Confidencial: gobierno desconoce informes críticos con Hidro Santa Cruz

hidroPor Andrés Cabanas –

Un informe del Ministerio de Energía y Minas (MEM) reconoce la gravedad del conflicto existente en Barillas, cuestiona la actuación de la transnacional de origen español Hidro Santa Cruz (considerándola responsable del descontento y la ingobernabilidad existentes en el Municipio) y expone reservas sobre el diálogo impulsado por la Empresa (piedra angular de la legitimación institucional del proceso).

El documento (de difusión restringida y desconocido por líderes comunitarios y organizaciones opositoras a Hidro Santa Cruz, al que este periodista ha tenido acceso a través de fuentes extraoficiales y confiables) documenta la existencia de una oposición numerosa, validando la oposición social a la hidroeléctrica.

Este es el resumen de aspectos sustantivos del citado informe:

La empresa no cuenta con “pleno consenso” para la construcción del proyecto (referencia página 4, párrafo 2).

La oposición al proyecto es amplia, como lo demuestra la participación contra la firma del Convenio entre Hidro Santa Cruz y la Municipalidad, el 14 de diciembre: “gran número de manifestantes se oponen a la construcción de dicho proyecto hidroeléctrico” (referencia página 7, diciembre 15).

La oposición comunitaria a la hidroeléctrica es legítima, no es una oposición criminal y oculta. Se fundamenta en “la defensa de su territorio y sus recursos naturales” (referencia página 4, párrafo 1).

La consulta comunitaria de junio de 2007 está vigente y se refiere a proyectos mineros y energéticos en general. En ella “46,479 vecinos votaron en contra del desarrollo de proyectos energéticos y mineros en su municipio, razón por la cual solicitan que se respeten los resultados de dicha consulta” (referencia página 4, párrafo 1).

El apoyo a la empresa, manifestado según la misma en actas comunitarias de adhesión, no es tal: “el 28 de octubre de 2012, la Unidad de Diálogo y Participación Comunitaria analiza copias de actas suscritas en las diferentes micro regiones del Municipio de Barillas. Dicho análisis reflejó que en diferentes micro regiones del municipio se realizó un proceso de información relacionado a los proyectos hidroeléctricos y no precisamente una mediación y negociación” (referencia página 6, octubre 28). Las actas presentadas por la empresa como prueba de apoyo comunitario son, a partir de lo anterior (proceso informativo, no deliberativo) actas de participación en reuniones (referencia página 6, octubre 10 y octubre 28).

La hidroeléctrica y la empresa proponente, al no facilitar información, se tornan factores de “desconfianza e ingobernabilidad” (referencia página 4, párrafo 1 del documento).

Oposición legitimada y masiva

El texto del MEM contradice al menos cuatro aspectos medulares del discurso de la empresa, asumido de forma acrítica por autoridades de gobierno y comunidad internacional que apoya y financia el proyecto. Estos argumentos pro empresa son:

La oposición en Santa Cruz Barillas es minoritaria, manipulada y vinculada a actividades criminales.

El proyecto hidroeléctrico ha logrado un consenso mayoritario.

La Consulta Comunitaria de junio de 2007 carece de validez, pues se refería a minería, no a hidroeléctricas.

El proceso de diálogo impulsado por la empresa revela un apoyo masivo para la hidroeléctrica.

Entre otros, estos argumentos se encuentran en declaraciones públicas e informes realizados por Hidro Santa Cruz y sus diferentes dueños y empresas matrices (Ecoener Hidralia Energía):

Informe interno de la empresa, 2012: “El proyecto cuenta con el apoyo, el favor y el beneplácito de la casi totalidad de las comunidades afectadas y de la casi totalidad de las personas que las habitan, de forma tal que incluso, un número de muy elevado de personas pertenecientes a estas comunidades están trabajando con entusiasmo y afán en el correcto desarrollo y ejecución del mismo”.

Declaraciones de Luis Castro Valdivia, personero de Hidro Santa Cruz. Acerca del rechazo a la empresa: “Son más o menos 80 personas las que irrumpieron violentamente en el acto en donde se tenía previsto la firma de un acuerdo entre la municipalidad y la empresa”. Acerca del apoyo a la empresa: en el proceso de diálogo “participaron 40,000 personas, en más de 500 reuniones”.
http://www.lahora.com.gt/index.php/nacional/
guatemala/actualidad/170544-hidro-santa-cruz-pide-fin-de-la-confrontacion

El cuadro siguiente muestra la diferencia entre los argumentos de la empresa y los expresados por el Ministerio de Energía y Minas:

Dice la Empresa (informe 2012 y declaraciones Luis Castro Valdivia) Dice el Informe del MEM
La oposición en Santa Cruz Barillas es minoritaria: 80 personas aproximadamente. En el acto público para la firma del Convenio de Colaboración entre Hidro Santa Cruz SA y Municipalidad (14 de diciembre de 2012) hubo presencia de un gran número de manifestantes que se oponen a la construcción de dicho proyecto hidroeléctrico.
El proyecto hidroeléctrico ha logrado un consenso mayoritario. No existe pleno consenso para la construcción de la hidroeléctrica.
La conflictividad en Barillas está causada por grupúsculos de opositores que se oponen al desarrollo. La falta de socialización de la información es desencadenante de la desconfianza y la ingobernabilidad.
La oposición está vinculada a intereses criminales. La oposición está legitimada por la defensa del territorio y los recursos naturales.
La consulta comunitaria de junio de 2007 carece de validez porque se refería a proyectos mineros. 46,479 vecinos votaron en contra del desarrollo de proyectos energéticos y mineros en su municipio, razón por la cual solicitan que se respeten los resultados de dicha consulta.
Miles de personas han manifestado apoyo a la hidroeléctrica en el proceso de diálogo, a partir de la suscripción de actas comunitarias. No existió diálogo ni mediación, solamente información por parte de la empresa.

La verdad oficiosa

El texto citado y reproducido parcialmente no es el único documento que, de forma explícita, se distancia del discurso de la empresa y del propio gobierno sobre Hidro Santa Cruz. La Memoria de Labores 2012 del Ministerio de Energía y Minas afirma:

“Se han concertado reuniones con la Gobernación Departamental de Huehuetenango, el Sistema Nacional de Diálogo Permanente, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, la Secretaría de Inteligencia Estratégica, Red Departamental de Atención a Conflictos –REDAC-, y la Corporación Municipal de Santa Cruz Barillas, con el propósito de analizar la conflictividad en torno al Proyecto Hidroeléctrico Canbalam I, de la empresa Hidro Santa Cruz, S. A., ubicado en Santa Cruz Barillas, Huehuetenango. El mismo es rechazado por comunitarios y autoridades locales porque no están de acuerdo en que se utilice el río que es aprovechado para producción agrícola” (página 31).

Sin embargo, estos informes oficiales no trascienden a las decisiones políticas. Por el contrario, la opinión de la empresa se hace oficial en el discurso de los medios de comunicación y es asumida sin fisuras por autoridades del gobierno guatemalteco: el 14 de febrero de 2013, en el marco de una reunión de inversores y empresarios españoles en Madrid, Pérez Molina repitió y amplificó los argumentos, con gran repercusión mediática y política, otorgándoles además carácter de “opinión final”:

“El problema suscitado por la instalación de la empresa hidroeléctrica Hidro Santa Cruz en el municipio de Santa Cruz Barillas fue producido por un grupo minoritario de 200 comunitarios, malinformados por grupos ambientalistas. Ello llevó a declarar, por un mes, el estado de excepción. A día de hoy el problema está resuelto por un acuerdo entre la comunidad, representada en la alcaldía, y la empresa. Dicho acuerdo será respetado y apoyado por el gobierno”.
http://omal.info/spip.php?article5061

Estas declaraciones fueron avaladas por el Ministro de Energía y Minas, que acompaño a Pérez Molina en el viaje, contradiciendo los informes de su institución.

La legitimidad de las críticas a la empresa

El texto del Ministerio de Energía y Minas no parte de una posición anti empresa. Por el contrario, se orienta a preparar condiciones y “propiciar reuniones para poder impulsar el espacio de diálogo que facilite la firma del convenio entre ambas partes” (así, el inicio de actividades por parte de la empresa, cuya presencia no cuestiona el Ministerio, página 4, párrafo 4).

De hecho, el documento desconoce la violencia generada por la empresa y el deterioro de las condiciones democráticas desde su llegada a Barillas. Este deterioro se manifiesta, entre otros, en estos factores:

La situación permanente de violencia: Estado de Sitio, órdenes de captura, líderes exiliados, población amedrentada, intimidaciones y amenazas hacia la población. Ejemplo significativo de estas amenazas es la coacción a familiares (sobre todo esposas) de los presos políticos detenidos ilegalmente durante ocho meses: si no aceptan a la empresa, les comunica de forma reiterada Juan Garrido, responsable del área social de Hidro Santa Cruz, sus maridos se van a pudrir en la cárcel.

La imposición de la agenda de la empresa. Para ésta, el diálogo pretende facilitar el inicio de operaciones. La retirada de la empresa, el respeto a la consulta comunitaria, el fin de la persecución política y el resarcimiento por daños, demandas básicas de la población, no se discuten.

El ocultamiento de información por parte de la empresa: la propiedad, la existencia de permisos, los proyectos anexos conectados a Hidro Santa Cruz, las fuentes de financiación, los aportes recibidos en el marco de los Mecanismos de Desarrollo Limpio, y otros.

La configuración de un nuevo poder, que niega el poder democráticamente establecido. Se genera una representación funcional a los intereses de la empresa: las Asociaciones Micro regionales como referente fundamental (no representan todos los intereses comunitarios, son entidades preexistentes, reactivadas por la empresa y autoridades al calor del conflicto). La representación comunitaria es perseguida: el Comité de Defensa de los Recursos Naturales, constituido en Asamblea y legalizado y autorizado por la Municipalidad, queda desarticulado tras el Estado de Sitio. La persecución legal contra opositores se masifica: más de 30 órdenes de captura están vigentes en determinados momentos. Las Asambleas Comunitarias y el Sistema de Consejos de Desarrollo son válidos únicamente cuando aceptan la presencia de la empresa. La Empresa actúa como Actor Político determinante.

A pesar de los vacíos, las conclusiones del documento del MEM avalan las críticas de comunidades y organizaciones sociales a la pretensión de imposición de una empresa que no cuenta con el aval comunitario, y a la utilización de una estrategia de expansión autoritaria, impositiva y violenta, ampliamente documentada.
http://www.eltercerexpolioylareconquista.blogspot.com/p/hidro-santa-cruz-y-un-modelo-de.html, www.memorialguatemala.blogspot.com

Un proyecto y una empresa inviables

La falta de consenso y el rechazo comunitario hacia la empresa transnacional Hidro Santa Cruz, concluido en el documento del MEM y reiterado por la población, deslegitiman y vuelven inviable el proyecto de construcción de la hidroeléctrica. Desautorizan los apoyos financieros y políticos a Hidro Santa Cruz y emplazan a tomar partido: la hidroeléctrica sin consenso o la razón comunitaria.

Nota
Ministerio de Energía y Minas y autoridades de Gobierno fueron consultados acerca del informe señalado: el por qué de la no difusión pública, las incoherencias entre las conclusiones del informe y las declaraciones de funcionarios (incluido el Ministro de Energía y Minas), el seguimiento a las conclusiones y la posibilidad de nuevas políticas gubernamentales una vez el informe se hace público.

Ninguna de las autoridades ha respondido a los cuestionarios enviados ni a las solicitudes de entrevista.

http://eltercerexpolioylareconquista.blogspot.co.at

Te gusto, quieres compartir