El Desarrollo Rural Integral seguirá presente en la agenda nacional

Campaña Vamos al Grano
En la reciente coyuntura política el país entero siguió el debate en torno a la Iniciativa 40-84 o Ley del Sistema de Desarrollo Rural Integral. La lucha perseverante del movimiento campesino puso a prueba la voluntad de la clase política guatemalteca para orientar la inversión hacia uno de los sectores más rezagados, empobrecidos y marginados del país, y cumplir un compromiso de los Acuerdos de Paz, aplazado una y otra vez.

El sector empresarial y terrateniente, que ha gozado históricamente de múltiples privilegios, se opuso y logró posponer su discusión, aunque esta vez de una forma que evidenció la escasa validez de sus argumentos y mostrándose como un “poder paralelo” a los organismos del Estado.

Las organizaciones campesinas e indígenas, por su parte, mostraron su determinación de remontar los obstáculos que el actual sistema político impone a la población más desfavorecida. Evidenciaron su capacidad y madurez política para mantenerse en un diálogo durante más de una década, y con justa razón dejaron planteado que es impostergable legislar a favor del desarrollo rural integral y promoverlo efectivamente.

La intransigencia del poder económico es evidente. El impulso al Desarrollo Rural Integral implica, por el contrario, la democratización del acceso a la tierra, a los recursos naturales y a las oportunidades, la atención priorizada a las economías campesinas y a las mujeres rurales, y la posibilidad de aumentar la producción de alimentos para todas y todos los guatemaltecos.

La aprobación de la Iniciativa de Ley del Sistema de Desarrollo Rural Integral es urgente, por lo que los diputados deben honrar los compromisos asumidos ante las organizaciones campesinas y de pueblos originarios, procediendo a conocerla y aprobarla en las sesiones extraordinarias del Congreso de la República.

Organizaciones que integran la Campaña Vamos al Grano:

Asociación de Comunidades para el Desarrollo Integral de Petén (ACDIP), Alianza de Mujeres Rurales (AMR), Madre Tierra (MT), Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (CNOC), Asociación de Desarrollo y Formación Integral Mam (CODEFIM), Fundación para el Desarrollo y Fortalecimiento a las Organizaciones de Base (FUNDEBASE), Pastoral Social del Ixcán (PSI), Cooperativa Nuevo Horizonte (CNH), Sagrada Tierra, Comité de Unidad Campesina (CUC), Comité de Desarrollo Campesino (CODECA), Federación Guatemalteca de Escuelas Radiofónicas (FGER), Centro Internacional para Investigaciones en Derechos Humanos (CIIDH), Instituto de Estudios Agrarios y Rurales- Coordinación de ONG y Cooperativas (CONGCOOP-IDEAR), Asociación para el Desarrollo Agrícola y Microempresarial (ADAM), Asociación Cooperación para el Desarrollo Rural de Occidente (CDRO), Asociación de Desarrollo Comunitario (ASDECO), Comité Campesino del Altiplano (CCDA), Voz de la Resistencia, Red de Mujeres de Baja Verapaz, Mamá Maquín, Colectiva de Mujeres Rukúx´ulew, Colectivo de Estudios Rurales (CER-Ixim), Asociación de Desarrollo Social del Ixcán (ADESI), Coordinadora de Organizaciones de Mujeres de Alta Verapaz (CODEMAV), Organización de Mujeres Estrella Tzutujil (OMET) Asociación Consejo Nacional de Desplazados de Guatemala (CONDEG), Instituto para el Desarrollo Rural (IDR) y Oxfam.

Campaña Vamos al Grano

Te gusto, quieres compartir