Notas sobre la coyuntura económica internacional

economia-mundialDr. Edgar Balsells Conde
Economista / FLACSO – Guatemala

Introducción
Este artículo es parte de un trabajo más amplio, resultado de las atribuciones del autor como investigador y docente en el área de Economía del Desarrollo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. Forma parte, asimismo, de un estudio en discusión en FLACSO, que lleva por título: “La coyuntura económica guatemalteca a la luz del análisis crítico y heterodoxo”. Para efectos de difusión y dada la relevancia positiva que ha venido adquiriendo el IPNUSAC en el manejo de la coyuntura y los temas del interés colectivo, se ha facilitado para publicarse en la Revista Análisis de la Realidad Nacional.

1.1 El entorno económico internacional

De acuerdo con previsiones recientes del Fondo Monetario Internacional (FMI) , la economía latinoamericana mostraba una leve tendencia a la recuperación, reflejada en una previsión de crecimiento de 0.5 puntos más que la del cierre de 2013, año con un crecimiento del Producto de 3 por ciento . Sin embargo, el análisis de coyuntura es cambiante, y a finales de abril la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) redujo la estimación de crecimiento para la región, de 3.2 por ciento a 2.7 por ciento. Para CEPAL, el cierre de América Latina en 2013 fue del 2.5 por ciento.
Previo a la publicación del outlook de abril de la economía mundial, por parte FMI, el siguiente gráfico contiene una perspectiva histórica más amplia y denota la trascendencia de la crisis financiera del año 2008 y sus efectos en el mundo, impactando de forma más severa a Norteamérica y Europa:
Gráfico 1
Contexto Internacional
Dinámica de diversos bloques económicos mundiales
Años 2006-2013
Variación porcentual
grafica1
Fuente: Elaboración propia con base en datos del FMI. a: Estimados. b: United Nations, 2012

En virtud de que en este estudio y en otros posteriores nos interesa el tema de la política económica, resaltamos a continuación algunas consideraciones sobre el peso de la historia en la actual coyuntura, enfocadas por expertos latinoamericanos en el tema, previo a entrar en los indicadores guatemaltecos. Es el caso mexicano, por ejemplo, que tiene similitudes con el guatemalteco, aunque obviamente en una escala mayor.

De acuerdo con expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México, como Arturo Huerta, “la economía mexicana no tiene motor de crecimiento” (García, 2014). Al igual que en el caso guatemalteco, las autoridades económicas mexicanas tenían una expectativa de crecimiento para 2014 del 3.9 por ciento, sin embargo, con el avance del año, tales cifras son revisadas a la baja.
Huerta afirma que no hay factores para la sostenibilidad de tal crecimiento. Y es que, al igual que el caso guatemalteco, en el primer trimestre de 2014 la dinámica tributaria no ha sido la esperada. Debemos recordar que dicha dinámica se encuentra fuertemente atada al crecimiento del Producto.

El problema afirma el experto, “es que no hay un motor interno de crecimiento, ni tampoco externo”. El investigador lo atribuye a la fuerte caída de los salarios reales. Ello nos lleva a enfocar el tema del empleo y el subempleo, combinado con una política macroeconómica de estabilidad en donde se afirma que hay condiciones necesarias, pero no se visualiza un largo plazo con dinamismo sobresaliente, sino más de lo mismo.

Lo que es también importante para el caso guatemalteco es la conclusión contundente de Huerta: “no es a través de las reformas estructurales que México va a crecer, porque en esas reformas hemos estado en décadas” (García, 2014).

La analogía para el caso guatemalteco es válida, pues en la actual coyuntura las autoridades económicas preparan un paquete de leyes de competitividad, que se basan en exoneraciones fiscales , las que incidirán indudablemente en una merma de captación de ingresos, y en la falta de empuje a la demanda agregada por esta vía, aun cuando la tesis ortodoxa y neoclásica asevera que, con los ahorros en pago de impuestos, se recuperarán y adicionarán de 50 mil a 200 mil empleos formales .
V

eamos, entonces, las previsiones sobre la economía mundial:
En primer lugar, véase que se está esperando una leve recuperación, caracterizada por la pujanza de Asia, y una cierta recuperación de la economía estadounidense, así como la gradual recuperación de las economías de la Unión Europea, principalmente España y los países del área mediterránea, afectados aún por la crisis financiera internacional iniciada en julio de 2008.

Gráfico 2
Panorama de las proyecciones de
perspectiva de la economía mundial
Años: 2012-2015
Variación porcentual
grafica2
Fuente: Elaboración propia, con datos del Fondo Monetario Internacional

Nótese que en el producto mundial las previsiones de crecimiento son bastante conservadoras, siendo que la gráfica presenta una tendencia casi plana, mientras que cierta preocupación comienza a generalizarse con respecto a la economía de China continental, la que, dicho sea de paso, ha rebasado ya en tamaño a la economía de los Estados Unidos, medida por medio de las cuentas nacionales del producto.
Véase, también, que los movimientos más significativos son los de la eurozona, pero no precisamente por tratarse de un crecimiento significativo o expansión económica, sino simplemente por tratarse de economías que se encontraban en recesión, y que simplemente están saliendo de la misma, a costa de incontables sacrificios sociales, principalmente para la población asalariada y cuenta propia.

Gráfico 3
Previsiones del FMI para el mundo
(Crecimiento del producto)

grafica3
Fuente: Elaboración propia, con datos del Fondo Monetario Internacional
En lo que respecta a la región latinoamericana, siempre acudiendo a datos del FMI, nótese primeramente el tema venezolano que, por constituir un caso de aplicación radical de un modelo heterodoxo, bien vale la pena reflexionar sobre el mismo, tal y como en décadas anteriores se hizo con los modelos heterodoxos aplicados en América del Sur en tiempos del primer gobierno de Alan García, en Perú, y de la aplicación del Plan Cruzado en Brasil, centrados primordialmente en estrategias antiinflacionarias de control de precios e ingresos.
En el caso de América Central, a pesar de las diferencias, se observa una tendencia plana y una situación sin novedad para finales de 2014, siendo que prevalecen múltiples dudas de política económica y de resultados para la región. Una de las más importantes es la relativa a la generación de oportunidades de empleo e ingresos, para los miles de jóvenes que año con año accesan al mercado laboral.

Gráfico 4
Previsiones del FMI para América
(En % del PIB)
grafica4
Fuente: Elaboración propia, con datos del Fondo Monetario Internacional

Uno de los problemas principales de la economía mundial, y del mundo desarrollado es hoy en día el masivo desempleo. De acuerdo con autores keynesianos, como Paul Krugman , si bien en el FMI se ha visto una transición hacia equipos de economistas de la escuela neokeyneasiana, las recomendaciones de política siguen siendo ortodoxas, si bien se comienzan a sistematizar y focalizar con mayor cuidado experiencias menos ortodoxas como la comandada por el Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe, luego de 15 años de recesión económica.

El experto reitera sus críticas a la persistencia de las autoridades de los países centrales en mantener un objetivo sumamente bajo de inflación, cercano al 2 por ciento, siguiendo con ello un patrón cultural muy alemán por cierto, apegado al liderazgo de Angela Merkel y de las autoridades del Banco Central Europeo.

Krugman es un crítico de las políticas ortodoxas aplicadas, principalmente en Europa, en donde el banco central europeo ha venido recomendando: austeridad, eliminación de los desequilibrios fiscales a través de despidos de empleados públicos, y la persistente búsqueda de una inflación baja, con un límite máximo del 2 por ciento.

A criterio de Krugman, estas políticas son las que han llevado a un “estancamiento secular”, caracterizado también por amenazas de deflación, como actualmente están a la orden del día en España y algunos países europeos.

Refiriéndose al más reciente informe sobre la economía mundial, publicado en la segunda semana de marzo por el FMI, el autor elabora un breve análisis, titulado: “Oligarcas y dinero” , que critica la ortodoxia monetaria y fiscal, y aboga por un relajamiento de las políticas antiinflacionarias en Estados Unidos y Europa.

Al FMI le sucede lo que muchas veces también al Banco de Guatemala, en términos discursivos pareciera querer decir las cosas directamente, pero no se atreve a hacerlo pues ello permea sus dogmas. Afirma el experto: lo que estamos contemplando es el poder de las creencias generalizadas. Pero las creencias generalizadas no nacen de la nada, y cada vez estoy más convencido de nuestra incapacidad para hacer frente al elevado desempleo tiene mucho que ver con los intereses de clase (Krugman, 2014 b).

Cabe subrayar el hecho de que Estados Unidos lleva ya cerca de cinco años en una trampa de la liquidez, fenómeno éste muy conocido por los economistas para referirse al hecho de las imposibilidades de la economía real para responder al estímulo de las tasas de interés que besan el suelo de los cero puntos, pero no animan la inversión privada, como lo predeciría cualquier libro de texto de análisis convencional.

En virtud de que la teoría que se traslada a la región viene de los eventos y sucesos de los países desarrollados, conviene referirnos al tema de la economía de la recesión, que resulta ser un fenómeno mucho mejor comprendido por el análisis heterodoxo. Y es que, principalmente en España y Japón, los temores a la deflación; es decir la baja de precios, son parte de las grandes preocupaciones de las autoridades, al punto que la más reciente campaña electoral japonesa giró alrededor de este complejo tema económico.

Recordemos que Japón ha pasado nada más y nada menos 15 años de recesión. El Primer Ministro actual, Shinzo Abe, ha emprendido un agresivo plan económico de reactivación económica, impulsando el consumo interno y la demanda agregada: el problema de Japón es una baja dinámica del consumo, siendo que el producto ha crecido de forma interanual tan sólo un 0.7 por ciento.

La primera medida de Abe fue duplicar la masa monetaria, lo que elevó precios al debilitar el Yen y aumentar los costos en diversos bienes esenciales, como ha sido el caso de la energía. Ello lleva a los expertos a tener una prospección ambigua frente al proceso inflación-deflación, en virtud de que la inflación de costos suele ser una amenaza, principalmente cuando se depende del petróleo y pueden ocurrir shocks de oferta petrolera que desencadenan alzas de costos en una diversidad de bienes.

De acuerdo con sus últimos análisis de la economía de Estados Unidos, Krugman considera que la inflación ha permanecido baja, pero no ha bajado tanto como para ir hacia un proceso de deflación, tal y como lo ilustra el experto con un diagrama en donde compara la tasa de desempleo y el consumo, excluyendo comida y energía.

Como se observa en el Gráfico 5, el desempleo comienza a bajar, mientras que el consumo parece no estar del todo correlacionado con la baja en los últimos tiempos y no parece evidenciar una caída recesiva total.

Gráfico 5
Inflación o deflación
grafica5
Tomado de Krugman, 2014 a.

1.2 El entorno centroamericano
En relación con el contexto centroamericano, el gráfico siguiente muestra la dinámica que ha tenido el Producto, incluyendo a República Dominicana, con la que se han estrechado relaciones comerciales, a partir del RD-CAFTA. Nótese que es precisamente este país caribeño el que ha mostrado tasas de crecimiento más altas. El Salvador, que ha optado por un modelo monetario dolarizado, es el país con menores tasas de crecimiento, mientras que Guatemala se muestra en medio de las dinámicas de los países vecinos.

Obsérvese, también, la alta correlación que tienen todas las economías con el área Dólar, siendo que la crisis de 2009 afectó a todas por igual, aun cuando las de El Salvador, Costa Rica y Nicaragua fueron las más afectadas, mostrando incluso una tasa negativa de crecimiento.
El caso de El Salvador es de importantes implicaciones para Guatemala. La economía se encuentra con fuertes presiones recesivas, y la deuda pública ya ha llegado a la mitad del Producto Interno Bruto. Al igual que en los demás países de América Central, principalmente Costa Rica, se oye mucho sobre la necesidad de emprender reformas tributarias. En Costa Rica, por ejemplo, la relación entre el saldo de la deuda pública y el Producto es del 60 por ciento.

Como bien se sabe, El Salvador comenzó un agresivo proceso de apertura y acoplamiento con la economía estadounidense, a partir de la dolarización del año 2001. Uno de los objetivos de dicho proceso era el de caminar con una baja tasa de inflación y evitar riesgos cambiarios. Sin embargo, la ansiada inversión extranjera directa –IED-, no ha arribado al país, tal y como se esperaba.

Volviendo al tema de la región en su conjunto, cabe agregar que del lado de la producción las pérdidas por la roya del café han estado impactando en el ingreso de divisas, y por supuesto en el desempleo. Según informe de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (2014) las pérdidas económicas en la caficultura superan los US$243 millones durante las cosechas 2012-2013 y 2013-2014. La merma en el ingreso de divisas en 2013 ha sido del 35 por ciento, siendo además que la participación de los países centroamericanos en el mercado global, se redujo del 11 al 8 por ciento.

En términos de producción, la merma ha sido de un millón 500 mil sacos, que significa un 44 por ciento. Guatemala ha sufrido una merma productiva del 20 por ciento, siendo el país más afectado después de Honduras.

Gráfico 6
Centro América
PIB anual a precios constantes
Años 2000-2012
Variación porcentual

grafica7
Fuente: Elaboración propia, con datos de Secretaría Ejecutiva del CMCA, 2014

Referencias bibliográficas
García, S. (2014) “La economía mexicana no tiene motor interno”, en diario Milenio, 31 de marzo de 2014. México. Accesible en http://www.milenio.com/monterrey/economia-mexicana-motor-interno_0_272372790.html
Krugman, P. (2014 a) Inflation or deflation? Presentación digital, accesible en https://webspace.princeton.edu/users/pkrugman/Inflation%20or%20deflation.pdf
Krugman, P. (2014 b) “Oligarcas y dinero”, en El País, 13 de abril de 2014. Madrid. Accesible en http://economia.elpais.com/economia/2014/04/11/actualidad/1397243303_564280.html
Secretaría Ejecutiva del CMCA (2014) Balance preliminar de la economía de la región 2013. San José, Costa Rica: Consejo Monetario Centroamericano. También accesible en http://www.secmca.org/INFORMES/13%20BPER/BalanceEconomia.pdf
SIECA (2014) Mercado de café en Centroamérica: una revisión del estado actual, Dirección de Estadísticas, Estudios y Políticas, Guatemala: Secretaría de Integración Económica Centroamericana.Accesible en
http://www.sieca.int/PortalData/Documentos/CEA9BA26-F5EB-4B7C-9CAB-3C1336E894D3.pdf
United Nations (2012) World Economic Situation and Prospects 2012. New York

El artículo se tomo de la REvista Realidad Nacional del IPNUSAC. www.ipn.usac.edu.gt

Te gusto, quieres compartir