Noruega se retirará de Repsol, ¿por su maltrato a pueblos indígenas?

repsolDavid Hill
The Guardian

 

De nuevo los pueblos en aislamiento voluntario se interponen en los planes de operar el lote 39 en Perú

 

ONG afirma que Consejo de Ética de Noruega recomienda añadir Repsol a la ‘lista negra’, pero el Ministerio no se mueve.

Hace algunos años, el Consejo de Ética que da recomendaciones al Fondo de Pensiones Global de Noruega (GPFG) comenzó a investigar la compañía de petróleo y gas Repsol. El objetivo declarado del consejo es evaluar “si la inversión en empresas específicas es incompatible con las pautas éticas establecidas [del Fondo]” antes de hacer recomendaciones al Ministerio de Hacienda, y la razón por la que estaba interesado en Repsol fue a causa de sus operaciones en una parte remota de la Amazonía del Perú habitada por indígenas que viven en “aislamiento voluntario” que no tienen contacto regular con nadie más.

¿Cuál era la conclusión del Consejo?

Según Anders Krogh, de la ONG Rainforest Foundation Noruega (RFN), el Consejo presentó un informe al Ministerio en 2011 que recomendaba que Noruega desinvierte de Repsol. Krogh, basándose en varias fuentes anónimas, me dice:

Ahora está confirmado al 100 % que el Consejo de Ética del Fondo de Pensiónes del gobierno Noruego, que se encuentra en el Ministerio de Finanzas, envió una recomendación al Ministro de Hacienda y el Banco Central de Noruega de retirar todas las inversiones de la empresa, ya que amenaza a los pueblos indígenas aislados que viven entre los ríos Napo y Tigre en el Perú.

Si esto es cierto, es una cosa que debe establecer un precedente valioso – para el capitalismo y los derechos humanos en general, y para el GPFG , que maneja más de $700 mil millones y se dice que es considerado por algunos como el mayor fondo soberano en el mundo , en particular. Pero ¿qué importa si el Ministerio ignora su propio consejo?

Dice Krogh:

El Gobierno de Noruega se jacta de que su Fondo de Pensiones cuenta con los más altos estándares de inversiones éticas del mundo, y, además, Noruega es un país de alto perfil en la protección de la selva tropical y los derechos humanos. ¿Por qué entonces se sigue apoyando estos graves atentados a los pueblos indígenas y los bosques tropicales de la región Napo-Tigre? Se trata de un doble rasero. El Consejo hizo su recomendación de retirar de Repsol hace dos años, pero no ha pasado nada.

Además de las consecuencias financieras, dicha recomendación también sería un revés importante para Repsol, así como otra empresa que opera en la región de Napo-Tigre, Perenco, debido a que ambos se defienden de las acusaciones de las organizaciones indígenas y las ONG, afirmando que no hay evidencia de que la gente “aislados” realmente existen. De hecho, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Perú ha reclamado la misma en correspondencia con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a raíz de una apelación a la Comisión por los indígenas AIDESEP, organización nacional.

De acuerdo con en el sitio web del Consejo de Ética “El Ministerio [de Hacienda] toma la decisión sobre la exclusión de las empresas de inversiónes del Fondo de Pensiones del Gobierno sobre la base de las recomendaciones del Consejo. [Nuestra función es] evaluar si los posibles inversiones en instrumentos financieros… son incompatibles con las normas éticas del Fondo”. Estas directrices incluyen la exclusión de las empresas que causan “graves daños ambientales” y cometen “particularmente graves violaciónes de las normas éticas fundamentales”.

La lista de las empresas excluidas se extiende actualmente a 55 e incluye Boeing Co, Barrick Gold Corp, Lockheed Martin Corp, Rio Tinto Plc, Samling Global Ltd, Vedanta Resources Plc y Wal -Mart Stores Inc.

Krogh no dice la razón que el Consejo ha dado para su posible recomendación de exclusión de Repsol, pero las personas que viven en “aislamiento voluntario” –como la legislación peruana los llama– carecen de las defensas inmunológicas, por lo que podría ser fácilmente diezmados por las enfermedades si hay contacto entre ellos y los trabajadores de la empresa.

Según el Ministerio de Energía y Minas (MEM) de Perú, la concesión a Repsol en la región de Napo-Tigre, denominada ‘Lote 39’, tiene “probablemente” las reservas de petróleo más grandes que cualquier otra concesión en el país.

En junio de 2013 MEM dio a Repsol la luz verde para la exploración que requiere 1.300 trabajadores la perforación de 21 pozos, la realización de pruebas sísmicas, y cortar 3.770 kms de senderos 1,5 metros de ancho a través del bosque. Todas las pruebas y 20 de los pozos están programados para estar dentro de un área propuesta como reserva para los pueblos “aislados”.

Entonces, ¿es cierto que el Consejo ha recomendado que el Ministerio desinvierta? “No podemos comentar sobre esto”, me dice un miembro de la secretaría del Consejo.

Pero ¿sabe el Consejo que Repsol ha recibido recientemente el permiso para explorar? “Sí, lo sabemos”.

¿Y es necesario que el Ministerio responda a las recomendaciones del Consejo dentro de un plazo determinado? “No, no lo es”.

Krogh de RFN llama a esto una “laguna enorme en la normativa”:

No hay límite en el tiempo que el Ministerio puede tardar en revisar una recomendación del Consejo. En principio, el Ministerio puede demorar una recomendación por tiempo indefinido, y sospechamos que se trata de una táctica deliberada para evitar reacciones negativas a la falta de inversión desde los países de origen de las empresas excluidas.

El propio Ministerio se negó a decir si ha recibido una recomendación de desinvertir. Dice en un correo electrónico:

El Ministerio no hace comentarios sobre las empresas individuales o de si o no han recibido una recomendación hasta que hemos llegado a una conclusión en un caso determinado. La Secretaría da a conocer el Consejo sobre las recomendaciones de ética, cuando se venden los títulos correspondientes, o cuando el Ministerio ha tomado una decisión final para no seguir la recomendación del Consejo.

Preguntado si tiene conocimiento de los planes de exploración de Repsol, el Ministerio afirma que “no hace propio seguimiento de las acciones de las cerca de 7.000 empresas en el Fondo. Toda la información acerca de una empresa en la cartera del Fondo se debe dirigir en su caso al Consejo de Ética”.

En junio, en una entrevista con la Norwegian Broadcasting Corporation, ex jefe del Consejo Gro Nystuen criticó la lentitud del Ministerio de tomar decisiones y la falta de transparencia, diciendo que todas las recomendaciones del Consejo, ya sea atendida o no, debe hacerse pública.

Repsol ha tenido la licencia de ‘Lote 39’ desde 1999 y ya ha hecho varios descubrimientos de crudo pesado. A 31 de diciembre de 2012, las inversiones del GPFG en la compañía se situaron en 1,7 mil millones de coronas noruegas –unos 300 millones dólares estadounidenses al cambio actual.

Fuente: http://www.theguardian.com/environment/andes-to-the-amazon/2013/sep/18/1

Traducción de thefreeonline para Repsolmata

Te gusto, quieres compartir