El Plan Hambre Cero: El combate al hambre y la reactivación de la economía campesina en Guatemala -A dos años de ejecución-

fgrrrDe los tres pactos que conforman el programa de gobierno del Partido Patriota: Fiscal y de Competitividad; Seguridad, Justicia y Paz; y Hambre Cero, este último es el que mayor cobertura mediática ha tenido. A dos años de su lanzamiento hacemos el siguiente balance de su funcionamiento. En el primer informe señalamos que el primer año de gobierno estuvo principalmente orientado a rearmar equipos (contrataciones, capacitaciones) debido al despido de cuadros altos, medios y operativos, un problema general de la política pública en Guatemala que se repitió con este gobierno.

El primer año de aprendizaje y de readecuación institucional no tuvo mayores impactos en el desempeño del 2013, el porcentaje de ejecución presupuestaria de los componentes del PHC descendió al 75.02%, (en comparación al 92% en 2012), es decir, Q 4,575,679,525 de Q 6,099,516,355 (POA SAN / PPHO2013) asignado a 8 ministerios, 6 secretarías y otras instituciones como CONALFA, INFOM, ICTA e INDECA. La ejecución más baja se reporta en el MAGA con el 59.97%, el porcentaje más bajo en los últimos años

La atención a la desnutrición continúa evidenciando deficiencias institucionales, improvisación y baja ejecución presupuestaria. Según datos del Centro Nacional de Epidemiología en el 2013 hasta la semana 44 ya habían fallecido 194 menores de 5 años por desnutrición (cifras bastante superior a las 175 muertes del 2012); con lo cual nuevamente se retrocede en la tendencia que se venía generando en los años anteriores: 236 en 2007; 193 en 2008; 160 en 2009; 105 en 2010; 125 en 2011 (datos oficiales del MSPAS).

Los casos de desnutrición aguda subieron de 13,901 en 2012 a 17,400 en 2013. Los casos de desnutrición crónica subieron de 14,956 a 32,828 en el mismo periodo.

Las intervenciones en el marco de la Ventana de los 1,000 días (Vitamina A, sulfato ferroso, ácido fólico, desparasitantes), disminuyeron de 4,658,365 en 2012 a 3,403,728 en 2013; debe reconocerse como un avance la incorporación de vitaminas y minerales espolvoreados y zinc a las intervenciones.

Los programas implementados en el marco del PHC, además de nombres nuevos, no muestran por el momento, con pocas excepciones, políticas y prácticas innovadoras. En cuanto a los programas de mayor inversión dirigidos al área rural, específicamente nos referimos en este informe a los siguientes:

Mi Bono Seguro y Bono Seguro de Salud. Disminuyeron su cobertura al descender de 776,390 participantes en 2012 a 672,352 en 2013, por revisión de padrones y exclusión de 193,013 familias. Presupuestariamente también hubo una disminución de Q 855,943,432 en 2012, a Q 502,647,068, de los cuales solamente se ejecutó el 50%. Si bien se argumenta que esto se debe a la institucionalización de los programas y montaje del MIDES, repercutió en entregas esporádicas de los bonos y pérdida de efectividad de los mismos. Además, prácticamente se ha dejado de lado el control de la corresponsabilidad en salud y educación, esto debido a la escasa coordinación entre ministerios y al débil rol que asignan y/o reconocen al MIDES.

Programas como la La Supertortilla fueron cancelados ante su inefectividad para combatir el hambre. El programa Triángulo de la Dignidad, planteado como un instrumento para fortalecer las reservas alimentarias del Estado, perdió ese carácter al no concretarse la compra de los alimentos y, por el contrario, vinculó de nuevo a los productores con las grandes empresas alimentarias.

Mi Cosecha Segura (entrega de fertilizantes) Muestra las mismas deficiencias ya observadas en los Programas de Fertilizante anteriores: beneficio a grandes productores, venta de cupones, robos impunes en bodega, trato poco serio a potenciales usuarios, llegada tarde y con fórmulas inadecuadas para los diferentes tipos de suelos. No se han demostrado los impactos positivos de este programa para los usuarios, más bien desde su introducción se han prestado al manejo clientelar y partidario.

El Programa de Agricultura Familiar para el Fomento de la Economía Campesina (PAFFEC), programa insignia del MAGA, solamente ejecutó el 13.19% de su presupuesto. Se continúa promoviendo el acceso a la tierra a través del arrendamiento; en contraposición FONTIERRAS solamente compró 4 fincas en 2013.

El debate de fondo lo constituye la visión del desarrollo impulsada por el gobierno a través de la estrategia de las dos puertas (ahora de los 7 caminos) –apoyo a la economía campesina y promoción de inversiones privadas en territorios rurales, puesto que hasta el momento han mostrado ser contradictorias.

Te gusto, quieres compartir