Presentan campaña Jalapa y Santa Rosa unidos por la vida y la defensa del territorio

campañaSelvyn Curruchich.

Representantes de comunidades de Santa Rosa, Santa Rosa de Lima, San Rafael Las Flores, entre otras, en conferencia de prensa presentaron el lunes la campaña Jalapa y Santa Rosa unidos por la vida y la defensa del territorio, en la que hacen ver al Gobierno su inconformidad por la concesión de las licencias mineras Juan Bosco y Andrés.

La campaña, que se presentó en la capital, obedece a la información que Minera San Rafael ha presentado a sus accionistas (Escobal – A World-ClassSilver Mine September 2014, presentación disponible en la página web de TahoeResources) referente, entre otros, a un mapa donde se indica la concesión de los permisos para explotar 12 vetas de minerales, como oro, plata, zinc, en un área de 2498 km², que abarca los departamentos de Jutiapa, Jalapa, Santa Rosa, Guatemala y El Progreso, según uno de los representantes comunitarios, Kelvin Jiménez.

Amalia Lemus Solares, vecina de San Juan Bosco, San Rafael Las Flores, sobre la licencia, dijo: “Nos indigna porque en nuestra comunidad ya se hizo la consulta de buena fe, donde el 98 por ciento dijimos no a la actividad minera”.

Lemus agregó que la empresa dice haber preguntado a los pobladores y que estos dan su aprobación, pero es mentira, “pues ellos (las mineras) obtienen las firmas no con una consulta, sino en reuniones privadas donde regalan arbolitos o cualquier cosa. Al Gobierno y a las empresas queremos que les quede bastante claro: en nuestras comunidades no queremos minería”, puntualizó.

Fidel Ortiz, representante legal de la Comunidad Xinka de Jumaytepeque y del Parlamento Xinka, cuestionó sobre el desarrollo que ofrece la industria en mención, pues aseguró que la situación es la misma o peor que hace 10 años. “Yo no creo en eso, ya que cada día las comunidades están hundiéndose en la pobreza, además, ahora hay personas con enfermedades desconocidas”, denunció. A esto, Lemus Solares suma que lo único que la minería ha llevado al lugar es conflicto, división social, incluso entre familiares.

La campaña, de acuerdo con fotografías presentadas por los comunitarios, incluye la colocación que ya se hizo de vallas en las carreteras de los municipios deSanta Rosa de Lima, Nueva Santa Rosa, Casillas, San Rafael Las Flores, del departamento de Santa Rosa, y Jalapa y Mataquescuintla, de Jalapa, que son los municipios donde ya se han realizado consultas y en las cuales los ciudadanos expresan su inconformidad con estas prácticas extractivas en esa región.

Asimismo, “en cada uno de los municipios se encontrará una valla en donde se hace referencia que más del 98 por ciento de la población no está de acuerdo con la minería química de metales.Somos pueblos que nos encontramos en una resistencia pacífica contra estos proyectos”, resaltó Jiménez, quien añadió que, además, parte de esta campaña es aprovechar los espacios, como iglesias, para concienciar a los vecinos sobre las consecuencias de esta actividad.

María Engracia Del Cid, de 68 años, de la aldea La Casita, Santa Rosa de Lima, dijo que vivió su niñez en un ambiente saludable, en donde la agricultura era limpia de químicos, pero luego estos aparecieron, y ahora, para terminar de destruir el medioambiente, han llegado las mineras. “Voy a decir la verdad, el Gobierno nos está dañando, y le pido (al Presidente) que se ponga la mano en la conciencia, pues mientras él está dejando millonaria a su familia, a nosotros nos está perjudicando”, expresó.

En un comunicado que presentaron a los medios de comunicación, los pobladores refieren que de 2012 a la fecha se han realizado consultas municipales, en donde los resultados resaltan que más de 53 mil vecinas y vecinos están en desacuerdo contra esa actividad extractiva.

Te gusto, quieres compartir