Pésimo servicio CLARO que sí

claroinmaPor Yaroslav Ramírez

No siempre fue así, pero desde unos meses a la fecha, el servicio de internet que vende la empresa CLARO es pésimo. Hacia el medio día prácticamente no se puede navegar. Al filo de las 5 pm la velocidad de internet pareciera ponerse de acuerdo con el embotellamiento en la ciudad. Nadie avanza.

Se supone que 2 Gigas deberían ser más que suficientes pero decididamente no. Ni siquiera me quiero imaginar a la gente que tiene menos capacidad adquirida. Y lo peor de todo es que los contratos son más rígidos que el concreto. Están diseñados para ordeñar al cliente y que éste, o sea muchos de nosotros, no tengamos ninguna escapatoria.

¿De qué sirve una queja? DE NADA. Irse a quejar a la empresa CLARO es un dolor de mollera. Es una pérdida de tiempo. Las personas contratadas para atender las deficiencias en los servicios NUNCA saben nada de nada. Y lo peor de todo es que se han memorizado la frase EL SISTEMA NO PERMITE…

Los contratos suelen durar dos años y en ese tiempo resulta prácticamente imposible cambiar las condiciones cuando la calidad del servicio decae, como es el caso actualmente.

¿Será que debo hacer aquella pregunta que hacía Florinda Meza: y ahora quién podrá defendernos?

 

En la DIACO no creo que puedan hacer nada. Como se trata de un contrato en el que el cliente no tiene chance de nada, la DIACO entonces solo parece un cartelito pegado en la pared. Mi opinión es que la empresa CLARO está estafando a los consumidores porque está cobrando la tarifa cabal pero el servicio que está dando es absolutamente incongruente con esos precios.

No se puede ver un video en Youtube. La señal es baja todo el día. Hay páginas que por sus cualidades no se pueden visualizar. No deja abrir a veces ni el correo electrónico. Pero los Q580 mensuales tienen que estar puntualmente pagados porque de lo contrario empiezan a hacer llamadas automáticas con grabaciones recordando que debemos ir corriendo a pagar, so pena de “suspendan” el servicio…

Eso se llama descaro. Si la empresa CLARO está teniendo problemas para prestar un servicio óptimo, eso es comprensible, pero debería aplicar descuentos en la tarifa porque obviamente no está dando todo lo que ofreció. Yo creo que si soy el único cliente con ese problema entonces he de ser un loco intolerante que no aguanta un par de horas sin internet. Pero no me lo parece. Además, se sabe que el servicio de internet en Guatemala es uno de los más caros del planeta.

Te gusto, quieres compartir