niveles. Uno de ellos es que esta resolución dice, aunque no de manera expresa, que los de las comisiones de postulación hicieron una chambonada en la selección de los candidatos a ser votados por el congreso, después de una negociación espuria entre las dos bancadas mayoritarias. En dos platos: la CC le corrige la plana al congreso y a sus alianzas y a la intervención desde el ejecutivo. Esto regresa el proceso al inicio, guste o no.

Hay ahora un amplio terreno a la imaginación política, pero esta no llega. Igualmente hay una sensación de espera, de confusión, de necesidad de tener un rumbo en este contexto. Los partidos políticos, sean de derecha, centro o izquierda, no dicen mayor cosa pues parece que no han entendido nada de lo que pasa. Al momento que escribo estas notas, no he visto ni una sola opinión formal, oficial, de fondo de nadie. Ni centro, ni izquierda ni derecha, saben por dónde ir.

Pareciera que en el fondo lo único que les interesa son las elecciones y las campañas anticipadas o en tiempo, la selección de candidatos, las cuotas, o las alianzas, pero el tumbo del paìs no forma parte de las preocupaciones de nadie en las cúpulas de los partidos. Es realmente dramático. Si algo destapó la crisis actual, es la corrupción en el OJ, la patente de corso de la CC, la superficialidad del congreso, el cinismo del ejecutivo, como los datos más relevantes.

Mal presagio para el país, pues sin tener una bola de cristal, la actual crisis debe desenvolverse, y de seguro, hacerse más aguda. ¿Los partidos van a esperar el estallido o la solución para pronunciarse? ¿O creen que las elecciones van a desarrollarse sin la sombra de la crisis y sus consecuencias? Los partidos de la derecha no me interesan, pero si los pequeños partidos de la izquierda. ¿Para cuándo tendremos alguna opinión seria y responsable de su parte? ¿O podemos seguir esperando sentados?

Te gusto, quieres compartir