En 40 países simultáneamente se desarrolla la marcha contra la compañía biotecnológica Monsanto

foto CPR URbana

foto CPR URbana

rt.com

Cientos de miles de personas de 40 países del mundo participan en una marcha contra las semillas transgénicas de Monsanto. El mundo se opone a los excesos de la compañía biotecnológica contra la naturaleza, los agricultores y los consumidores.

El grupo de piratas informáticos Anonymous llama a la sociedad a través de su cuenta en Twitter (@YourAnonNews) a no “alimentar a sus hijos con la basura de los productos modificados genéticamente” de las compañías biotecnológicas. Ciudades grandes del Reino Unido como Londres, Bristol, Glasgow, Manchester, Douglas, Torquay y Nottingham se han unido a la iniciativa.

Los activistas denuncian el bloqueo informativo por parte de algunos medios de la cobertura de las marchas contra Monsanto.

Una de las organizadoras del evento en Brisbane, Sarah Saunders, dijo que está liderando la marcha para “ayudar a proteger la salud de mis hijos. Los efectos en la salud de los GMO a largo plazo son un tema de debate y no quiero que mis hijos se conviertan en conejillos de indias”, enfatizó.

Por otro lado, cientos de personas se han reunido en la ciudad australiana de Brisbane para participar en la protesta mundial contra Monsanto. Uno de los activistas del movimiento contra Monsanto, Nick Bernabe, dijo a RT que las políticas de Monsanto, entre otros problemas, causan “una epidemia de suicidios entre los agricultores” en diferentes partes del mundo, por ejemplo en la India.

“Monsanto les vendió una especie de semilla que les prometía obtener buena cosecha, pero al final resultó que esas semillas no llenaron la esperanza. Esto llevó a muchos agricultores de la India a la pobreza absoluta, lo que provocó los suicidios en masa”, comentó.

Bernabe explicó que los activistas buscan propagar el llamamiento. “Queremos empezar la lucha desde el principio”, aseguró.

En víspera de la protesta mundial contra los GMO (siglas en inglés de organismos genéticamente modificados), el Senado de EE.UU. rechaza por amplia mayoría un proyecto de ley que permitiría a los estados decidir etiquetar o no los productos genéticamente modificados.

Los opositores de la idea de etiquetar los alimentos esgrimieron que hasta la aparición de las conclusiones científicas de la Agencia de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), no se adoptará la medida.

Los organizadores del evento estiman que unos 200.000 activistas por todo el mundo participarán en la campaña masiva que abarca seis continentes, 40 países y, al menos, 48 estados de EE.UU.

Fuente: http://aporrea.org/internacionales/n229552.html

 

Te gusto, quieres compartir