Árbenz, un hombre del pueblo

Por Factor Méndez Doninelli

“Honrando al Presidente de la dignidad que, único en su tiempo, fue ejemplo y guía para otros mandatarios latinoamericanos igualmente dignos como el también inolvidable Salvador Allende.”
Raúl Díaz. México. Enero 2013.

El próximo domingo 27 de los corrientes se cumplen cuarenta y dos años del fallecimiento del Coronel JACOBO ÁRBENZ GUZMÁN, Presidente Constitucional de Guatemala de 1950 hasta 1954, por ese motivo, en el Cementerio General a las 11:30 a.m., se llevará a cabo un homenaje a su memoria, organizado por la Comisión encargada de conmemorar el Centenario de su nacimiento que se cumple el 14 de septiembre.

ÁRBENZ nació en la ciudad de Quetzaltenango en 1913, hijo de Jacobo Árbenz y Octavia Guzmán de Árbenz, integrantes de un hogar de capas medias acomodadas. Contrajo matrimonio con doña María Cristina Vilanova, originaria de El Salvador, con quien procreó tres hijos.

Ingresó a la Escuela Politécnica el 27 de julio de 1932. Se le recuerda como un estudiante brillante, cadete abanderado de ese centro militar, donde con honores, se graduó de Subteniente de Infantería. El 15 de septiembre de 1952 obtuvo el grado de Coronel.

ÁRBENZ, fue Ministro de Defensa durante el Gobierno del doctor Juan José Arévalo. En 1950, ÁRBENZ fue electo Presidente Constitucional de la República, cargo que asumió el 15 de marzo de 1951.

El 27 de junio de 1954, mediante la operación encubierta PBSuccess, fue derrocado por una intervención mercenaria armada, concebida, dirigida y financiada por el Gobierno de los Estados Unidos y la Agencia Central de Inteligencia CIA, ejecutada por militares traidores de la alta oficialidad del Ejército guatemalteco, la complicidad de la jerarquía de la iglesia Católica y los grupos oligárquicos nacionales. ÁRBENZ fue obligado a salir al exilio y a residir en diversos países, falleció en la ciudad de México el 27 de enero de 1971.

En su discurso de toma de posesión como Presidente, esbozó parte de su política económica y social expresando, cito: “Nuestra política económica tendrá que estar basada necesariamente en el impulso a la iniciativa privada, en el desarrollo del capital guatemalteco, en cuyas manos deberían encontrarse las actividades fundamentales de la economía nacional, y en cuanto al capital extranjero debemos repetir que será bienvenido siempre que se ajuste a las condiciones que se vayan creando en la medida que nos desarrollemos, que se subordine siempre a las leyes guatemaltecas, coopere con el desenvolvimiento económico del país y se abstenga estrictamente de intervenir en la vida política y social de la nación.

Cuando hablamos de nuestros programas sociales no debemos apartar la mirada de los grupos indígenas ni de las necesidades propias de la juventud y de la mujer, a quienes debemos considerar como nuestras mejores reservas, como los tesoros más apreciados de nuestra riqueza humana.” (Fin de cita).

La promesa nacionalista de iniciar un cambio estructural a partir de una reforma agraria, así como la construcción de infraestructura para romper los monopolios del ferrocarril y de la Empresa Eléctrica que se encontraban en manos extranjeras, le ganó la animadversión de los monopolios imperialistas, de la oligarquía criolla y la jerarquía de la iglesia Católica.

La Comisión Organizadora del Centenario del nacimiento de Jacobo Árbenz, a la que tengo el honor de pertenecer, honra la memoria de tan insigne estadista e invita al pueblo de Guatemala a participar en las actividades que se estarán realizando durante el presente año para conocer sus acciones, su pensamiento y reivindicar la lucha que continúa en la actualidad por la construcción de una Guatemala de paz, libertad y pleno respeto a los derechos humanos.

P.S. ALBERTO FUENTES MOHR, víctima del terrorismo de Estado, ejecutado en 1979, un día como hoy. 34 años de impunidad.

www.albedrio.org

Te gusto, quieres compartir