La teoría malthusiana totalmente fuera de foco

Omar Marroquín Pacheco

El planteamiento de la teoría Malthusiana conocida originalmente como ensayo sobre la población sintéticamente esboza que el crecimiento de los alimentos es en forma aritmética es decir linealmente (0, 1, 2, 3, 4…) y el crecimiento de la población en forma exponencial (2, 4, 8, 16…) y que esto tendría efectos negativos en la humanidad.

Históricamente el crecimiento poblacional en los primeros 16 siglos de la era cristiana la población en el mundo nunca supero los 200 millones de personas, es a partir del siglo XVII que se da un crecimiento exponencial que llega hasta nuestros días, en la actualidad la cantidad de población se duplica cada 35 años y somos en el planeta tierra más de 7 mil millones de personas.

Las tasas de natalidad decrecientes en muchos de los país desarrollados producto de los inviernos demográficos que los aquejan, pudiendo incluso en caso extremo llegar a estar en peligro de extinción, a manera de ejemplo se ha proyectado que para finales del siglo XXI, Europa contara con suficientes recursos pero con solo 30 millones de habitantes.  La única salida que tienen en estos momentos los   europeos es permitir la entrada de emigrantes, para que realicen los trabajos sucios que los nativos no quieren o no puedan realizar por razones de edad.

Retomando el titulo de este artículo, Malthus  dio una falsa alarma al decir que los alimentos crecían linealmente mientras que la población crecía  exponencialmente, esta teoría quedo totalmente fuera de foco al poder crecer los alimentos en forma  exponencial a la tasa que se desee, producto de las nuevas tecnologías de la información.  En cuanto a los alimentos sean estos de la forma de producción clásica o la incorporación de la ingeniería genética, proporciona tasas de crecimiento de los alimentos por encima de las tasas de crecimiento poblacional, esto sin resentir al medio ambiente.

La utilización adecuada de los recursos naturales como la energía solar y eólica, pueden generar energía para todos a precios bajos, contrarrestando el ya famoso efecto de invernadero, sin provocar contaminación al medio natural.

Lo que queda claro es que las nuevas tecnologías de la información,  es que ya la humanidad dispone de recursos técnicos suficientes para combatir las grandes lacras del pasado: hambre, enfermedad, analfabetismo, pobreza, soledad, etc, etc.

Lo que hace falta es la voluntad de los países desarrollados en el sentido de no tratar de imponer a los países en vías de desarrollo sus modelos como las únicas panaceas, ya que nuestras realidades son totalmente diferentes con niveles de especificidades totalmente distintos.

Lo que queda claro es que el mundo en este momento tiene la capacidad instalada para poder producir los alimentos para alimentar a mucha más personas de las que actualmente tiene, pero aún así muchos mueren por desnutrición anualmente en el planeta tierra.

 

 

 

Te gusto, quieres compartir