¿Reforma tributaria para transnacionales?

CHIPRE-590x260Renaud Fossard (1)

A pesar que las finanzas offshore han aumentado exponencialmente en pocas décadas y hoy se ubican en el corazón del comercio y las finanzas mundiales; el combate real contra la fuga de capitales y los flujos financieros ilícitos recién empieza.

Basta mirar la evolución del debate sobre los paraísos fiscales para darse cuenta de la magnitud de las reformas que están pendientes.

:: El enfoque sobre las multinacionales

La propuesta inicial del G20 (2009), con listas negras enfocadas sobre territorios de opacidad financiera, mostró rápidamente su ineficacia para frenar significativamente los flujos financieros que se dirigen a los paraísos fiscales. Es que la mayor parte de dichos flujos no proceden de personas naturales sino más bien de grandes empresas.

La falta de transparencia no empieza en los paraísos fiscales, sino más bien en las propias sedes de las transnacionales. Allí se desarrollan prácticas agresivas de elusión fiscal. De hecho, la técnica principal de las empresas para evadir el pago de impuestos es la manipulación de los precios de transferencia. Es decir, el problema nace dentro de su contabilidad global.

La transnacional deslocaliza el registro de sus ganancias fuera del territorio donde produjo su renta, y lo dirige a un territorio opaco (paraísos) donde el impuesto es bajo o nulo, y donde el marco jurídico le permite esconder información fiscal y bancaria.

Es por ello que tan importante como introducir transparencia en las jurisdicciones conocidas como paraísos fiscales, es hacer transparente el proceso tributario interno de las transnacionales.

:: Transparencia país por país

Desde hace un par de años, organizaciones de la sociedad civil global han propuesto como una condición básica para la transparencia fiscal, el requerimiento de una serie de informaciones contables a las transnacionales sobre cada uno de los países donde ejercen su actividad(2), y no solamente al nivel global como se hace en la actualidad.

Eso se llama “reporte país por país”. Con esa información, sería –a priori– posible conocer las prácticas agresivas de evasión fiscal. Además, tendría un efecto preventivo en las transnacionales.

Este tipo de reportes, que los Estados y las instituciones internacionales no avalaban hasta hace poco, han sido logrando importantes avances políticos en los últimos tres años(3). Sin embargo, el combate por la transparencia contable de las empresas todavía está lejos de ser ganado (quedan muchos sectores de empresas y regiones del mundo no cubiertos por las últimas reformas), y el lobby financiero está trabajando intensamente para aniquilar la implementación de la transparencia en los decretos.

:: Ayuda a la administración

Si bien la transparencia contable de las multinacionales es un gran paso en la lucha contra la banca en la sombra (shadow finance), no permite aún soluciones legales y técnicas a las administraciones fiscales para gravar de manera justa las transnacionales, o a sus subsidiarias nacionales.

Desde hace un par de años, organizaciones de la sociedad civil global han propuesto como una condición básica para la transparencia fiscal, el requerimiento de una serie de informaciones contables a las transnacionales sobre cada uno de los países donde ejercen su actividad(6), y no solamente al nivel global como se hace en la actualidad.

Efectivamente, en la práctica es muy difícil para una administración tributaria con recursos limitados, descubrir las sutiles y complejas prácticas de manipulación de precios de transferencia de las empresas.

De hecho, tal investigación profunda supone el tratamiento de una masa colosal de datos contables. Y en muchos casos resulta imposible comprobar algún delito de manipulación de precios debido a la imposibilidad de establecer referencias.

Estos obstáculos técnicos se vuelven centrales para muchos países del sur con administraciones tributarias a veces muy débiles respecto de empresas gigantes.

Hasta la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) – que en febrero dio a conocer al G20 su informe BEPS(4) – valida tal análisis sobre el papel central en las pérdidas de ingresos fiscales públicos por las prácticas agresivas de las multinacionales, en particular de la manipulación de los precios de transferencia. La OCDE señala la necesidad de adaptar el viejo sistema de imposición tributaria a las empresas, a las prácticas modernas de las corporaciones multinacionales.

:: El rumbo de la Unitary Taxation

Diversas organizaciones de la sociedad civil global han hecho recientemente una propuesta que da por sentado que al cruzar algunas informaciones contables específicas– relacionadas a las actividades de la transnacional en los niveles nacional y global – se puede lograr un resultado convincente para describir la actividad económica real.

El truco es que a partir del resultado global es que la administración tributaria nacional determinará la actividad real de las subsidiarias en su país, y así los impuestos que deberán pagar.

Esta idea ha sido desarrollada técnicamente por la Tax Justice Network en su informe de diciembre de 2012 sobre la tasación unitaria(5) (Unitary Taxation) y tiene ahora el respaldo de una mayor coalición de la sociedad civil, llamada la Alianza Global por la Justicia Fiscal.

En efecto, dicho enfoque implica una reforma global del sistema habitual de imposición tributaria, aunque los nuevos retos metodológicos para las autoridades tributarias parecen colosales.

Este tipo de tasación permitiría acabar con las prácticas de manipulación de precios de transferencia y podría por fin ofrecer garantías de justicia fiscal entre las multinacionales y los otros contribuyentes.

Tomado de Revista Economía Crítica

(1) Politólogo francés experto en fiscalidad internacional.
(2) En particular el nombre y razón social de las subsidiarias, por cada una el número de empleados, el volumen de negocios, los impuestos pagados y las ganancias generadas.
(3) En 2010, el gobierno estadounidense pisó los talones a Hong Kong con la ley Dodd Franck, imponiendo al sector extractivo que cotiza en Nueva York – es decir la casi totalidad del sector mundial – un reporte país por país. Francia, está actualmente votando un reporte país por país para su banca con un número significativo de informaciones cubiertas, y con implementación desde 2014. La Unión Europea también acabó de comprometerse fuertemente con la transparencia país por país, con la validación política en marzo de 2013, de la Directiva CRD IV, que pide un número significativo de información a la banca europea.
(4) Base Erosion and Profit Shifting.
(5) Ver informe de Tax Justice Network. Towards Unitary Taxation Of Transnational Corporations. 9 de diciembre 2012. Sol Piccioto.
(6) En particular el nombre y razón social de las subsidiarias, por cada una el número de empleados, el volumen de negocios, los impuestos pagados y las ganancias generadas.

Te gusto, quieres compartir