Del entierro de la carrera docente a la organización popular

rrPor Carlos Sánchez Alfaro –

Relatos de maestros, lideres, sindicalistas asesinados y posteriormente en pleno entierro rematados en el mismo ataúd, eso sucedía de manera frecuente en Guatemala durante el conflicto armado interno, tal vez con un solo objetivo “Que los que quedaba vivos tuvieran miedo, desanimo y desesperanza principalmente”

Después de casi 35 años, pareciera que las mismas estrategias se siguen desarrollando, esta vez dirigidas a los pocos bastiones de dignidad que tiene el país. Es así como la estructura de educación que se logro entre 1944 y 1954 en la primavera democrática, fue secuestrada, golpeada, torturada, posteriormente asesinada y en pleno entierro rematada.

1) La gratuidad amenazada:

Ya desde el gobierno de Álvaro Arzú (1996) se podían percibir síntomas claros de amenazas a la educación pública del país, particularmente con el caballito de batalla “Pronade” con el que se le empezaba a dar un duro golpe a la gratuidad de la educación.

2) La Educación Secuestrada:

Con la llegada al Ministerio de Educación de la Ingeniera María del Carmen Aceña (2004), se puede tener claro el rumbo que el sector empresarial del país deseaba desde entonces para los destinos de la enseñanza en Guatemala. Allí es donde se intensifica la descalificación al movimiento magisterial orquestada en buena medida por el respaldo de medios de comunicación a la gestión de la ingeniera Aceña.

3) Movimiento magisterial Torturado:

Entre el año 2006 hasta la presente fecha se multiplica la contratación de maestros y maestras que no son presupuestados, con lo que se debilita aun mas no solo al movimiento magisterial sino la dignidad laboral de cada mentor.

4) Escuelas Normales Asesinadas:

No debe parecer extraño, que con el gobierno de Otto Pérez Molina, un partido que camina de manera alineada al sector empresarial más conservador, se aceleraría la muerte de la columna vertebral de la educación en Guatemala, es decir “La carrera docente”, es así como una de las más cercanas colaboradoras de María del Carmen Aceña asume la cartera educativa: Cinthya del Águila, es en las jornadas de los años 2012 y 2013 donde las amenazas que se venían anunciando años atrás, se consumaban finalmente, con todo el peso de la policía y hasta del ejercito se tomaron las escuelas normales, se golpeo a muchos estudiantes, se impuso un modelo de formación, que en ningún momento fue consensuado con los verdaderos protagonistas “Estudiantes, familias y educadores” por el contrario una mesa llamada “Técnica” no fue más que “Un golpe técnico” a la naturaleza original de las escuelas normales en el país. El movimiento de maestros organizados, no reaccionó y eso si, tomo posición en esta situación, “Guardo silencio” por acuerdos previos que había tenido “la Alta dirigencia magisterial con su Ministra, la de ellos”, solo un pequeño grupo de maestros intento estar junto a estudiantes y el resultado fue que casi les cuesta el empleo, fueron amenazados y en buena medida callados. Cuantas reuniones de directores de institutos públicos se realizaron con altas autoridades del Ministerio para alinearlos y recomendarles que vigilaran que maestros y maestras se podían salir del “Redil de mano dura”. Es importante mencionar que la Universidad de San Carlos de Guatemala en este caso como institución guardo un silencio cómplice de las acciones del Ministerio y cuando pudo, manifestó estar de acuerdo con la Ministra a cambio de reactivar el 5% que le corresponde a la Carolingia.

5) Carrera Docente remata:

Este año 2014 se graduará la última promoción de maestros y maestras en el país, pues ya el bachillerato está en marcha, aun cuando las mismas autoridades en cada escuela de formación docente no saben ni por dónde empezar si quiera.

Para dar por cerrada la pasión y muerte de la carrera docente, la Ministra ha anunciado becas universitarias para los que opten por estudiar el bachillerato en educación” ¿Pero porque ahora y precisamente con el caballito de batalla de la ministra?

6) De haber sido rematados a la organización popular

Aun cuando ya se ha asesinado y rematado a la carrera docente, todavía hay una luz allá en el horizonte, como evocando que esta muerte puede fertilizar el camino para recuperar nuestra dignidad ¿Pero cómo?

Recuperar por los maestros y maestras el movimiento magisterial para que aquellos dirigentes que han vendido ofreciendo su silencio y su apretón de manos a quienes representan la privatización de la educación en Guatemala no se asomen Nunca Más.

Seguir levantando la antorcha de la gratuidad de la educación, pues es el símbolo más claro de dignidad al que Guatemala puede aspirar para generar equidad y una vida democrática plena.

Que la búsqueda de un perfil de ciudadanía basada en la solidaridad, el crecimiento económico equitativo, el respeto por los recursos naturales, la diversidad el intercambio cultural y económico con otros pueblos, sean también prioridad en las grandes o pequeñas reuniones de los maestros y maestras.

“Si el sector más conservador del país pensó en la muerte de las escuelas normales nosotros pensemos que sea el inicio de la organización popular que involucra a las familias guatemaltecas y nuevamente como en la revolución del 44 están junto a los maestros y maestras configurando una nueva Guatemala”

Fuente: comunitariapress.blogspot.com

Te gusto, quieres compartir