Transparencia para espiar y violar la privacidad

CumbreG8Mtro. Andrés Peñaloza
Bia´lii, Asesoría e Investigación, A.C. (México)
El pasado 18 de junio el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) de México celebraba el “impulso a favor de la transparencia en la Cumbre del G-8” celebrada en Lough Erne, Irlanda del Norte (17-18 de junio).
El comunicado del IFAI refería al llamado “Diálogo sobre Impuestos, Comercio y Transparencia” en la que participó Enrique Peña Nieto y representantes de los países invitados (Etiopía, Liberia, Libia y Senegal) y los representantes de la Comisión de la Unión Africana, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y
Centro de Estudios de Economías Africanas de la Universidad de Oxfordy.
También se hace referencia a la Declaración de Lough Erne, particularmente en el punto 10, en el que se estableció lo siguiente: “Los gobiernos deberían publicar información sobre leyes, presupuestos, inversiones, estadísticas nacionales, elecciones y contratos gubernamentales de manera que sean fáciles de consultar y reutilizar, para que los ciudadanos puedan exigirles responsabilidades.”
La declaración del G-8 afianza los compromisos establecidos en el marco de la Alianza para el Gobierno Abierto, esfuerzo en el cual el IFAI ha sido miembro desde 2011, junto con el gobierno mexicano. Emitieron la Declaración de Datos Abiertos del G-8 (G8 Open Data Charter), que se suma a los “esfuerzos” internacionales de impulsar el crecimiento económico y aumentar la transparencia para fortalecer la rendición de cuentas. A decir del IFAI, lo anterior representa una significativa oportunidad para fortalecer el acceso a la información y la rendición de cuentas en México.
A pesar de que en vísperas de la cumbre del G-8 el diario británico The Guardian, del 16 de junio de 2013, basándose en documentos clasificados entregados por Edward Snowden, confirmaba un “espionaje sistemático” durante la Cumbre del G20 realizada en Londres en 2009 llevado a cabo por el centro de escuchas británico GCHQ, con pleno consentimiento del gobierno británico, por el que se interceptaban los teléfonos de políticos y funcionarios extranjeros participantes y se vigilaron sus computadoras el comunicado del IFAI omite opinar sobre el hecho.
Pero no pasaron más dos días cuando el IFAI fuera emplazado por dos asociaciones civiles (Propuesta Cívica y Al Consumidor) y un grupo de activistas virtuales (ContingenteMx) quienes solicitaron un procedimiento de verificación sobre presuntas irregularidades en el manejo de datos personales mediante la utilización del programa de cómputo Finfisher.
La presunción sobre las irregularidades en el manejo de datos personales se basa en la publicación del estudio de investigación “Citizen Lab”, de la Universidad de Toronto, Canadá, de fecha 25 dejunio de 2012, el cual versa sobre el programa de cómputo Finfisher cuya propiedad se atribuye a “Gama International UK Ltd.” Empresa que ofrece su producto a gobiernos en su “lucha contra el terrorismo”.
Este programa se instala en los equipos personales de cómputo a través de la herramienta Finspy, y que es capaz de crear acceso a la información privada de los usuarios tales como contraseñas y claves de acceso, directorios, información de conversaciones, audios e impresiones de pantalla, encendido de micrófonos y cámaras, por citar algunos ejemplos.
El 13 de marzo del 2013, la Universidad de Toronto, Canadá publicó el seguimiento a su investigación, “Citizen Lab” en la que se probó que algunos elementos  del programa “Finfisher” eran usados para vigilar y monitorear a activistas de derechos humanos, como en Bahréin. En México se detectó un servidor de la empresa proveedora de Internet UNINET, S.A. de C.V. y en la empresa mexicana IUSACELL, S.A. de C.V la aplicación de este programa.
El IFAI tendrá que iniciar un análisis de la información que proporcionen las empresas requeridas, y determinará, en su momento, el inicio o no del procedimiento de verificación establecido en la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares (LFPDPPP), mismo que de acuerdo con la normatividad debe ser tramitado de manera confidencial.
Todo apunta que la aplicación de este tipo de programas espía están siendo utilizados en todo el orbe, por lo pronto para el caso de México se está atentando con disposiciones constitucionales y de la LFPDPPP además de otras normas internacionales como la Declaración Universal de los derechos y deberes del hombre, de la Convención Americana de Derechos Humanos y del Pacto Internacional para la protección de las personas que defienden personas.
 
Cabe destacar que son bienvenidas las iniciativas como las de Propuesta Cívica y Al Consumidor, ContingenteMx y desde luego, las colocadas por ciudada@s del mundo como Manning, Assange, Snowden para impulsar la transparencia y la rendición de cuentas no en retórica sino en los hechos.
 
 

(*) Información compartida en la conferencia “El G-20, en la mira de los pueblos” realizada el 5 de agosto de 2013.

Te gusto, quieres compartir