Puja entre la Argentina y los Fondos Buitres

Estelle Leroy-Debiasi
El Correo

Una organización, amiga de los fondos buitres, la ATFA (American Task Force Argentina) viene desarrollando desde hace años en los EE.UU un activo lobby anti-Argentina agitando la tarjeta roja del default de pago. Más allá del procedimiento que enfrenta a los fondos buitres y la Argentina, lo que se plantea es su siniestro vuelo sobre los países endeudados.

En realidad la Argentina no está padeciendo más que los asaltos jurídicos de los fondos buitres, especialmente el de Paul Singer ante los tribunales. Detrás de un verdadero lobby – a través de la American Task Force Argentina (ATFA) – se ha levantado una especie de biombo para los fondos buitres como el NML Capital y su papel está destinado a desacreditar y descalificar la política que lleva a cabo el gobierno argentino especialmente en lo referido a la reestructuración de la deuda.
Lobby antiargentino ante el Congreso de los EE.UU.

Bajo la consigna « Pursuing a fair reconciliation of the argentine debt default » que pareciera llena de buenas intenciones, la ATFA – que se define como una asociación de organizaciones reunidas con esa finalidad explicando « hallarse en contacto con juristas y medios con el fin de alentar al gobierno de los EE.UU. a encarar vigorosamente la negociación de un acuerdo que responda a los intereses de los estadounidenses poseedores de títulos »,- está llevando a cabo una abierta guerra contra el actual gobierno argentino.

Jake Johnston en el sitio CEPR(Center for economic and policy research) escribía el 18 de octubre ultimo que la American Task Force Argentina (ATFA) había gastado desde el 2007 más de tres millones de dólares en su lobby contra Argentina.

Ademas ATFA, menciona contar entre sus miembros a muchas empresas de explotación agrícola o de profesores del mundo de la educación que menciona en primer término cuando describe « la importancia de la apuesta de forzar a la Argentina a pagar lo que debe y que es un deber de los EE.UU. obrar en tal sentido » pero según el Wall Street Journal – muchos de los nombres citados en el sitio no tenían nada que ver con esa organización : el señor Matlack, presidente del American Agriculture Mouvement, entrevistado por el cotidiano económico, declaró no haber oído hablar nunca dela American Task Force Argentina y no tener nada que ver conla deuda argentina. Lo mismo ha dicho Ray Hogler, director de la « Conference of the American Association of University Professors » de Colorado.

Estos nombres fueron luego retirados de la lista, pero como dice Jack Jonhston, este abuso de los miembros de la ATFA debería hacer reflexionar a los políticos del Congreso estadounidense, tan dispuestos a tratar de obrar al servicio de los intereses de los fondos buitres. En efecto la ATFArepresenta esencialmente a los fondos buitres especialmente radicados en las Islas Caimán.

Hay que recordar que el acuerdo sobre la reestructuración de la deuda argentina incluye al 93% de los acreedores y los que quedaron afuera son fondos buitres. Los primeros participaron al encauzamiento del país : los intereses de los bonos de la reestructuración de la deuda están vinculados a la evolución del PBI argentino, que desde el 2003 ha crecido a una tasa promedio del 8%.

Los fondos buitre, compran títulos de la deuda en cesación de pago (default) por algunos centavos y acuden inmediatamente a los tribunales por lo general estadounidenses para obtener su reembolso a valor nominal : según la agencia Bloomberg, adquirieron así 180 millones de dólares de la deuda a solo 20/30 centavos del valor dólar.
Los buitres y la oposición argentina, una alianza tácita.

La ATFA ha revelado sus verdaderas intenciones : un artículo insertado en su sitio, de fecha 20 de noviembre señala la inminencia de la falta de pago de Argentina y en qué medida los inversores deben estar atentos. Dicha organización insiste desde hace menos en la idea según la cual Argentina está al borde de la falta de pago.

Ciertamente la Argentina ha dicho que se rehusaba a pagar lo que reclaman los fondos buitres. Y también es cierto que el juez neoyorkino Thomas Griesa ha declarado que la Argentina debería pagar 1330 millones de dólares a los buitres, un monto que debería transferir a la Corte de Apelaciones, la que inmediatamente dará su veredicto. Esperando el vencimiento « de la deuda negociada » el próximo 2 de diciembre, se pagará normalmente, asegura la Argentina. Pero si se confirma la decisión del juez Griesa y la Argentina no paga a los fondos buitres, podría ser declarada en cesación de pagos por los EE.UU.

Las maniobras de la ATFA no se detienen allí. Siempre en su sitio web, se lee visiblemente un gran letrero rojo que dice « Basta K » (en alusión a la presidente argentina) en un rincón « 8N » (fecha de la última manifestación de la oposición argentina) y aún más, numerosas fotos de dicha manifestación. La ATFA apoya a los opositores del actual régimen. Y por lo menos una parte de los actuales opositores, directa o indirectamente le hacen el juego a los fondos buitres.

Sin embargo esta misma oposición – cercana a menudo de la extrema derecha – debería sentirse vivamente picada al ver a la Fragata Libertad, nave escuela de la Marina, detenida en Ghana desde el 2 de octubre por la demanda de los fondos buitres NML Capital. Argentina ha presentado ante el tribunal internacional del derecho marítimo – con sede en Hamburgo, un requerimiento de devolución debido a que la fragata está protegida por la inmunidad de los barcos de guerra.
Después de Africa y América Latina, ¿Europa ?

La apuesta de los fondos buitres y de Paul Singer supera ampliamente el caso argentino y afecta a muchos países en desarrollo o desarrollados endeudados : como lo mencionaba recientemente en la prensa el ministro de Relaciones Exteriores argentino Héctor Timmerman en discusión con su homóloga surafricana Nikoana Mashabane, los fundos buitres sobrevuelan siniestramente desde hace años sobre Africa y América Latina. ¿los seguirá pronto Europa ?

Su maniobra ha sido actualizada la Jubilee Debt Campaing en el Reino Unido y la Jubilee USA Network han hecho presión para que los gobiernos tomen medidas contra estas actividades. Hoy en día se comercializa la deuda como si fuera una mercadería. Los fondos buitres actúan sin vergüenza, con una maquinaria bien aceitada y cuidándose siempre de utilizar técnicas legales. Legales pero poco éticas. Dificultan las posibilidades de recuperación succionando de las ayudas de la política financiera del Banco Mundial o del FMI a través del dinero que estos destinan a obras de infraestructura, o de programas de ayuda a la educación realizando así su cabriola especulativa.
Estelle Leroy Debiasi para El Correo , París 23 de noviembre de 2012.

Deja una respuesta

anuncios google

Publicidad

Log in