El lado ruinoso de la NBA

La mitad de los equipos de la liga, que comienza esta madrugada, pierden dinero año tras año pese a la bajada general de salarios. Esto hace cuestionarse hasta qué punto y hasta cuándo será sostenible el sistema de competición

EDUARDO ORTEGA

La NBA es uno de los mayores espectáculos deportivos del mundo, pero esto no se traduce en un gran negocio. Al menos para la mitad de la liga. De los treinta equipos que conforman la competición, quince pierden dinero, según datos de Forbes.

La NBA echa andar esta madrugada con tres partidos (Washington-Cleveland, Boston-Miami y Dallas-Los Ángeles Lakers), entre los que se incluyen dos de los equipos ‘pobres’: Wizards y Mavericks. Los otros trece son: Orlando, Portland, New Jersey, Utah, Denver, Philadelphia, New Orleans, Indiana, Charlotte, Minnesota, Atlanta, Memphis y Milwaukee.

El estado de las arcas de la mitad de la NBA no es nada boyante. Pese a que los ingresos de la liga aumentan año tras año -en la 2010-11 ganó unos 4.000 millones de dólares-, las pérdidas del 50% de la competición lo hacen también.

Los propietarios de los equipos culpan a los estratosféricos salarios de los jugadores, lo que derivó la temporada pasada en el lockout o cierre patronal. Tras él se acordó rebajar del 57% a entre un 49 y un 51% el porcentaje que reciben los jugadores de los ingresos anuales de la liga. Además, dentro del acuerdo también se pactó que el salario aumentaría un 7,5% cada año en lugar del 10,5% que era antes.

Los derechos televisivos no compensan

Con este trato, los clubes se ahorrarían unos 250 millones de dólares anuales de sus maltrechas arcas. Pero, pese al acuerdo y el mal estado económico de parte de la NBA, los clubes gastarán este año un 4% más en salarios que la temporada pasada, con los Lakers en cabeza.

Los equipos de la NBA perdieron un total de 1.845 millones de dólares entre 2005 y 2011

El valor medio de cada equipo también ha aumentado un 6,5%, según Forbes, que, no obstante, alerta de que la brecha entre los equipos ‘ricos’ y los ‘pobres’ aumenta. Como ejemplo: el valor de los 15 equipos que menos ganan ha caído un 0,4%. El dispendio de cadenas como TNT, ESPN y ABC por los derechos televisivos vuelve a ser enorme (alrededor de 1.000 millones de dólares), pero no parece dar para compensar una situación que comieza a ser insostenible.

De hecho, según un estudio de Forbes, los equipos de la NBA perdieron un total de 1.845 millones de dólares entre 2005 y 2011, siendo la peor de todas la 2008-09, cuando 24 de los 30 equipos de la competición incurrieron en pérdidas. En la penúltima fue sólo un club menos.

La situación es peor todavía en comparación con los otros dos grandes deportes de Estados Unidos, el fútbol americano y el bésibol, que cosechan mejores datos de audiencia y de espectadores, y, por lo tanto, mucho más dinero. La NFL, por ejemplo, gana al año más del doble que la NBA.

Paralizada la NBA en Europa

Para solucionar el embrollo, David Stern -comisionado de la NBA, que hace unos días anunció que lo deja- se propuso exportar el negocio -o la ruina- fuera de Estados Unidos. China y, sobre todo, Europa serían los principales mercados objetivos.

La idea, de la que en un principio participaban equipos como el Barcelona o el Real Madrid, se ha quedado en un mero boceto por los cuantiosos desembolosos que supondría para los clubes europeos participar en la NBA, en el contexto de crisis actual.

“La situación económica de nuestros equipos parece estar en posición de capear el temporal”, dijo Stern en 2008, cuando se le preguntó por la influencia que podría tener la crisis mundial en la liga. “Eso no significa que no podamos recibir algún golpe por la crisis, pero ahora mismo nuestra capacidad de aguante es muy alta”, añadió. Habrá que ver cuánto de alta sigue siendo, y si continúa siendo sostenible una competición de 30 equipos en la que la mitad pierde dinero año tras año.

Tomado de Publico.es

 

Te gusto, quieres compartir