Hugo Chávez

chvez-bajo-la-lluvia
Por Mario Rodríguez
Me consideró ateo de profesión, pero quiero utilizar está frase: “por sus obras los conoceréis” que extraigo del evangelio para referirme a la monumental obra revolucionaria de Hugo Chávez.

Fueron escasos trece años en la presidencia de Venezuela, pero logró tanto para los pobres, que los ricos del mundo lo odiaron a muerte.

Ganó más elecciones que nadie en la historia de ese país y aún así lo llamaron dictador. Fue tan querido por su pueblo, que este lo rescato literalmente de las manos de la oligarquía que lo hizo secuestrar al darle un golpe de Estado, que al final no logró.

Quizás el mayor logró, pero inconcluso aún, fue reducir la pobreza en su país. Según datos de la CEPAL, más de 5 millones de venezolanos dejaron de ser pobres. Eso significa una reducción del 44% de pobreza. Lo más significativo fue que la pobreza extrema, pasó de ser un 40% en 1996 a un 7.3% en 2010. Eso significó una disminución de la desigualdad social del orden del 17.6%. Ya quisiéramos aquí esas cifras.

El gobierno venezolano hizo distribuye la renta petrolera, o sea la riqueza del pueblo, a través de subsidiar a 14 millones de ciudadanos con alimentos, que el Estado compra a través de una red de distribución propia, la cual es abastecida por miles de pequeñas empresas nacionales. Ya quisiéramos esos mecanismos aquí.

En los últimos años repartió más de 146 mil viviendas entre los más pobres. Una obra monumental que cambio por completo la precariedad de la vivienda para los sectores más necesitados. Ya quisiéramos esas obras aquí.

Reconstruyo la esperanza para millones de pobres y excluidos de todo el mundo, al impulsar el llamado socialismo del siglo XXI. Su mayor obra revolucionaria, lo que le valió el odio y la antipatía de las burguesías oligárquicas de todos los países que veían en él, al mismo demonio.

Por eso, los ricos que celebran hoy su muerte, pensando que retomaran el poder en Venezuela, y que la esperanza de construir el socialismo del siglo XXI se termina, están muy equivocados.

La obra de Hugo Chávez Frías es tan grande que nada ni nadie la harán retroceder.

Te gusto, quieres compartir