Edelberto se volvió cátedra

donedelberto1Carlos Figueroa Ibarra

La Escuela de Ciencia Política de la Universidad de San Carlos de Guatemala vive hoy un momento memorable: la inauguración de la Cátedra “Edelberto Torres Rivas”. Será este un espacio académico con el cual se busca rendir homenaje al más importante sociólogo de la región centroamericana.

Con este homenaje al Dr. Edelberto Torres Rivas, la Escuela de Ciencia Política se honra a sí misma, pues reconoce las grandes aportaciones en los más diversos planos que ha hecho Edelberto a las ciencias sociales.

La carrera académica de Edelberto comenzó de manera relativamente tardía cuando en 1964 Edelberto salió por segunda vez al exilio (en 1954 sufrió su primer exilio) y logró ingresar a la Escuela Latinoamericana de Sociología de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) ubicada en aquel entonces en Santiago de Chile. Desde aquellos años, el intelectual que también era dirigente político, comenzó un nuevo ciclo en su vida y dio paso al sociólogo y académico atento de los procesos políticos y sociales que habría de vivir el mundo y América Latina en la segunda mitad del siglo XX.

En la década de los setentas, es decir en un lapso relativamente breve, Edelberto ya era una de las figuras reconocidas de la sociología latinoamericana. Contribuyó a fundar la Asociación Centroamericana de Sociología (ACAS), que concretó su primer congreso en 1974 en Costa Rica y formó parte del equipo que organizó el XI Congreso Latinoamericano de Sociología de la Asociación Latinoamericana de Sociología (ALAS), el cual tuvo lugar en Costa Rica también. Fue director del Programa Centroamericano de Ciencias Sociales creado por la Secretaría General del Consejo Superior de Universidades de Centroamérica (CSUCA) con sede en San José, Costa Rica). Fue en este espacio y en colaboración con la Universidad de Costa Rica que se creó la Licenciatura Centroamericana en Sociología, la cual funcionando entre 1973 y 1979, se convirtió en el semillero de la sociología centroamericana. Habría que destacar su labor meritoria al frente de la Secretaría General de la FLACSO entre 1985 y 1993, ámbito desde el cual también cumplió un papel importantísimo en la generación y difusión del pensamiento social.

La producción intelectual de Edelberto también ha sido prolija y la región centroamericana siempre ha sido su horizonte de visibilidad preferido, como lo demostró su primer libro Interpretación del desarrollo social centroamericano (1969). Y posteriormente aquel que lleva el título de Crisis del poder en Centroamérica (Educa, 1981) y uno más de nombre Centroamérica: la democracia posible (Educa 1987). Para mi gusto personal, acaso la obra más completa y sistemática de Edelberto Torres Rivas sea su libro culminante Revoluciones sin cambios revolucionarios (F&G, 2011) el cual es un balance de lo acontecido en Centroamérica en la segunda mitad del siglo XX.

Desde hace muchos años ha sentado cátedra con lo que ha escrito y en las conferencias que ha dado. Su obra, que tiene un carácter crítico e independiente a menudo ha sido controversial.  Lo que fue antes un hecho ahora se ha formalizado. Edelberto se ha vuelto cátedra.

Te gusto, quieres compartir