Más que intervenir la SAT

 

índiceMynor Francisco González Ixcolin

Mas que intervenir la SAT, (lo que jurídicamente no es viable) y las Aduanas, lo que se tiene que hacer en esa Institución es una reingeniería que permita implementar todo un procedimiento informático reduciendo al máximo, la relación interpersonal, entre el contribuyente y el colaborador de la SAT, puede sonar descabellado pero en este caso la corrupción no viene solamente de los trabajadores de la SAT el sector privado también tiene su parte en el pastel.

Hay que tener la mente amplia esta puede ser una cortina de humo, para cubrir algunas otras cosas a nivel tributario, que no quiere que se sepan o que si se publican no vaya a tener una repercusión muy fuerte, recordemos cómo se cuestiono el nombramiento de la actual Intendente de Aduanas y su relación con personalidades de las altas esferas de gobierno y de personas que, supuestamente, se dedican al contrabando, un mix nada atrayente.

De todas las intendencias de la Superintendencia de Administración Tributaria, Aduanas es una de las más complicadas, la politización de la Institución –esto abarca a todo la SAT, la constante rotación de personal, la poca capacitación, los bajos salarios, el tráfico de influencias y las condiciones en que se prestan los servicios, merman el interés de los colaboradores por prestar un buen servicio, estas condiciones son muy bien aprovechadas por sectores externos a los que les interesa evitar el pago de los impuestos correspondiente por lo productos que ingresan a territorio nacional.

Si tomamos en cuenta esta situación y que la Intervenciones en otras instituciones de similares características no ha remediado el problema sino que todo lo contrario han venido a fortalecer los focos de corrupción, podemos concluir que una intervención no es la solución, lo que hará es ahondar más el problema.

Lo que se debe hacer es fortalecer a la SAT, jurídica y tecnológicamente, reducir la interacción entre el colaborador de la SAT y el contribuyente, incentivar al sector laboral, mejorado las condiciones física, dando capacitación constante a sus funcionarios, mejorando los salarios, respetando la carrera administrativa y evitando el tráfico de influencias, desburocratizando los procedimientos de ingreso de productos y pago de impuesto, pero fundamentalmente manteniendo su autonomía, ya que de lo contrario, va a estar supeditada a los vaivenes de los gobernantes de turno, como actualmente sucede, y se darán los mismo resultados que hoy por hoy estamos observando.

Finalmente, indicar que no es correcto, si se llegara concretar, nombrar al Superintendente de la SAT y al Intendente de Aduanas como Interventores, técnicamente no habría tal intervención, ya que los mismos funcionarios que hoy tiene a su cargo la entidad, seria los que la intervendrían, no se puede ser juez y parte.

Te gusto, quieres compartir