Los datos más recientes de la contrarrevolución neoliberal en marcha

dsfeSalvador López Arnal

 

 

Para los y las estudiantes de ciclos formativos del IES Puig Castellar de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona). ¡Por un rebelde, democrático, solidario y socialmente justo 2014!

 

A lo largo de 2013, otro año más de injusticia, empobrecimiento, explotación y estafa social para los desfavorecidos y desfavorecidas de la Tierra, las cuentas de los multimillonarios del mundo se han incrementado en 381.000 millones de euros (524 mil millones de dólares). Las de los 300 más enriquecidos –unos nueve, grupos de Enseñanza Secundaria Obligatoria en España- totalizan [1] unos 3,7 billones (millones de millones) de dólares según datos compilados por Bloomberg [2]. El índice, según se informa, se actualiza cada día. Es su “gran tarea económico-social”.

 

Como los importes, las cifras, las dimensiones de las fortunas de los grandes hiper-ricachones son, en primera y casi en última instancia, incomprensibles para nuestros razonables, prudentes y nada fáusticos cerebros -“es mucho, muchísimo dinero” desde nuestra equilibrada perspectiva-, será oportuno apuntar algunas comparaciones. Supongamos un trabajador cualificado español que por mucha fortuna, no mala salud y años de esforzado trabajo ingresa anualmente unos 40.000 euros (no es necesario señalar que la gran mayoría de los asalariados españoles están muy por debajo de esa cantidad). Supongamos también que ese trabajador finalizará su vida laboral cotizando unos 50 años (período absolutamente imposible para las anteriores y nuevas generaciones por mucho que pretendan alejar, otro hachazo antiobrero más, la fecha de la jubilación). A lo largo de su medio siglo de trabajo asalariado, suponiendo también (lo que, desde luego, es mucho suponer) que su salario a lo largo de todo el período pueda equiparse al de los últimos años, el trabajador en cuestión habrá ingresado unos 2 millones de euros. Pues bien, tendría que haber nacido, vivido-trabajado y fallecido 25.000 veces -¡25 mil!- para ingresar lo largo de este conjunto de reencarnaciones, todas ellas en el marco de las condiciones apuntadas, una cantidad que le permitiera equiparse a una de las grandes fortunas de los grandes ricachones del mundo.

 

Bill Gates, el hombre más rico del mundo a finales de 2013, incrementó su fortuna en 15.800 millones de dólares durante el año pasado hasta alcanzar 78.500 millones (unos 57.500 millones de euros). El fuerte aumento de las acciones de Microsoft -un 40 %-, de las que se cree conserva un 5%, es la causa fundamental. Se ha beneficiado también de los aumentos en bolsa de sus inversiones en otras compañías: Ecolab, Canadian National Railway Company son dos ejemplos citados.

 

Sheldon Adelson, el de EuroVegas, el mismo al que trató con máximo mimo, servidumbre y delicadeza el gobierno de la Generalitat de Catalunya, representado entre otros por el ex académico, catedrático de Harvard y de la UPF, el ex cuadro universitario del PSUC (se es lo que se es, no lo que se fue) don Andreu Mas-Colell, por no hablar del vil servilismo cien mil veces mostrado por la señora Aguirre y Gil de Biedma, el señor González y muchos otros políticos profesionales de la Comunidad de Madrid (¿hasta cuando la ciudad resistente al fascismo hispánico e internacional, la arriesgada y heroica vanguardia del antifranquismo, aguantará una infamia así?), el sionista Adelson decía, fue el segundo ricachón más beneficiado en 2013. Su fortuna aumentó en 14.400 millones de dólares “gracias” a la buena marcha de sus negocios de juego en Asia. ¡Todo un manantial razonable y equilibrado de riqueza económica real! Totaliza (la jerga es la jerga) 37.100 millones de $USA, unos 27 mil millones de euros. El 58% de la facturación del grupo procede de Macao.

 

Carlos Slim, el segundo super-ricachón del mundo-mundial, el principal accionista de American Móvil, fue de los pocos de la lista de los 30 o incluso de los 300 MMM (más multimillonarios) que registró un descenso de su fortuna, de unos 1.400 millones de dólares (se calcula que alcanza actualmente los 73.800 millones, unos 57 mil millones de euros, casi lo mismo que Gates). Un decremento del 1,3%. ¡Que inmenso desastre para su débil economía!

 

Amancio Ortega, el número tres de la superlista de ricachones, el fundador del imperial imperio textil Inditex, el de Bangladesh o afines y de otras infamias y desastres antiobreros y antihumanistas, ha visto como su fortuna aumentaba en 8.900 millones de dólares (unos 6.500 millones de euros). Totaliza don Amancio, él solito, 66.400 millones de dólares, 48.600 millones de euros. El 5% aproximadamente del PIB español está en sus manos. Su hija, Sandra Ortega, aparece en el lugar 180 de la lista. Su fortuna, valorada en 7.300 millones de dólares, se incrementó en 6.200 millones tras el fallecimiento de su madre en agosto del año pasado. ¡Un aumento del 550%! ¿Y cómo es posible un aumento de estas características?

 

Después de don Slim, asesorado en su día por don Felipe Gas-Natural-de-entrada-NO, el segundo hombre más rico de Latinoamérica es el brasileño Jorge Paulo Lemann. Ocupa el puesto 33 de la lista mundial. Su riqueza aumentó un 21,6 % el pasado año, 4.100 millones de dólares. Supera actualmente los 22.800 millones. A través del fondo 3G y en asociación con Warren Buffet (Berkshire Hathaway), el de “¡claro qué existe la lucha de clases y los míos la están ganando por goleada de escándalo!”, Lemann se hizo con el fabricante de salsas Heinz, lo que suma a sus participaciones en Burger King e InBev, el mayor productor mundial de cerveza.

 

El colombiano Carlos Sarmiento, la tercera fortuna de América Latina, en el puesto 51, vio cómo su enorme patrimonio se reducía en 1.300 millones de dólares. Alcanza ahora los 16.700 millones. ¿Qué pensará del proceso de paz en su país?

 

El multimillonario que sufrió más pérdidas fue el brasileño Eike Batista: su fortuna disminuyó más de 12.000 millones de dólares después de que OGX y Gas Participaçoes, SA, la petrolera que le llevó a ser el hombre más rico de Brasil, se declarara en bancarrota en octubre de 2013. Batista, que en 2012 era la octava persona más rica del mundo, tiene ahora deudas (“patrimonio negativo” en la jerga de estas informaciones), según los cálculos de Bloomberg.

 

El magnate chino (de Hong Kong) Li Ka-Shing, de 85 años, continúa siendo el hombre más rico de Asia. Su fortuna calculada, 30.200 millones de dólares, aumentó en 1.600 millones (más de un 5%) durante el año pasado. El magnate de los casinos de Macao, Lui Che Woo, añadió 14.200 millones a su fortuna (el mayor ganador asiático en 2013).

 

Jeff Bezos, de Amazon, aumentó su fortuna un 52,5%: 9.100 millones de euros (su patrimonio alcanza ahora los 26.400 millones de euros). Mark Zuckerberg, el jovencito emprendedor de Facebook, el que ha mantenido contactos oscuros con la NSA, incrementó sus ganancias un 100,8%, 9.100 millones de euros (su fortuna alcanza los 18.100 millones). Sergey Brin y Larry Page, fundadores de Google, también con contactos clandestinos con la NSA y con el lado más oscuro y funesto del establishment usamericano, aumentaron su fortuna un 46,7% (7.200 y 7.300 millones de euros, se sitúa ahora en 22.800 y 23.000 millones de euros respectivamente, muy unidos de la mano y la cartera como puede obsevarse).

 

El hombre más rico de Japón, el presidente de Fast Retalling, Tadashi Yansi, acabó el año con una fortuna de 20.900 millones de dólares (un incremento del 66%). ¿A pesar de la mayor y más terrible hecatombe nuclear de todos los tiempos? A pesar de ello.

 

Entre los 30 multimillonarios más poderosos del mundo figuran 1 mexicano, 1 español, 2 suecos, 2 franceses, 1 saudita, 2 chinos, 2 alemanes, 1 nigeriano y 1 italiano. El resto, 17 (casi el 60%), son norteamericanos. Entre los 15 primeros, son 11, más del 70%, los usamericanos que tienen presencia con mando en esa relación de infames privilegiados.

 

De estas 30 grandes superfortunas, 29 de ellas han incremento sus números en 2013, el 96,6%. Sólo 1, la de Carlos Slim, se ha resentido en un –1,3%. El incremento medio supera (aproximadamente) el 30%. En 11 casos, supera el 25% y en cinco es superior al 50%.

 

La suma de las fortunas de los cuatro primeros hipermillonarios, esa perversa figura sin escrúpulos que nos ha hecho tan simpática el alienante y simpático cine made in Hollywood (¿quién dijo que el cine divertimento no tenía una clara, diseñada y abonada componente político-cultural?), la suma de esas cuatro grandes fortunas, decía, supera el PIB de Cataluña. La suma de las fortunas de los 30 primeros multimillonarios se aproxima al 85% del PIB de España.

 

Y mientras tanto, en países como España (o en Grecia, o en Italia, o en Irlanda, o en Portugal, o incluso en países de la “maravillosa” Europa central), el desempleo se sitúa en el 26% (más de 5 millones y medio de personas, más de 25 millones en toda Europa); la gran mayoría de los nuevos contratos no son indefinidos; muchos trabajadores en paro no cobran ni siquiera el seguro de desempleo; la indignidad (forzada) de los trabajos (denominados “basura”) es moneda corriente; el derecho laboral es o empieza a ser asunto de hemerotecas y estudiosos bienintencionados; los intereses de la deuda superan lo destinado a temas sociales esenciales para la ciudadanía como la educación; jóvenes y no tan jóvenes trabajadores cobran la hora a 5 euros (incluso menos en ocasiones); la seguridad social sigue disminuyendo sus números; la economía sumergida (“negra” en términos declaradamente racistas) sigue en auge y sin control; las desigualdades sociales alcanzan niveles nunca concebidos (especialmente en Irlanda y España); el porcentaje de la renta de trabajo en el conjunto de la renta nacional disminuye aceleradamente; la emigración de la “mano de obra cualificada” es moneda corriente de un país (y también de otros países) que dijo y alardeó de ser en su día una gran potencia industrial; las tasas universitarias siguen aumentando expulsando a jóvenes trabajadores de las aulas e impidiendo proseguir sus estudios; los ciclos formativos de grado superior exigen el pago de matrícula, requisito nunca antes exigido; las ayudas a la dependencia se han convertido en un pueril sueño de una noche quimérica de verano; las pensiones siguen su marcha descendente hacia la barbarie social y más allá; las privatizaciones de servicios básicos como el agua o el servicio de correos muestran su cara más real y odiosa (y más improductiva económicamente hablando); sube el gas, sube la luz, suben los transportes públicos, también el agua … pero también, tenaz, insistentemente, sin desfallecer, la rebeldía, la indignación, el ya está bien de tanta injusticia, de tanta explotación, de tanto antihumanismo y de tanta infamia, y, por otra parte, la necesaria organización y los acuerdos esenciales están, más que nunca, en la orden del día de todos los trabajadores y trabajadoras, de todos los demócratas, de todos los luchadores, de los ciudadanos no entregados, todas aquellas personas que aspiran, que aspiramos, a un mundo con alguna arista que no sea meramente aparente de justicia, libertad real y equidad. Y de solidaridad, fraternidad y de republicanismo democrático por supuesto.

 

Notas:

 

[1] El palabro se ha puesto de moda, acaso un curioso resurgimiento del hegelismo de derechas.

 

[2] http://www.publico.es/dinero/492644/los-300-mas-ricos-del-mundo-anadieron-524-000-millones-a-sus-fortunas-en-2013, M.J. Bloomberg, “Gates y Adelson, los ricos que más ganaron en 2013” El País, 3 de enero de 2014, p. 22.

 

Salvador López Arnal es nieto del cenetista asesinado en mayo de 1939 –delito: “rebelión militar”-: José Arnal Cerezuela.

Te gusto, quieres compartir