Carta abierta al Dr. Adrián Bonilla, Secretario General de FLACSO

flacsooPor Santiago Bastos –

Santiago Bastos Amigo
Profesor Investigador Emérito
FLACSO Guatemala
Dr. Adrián Bonilla
Secretario General
FLACSO

Guadalajara, Jal, 10 de julio de 2014

Distinguido Dr Bonilla:

Le escribo en esa calidad de alguien que pasó 20 años de su vida asociado a la institución que usted ahora dirige. Nos conocimos una vez que estuvo en Guatemala cuando yo aún trabajaba en FLACSO. Poco después me vine a México, pero no he roto lazos con FLACSO ni con Guatemala. Por eso le escribo, como se imaginará, por todo lo que está ocurriendo alrededor del cambio de Director de la Sede.

Como ya ha sido expresado por mucha más gente también, me preocupa mucho qué puede suponer el nombramiento de un Director apoyado por el gobierno de Guatemala, en las condiciones en que se daría: por encima de la voluntad de la comunidad académica de FLACSO-Guatemala,y saltándose todas las normas y procedimientos.

No me importa sólo por Guatemala, eso daría para muchas horas, pero es otro asunto. Me preocupa sobre todo por la FLACSO, por lo que sé y me tocó vivir de la FLACSO como un sistema-organismo que ha ganado su autonomía y su capacidad de autogestión organizativa y académica en una lucha continua en las últimas décadas. En eso, el Sistema FLACSO ha sido un metáfora de los anhelos de las ciencias sociales de América Latina, peleando su derecho a existir con dignidad y apoyo estatal, al mismo tiempo que manteniendo una autonomía de pensamiento que es necesaria para todos.

Me preocupa mucho qué puede suponer para la legitimidad de FLACSO que, pese a la abierta ilegalidad de los procedimientos, el gobierno de Guatemala pueda interrumpir -por dos veces- el proceso normal de sucesión en Dirección de la Sede Guatemala. Que un gobierno que no ha cumplido con sus compromisos y nunca se ha preocupado por la Sede sea capaz de retar los sistemas de elección y las normas internas logradas en décadas de ejercicios y búsquedas, dice muy poco de la capacidad del Sistema FLACSO por mantener su autonomía.

Y me preocupa más aun qué puede suponer para la legitimidad de toda la FLACSO la existencia de una Sede Guatemala que haya perdido su capacidad de acción propia y se convierta en una mera extensión de las oficinas de propaganda de gobierno. Y además, de un gobierno que en sus dos años y medio de existencia ha demostrado de muchas formas su desprecio por la legalidad, por las formas democráticas y por la vida de la gente. El autoritarismo de este gobierno deja pocas dudas de la forma en que se conduciría la institución y la finalidad que se le daría.

Por todo esto, además de por muchas otras cuestiones, le solicitaría que usted como Secretario General y las autoridades de FLACSO que estén a cargo, que no se no se dejaran seducir por los cantos de sirena de un gobierno como éste y restauraran la legalidad de este accidentado proceso de sucesión.

Todos saldríamos ganando y todos lo recordaríamos como un triunfo de esta Secretaría General

Agradeciendo su atención, se despide con todo el respeto que se merece:

Santiago Bastos Amigo
Profesor Investigador Emérito
FLACSO Guatemala

www.albedrio.org

Te gusto, quieres compartir