La responsabilidad corporativa no logra esconder el saqueo de recursos

Amigos de la Tierra

Finalizó la gira internacional de Amigos de la Tierra en Guatemala y El Salvador. Participantes de 12 países de la federación Internacional han visitado macroproyectos de minería y construcción de represas de grandes multinacionales en Centroamérica. Los delegados han tenido la oportunidad de hablar con las comunidades en lucha y conocer in situ todos los problemas ocasionados por este tipo de proyectos.

La Misión Internacional, realizada entre el 13 y el 19 de noviembre, visitó a las comunidades en defensa de sus derechos territoriales arrebatados por las transnacionales que dirigen los proyectos mineros y la construcción de represas. La delegación estuvo recorriendo varias regiones de Guatemala y El Salvador, documentando e identificando las situaciones de violación sistemática de derechos humanos, criminalización y violencia público-corporativa con el único objetivo de mercantilizar los bienes naturales y a las propias comunidades.

Amigos de la Tierra expresa la necesidad de que estas corporaciones trasnacionales abandonen los territorios afectados y reparen el daño ocasionado a las comunidades. Asimismo, solicita la liberación de los presos políticos criminalizados por ejercer el principio de resistencia civil y, en el caso de El Salvador, el esclarecimiento con todas las garantías legales y éticas de los asesinatos y persecuciones contra defensores de la Naturaleza.

Durante la gira, se constató el carácter sistémico y sistemático de los crímenes económicos y ecológicos cometidos por las empresas multinacionales a nivel global, que se manifiesta emblemáticamente en los casos de la mina Marlin y Barillas en Guatemala y Pacific Rim en El Salvador. Al mismo tiempo, se ha desarrollado una arquitectura de impunidad que permite la acción de las grandes corporaciones con complicidad de gobiernos, a través de la adaptación de sus legislaciones a favor del sector privado por encima de los derechos de las comunidades y a través de la firma de tratados de libre comercio (TLCs) y Acuerdos de Asociación (ADA).

Asimismo, resultó claro para la delegación la existencia de una metodología corporativa que, mediante transferencias de recursos y publicidad engañosa en el marco de la Responsabilidad Social Empresarial enfrenta a poblaciones, y transmite una imagen amable de la empresa, mientras perpetua violaciones de derechos en otras partes del globo.

La delegación de la federación ecologista fue encabezada por la recientemente nombrada presidenta de Amigos de la Tierra Internacional, Jagoda Munic de Croacia, acompañada por delegados y delegadas de Filipinas, España, Argentina, Brasil, Uruguay, Honduras, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Suecia.

La mina de Marlin de multinacional canadiense Goldcorp y las comunidad aledañas fueron la primera parada de la gira en el municipio de San Miguen Ixtahuacán, Guatemala. La siguiente visita, en Santa Cruz de Barillas, permitió a la delegación conocer la situación de los presos políticos detenidos arbitrariamente en mayo de 2012 en el marco de la resistencia a la construcción de una presa hidroeléctrica por parte de la española Hidralia S.A., así como el caso de los presos de la población de San José del Golfo que defendían a sus comunidades de la instalación de la minera Exmingua de la canadiense Radius Gold Corporation.

Los siguientes días de la gira, la Misión conoció a fondo la lucha del Comité Ambiental del departamento de Cabañas en varios cantones con el objetivo de evitar el inicio del proyecto extractivo de oro y plata en el cantón El Dorado a cargo de la también canadiense Pacific Rim en El Salvador.

“Después de las conversaciones con las comunidades afectadas, hay un sentimiento de tristeza y de enojo ante la situación a la que se enfrentan” dijo Jagoda Munic quien expresó la solidaridad internacional con la lucha de las comunidades afectadas en Guatemala y la defensa de los derechos humanos, así como la responsabilidad de Amigos de la Tierra Internacional para continuar apoyando a las comunidades en resistencia. “A las comunidades en resistencia se las ha acusado de terrorismo y hemos comprobado que, lejos de ello, se trata de defensores y defensoras de sus territorios y sus medios de vida”, sentenció la activista ambiental croata.

Por su parte, el Presidente de Amigos de la Tierra España, Víctor Barro, señaló que “empresas que se dicen españolas, como Hidralia SA, Telefónica, Unión Fenosa y Aguas de Barcelona entre otras han realizado inversiones en América Latina, generando conflictos socio ambientales y violaciones de derechos humanos. Estas acciones constituyen la garantía para la continuidad del modo de vida en Europa, que se encuentra también en crisis y afecta cada vez más a los pueblos en las dos regiones, como se manifestó en la reciente huelga general realizada en el continente”.

Barro transmitió a su vez un mensaje de los presos políticos a quienes visitaron en la penitenciaría preventiva de la Región 18 de ciudad de Guatemala: “que la empresa deje en paz a nuestras familias y se vaya de nuestros territorios”.

Aunque la labor de la Misión les llevó a enfrentarse a situaciones de extrema dureza para las mujeres y hombres comprometidos en la lucha contra estas corporaciones, también significó percibir directamente la dignidad, alegría, diversidad, capacidad organizativa y estatura ética de quienes hacen efectiva la resistencia al ser conscientes de que de ellos depende la vida de su generación y las siguientes.

Te gusto, quieres compartir